Estimados Amigos:

Hoy comienzo mi carta con un tema que ya tiene tiempo preocupándome y que hoy en día parece estar aún más grave.

La nueva camada de jóvenes conocida como generación Z, la que sigue de los milenials, parece no encontrar su camino y está confundida, manipulada y definitivamente cuestiona su futuro.

Las universidades en todo el mundo se han vuelto un semillero de descontento y movimiento a una izquierda malentendida, atemorizada por la automatización e inteligencia artificial que los va a desplazar, están canalizando su inseguridad a manifestarse contra los valores tradicionales y a proclamar su apoyo por causas que no entienden y que no tienen ninguna afinidad con ellos.

El ver las protestas contra Israel, país “colonizador” que no solo no coloniza sino devolvió el territorio que le fue asignado por las Naciones Unidas y que compró a pesar de que históricamente le pertenecía, olvidando los horrendos hechos del 7 de Octubre, donde las imágenes de asesinatos, violaciones, mutilación y destrucción total de hombres, mujeres, ancianos y bebes, nos hace reflexionar a dónde va el mundo si esos son los lideres de mañana.

El ver a los homosexuales atacando al único país liberal que sí los acepta en el Medio Oriente, es claro indicador del desconocimiento de la realidad.

Estamos en un momento crucial para la humanidad, si vemos lo que dijo Jamie Dimon, el presidente de JP Morgan, el banco más grande del mundo: “este puede ser el momento más peligroso que el mundo ha visto en décadas” ó el Presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, que dijo que estamos en una coyuntura que nos puede llevar a una crisis global, es momento de reflexionar como individuos y como países y tratar de evitar ese Armagedón.

Guerras en Ucrania y Medio Oriente, asesinatos de Sikhs en América ordenados por el gobierno de India, inflación y contracción económica global, son elementos que obligan a reflexionar sobre el futuro que le espera a nuestros hijos y nietos.

Pero ya es suficiente de filosofía y empecemos con el análisis que hacemos cada mes.

La economía de los Estados Unidos sigue su marcha bastante estable sin caer en la recesión que muchos habían pronosticado.

La inflación se está regresando del 8% al que llegó a 3.2%, aunque todo parece estar más caro que ese pequeño aumento y el desempleo se mantiene abajo del 4% y el crecimiento del PIB en el tercer trimestre fue un sorprendente 5.2%.

La venta de casas está en el nivel más bajo de 15 años por la combinación de falta de inventario y tasas hipotecarias muy altas, pero los precios ya empezaron a subir de nuevo, un incremento de Noviembre a Noviembre de 6.8%. Es interesante saber que 39.9% de todas las casas no tienen hipoteca, pero que el pago de las que si tienen deuda se está llevando el 40% de los ingresos de los dueños.

Por otro lado, el 28% de los jóvenes dijeron que no cuentan con los recursos para enfrentar una emergencia de $400 dólares. El número de casas donde la pareja trabaja se redujo de 1.39 a 1.34, en parte por el costo de cuidado de los niños, y entre la gente que gana menos de $60,000 anuales, el uso del crédito que tienen en tarjetas de crédito es de 91%! El 43% de todos los tarjetas-habientes solo paga el mínimo mensual, a pesar de que las tasas están arriba del 30%, lo cual es un lastre que no pronostica una buena temporada navideña.

Es interesante observar que el gobierno otorgó $814 billones de dólares de subsidios durante la pandemia para evitar la recesión, lo cual funcionó bien, pero produjo la inflación que vemos hoy en día.

El número de trabajadores que está físicamente en las oficinas es 49.3% y se espera una crisis en el área de bienes raíces comerciales, ya que el valor de los edificios se ha caído hasta 30% y no será posible refinanciar los créditos a medida que se vayan venciendo.

En una encuesta donde les preguntaron a miles de personas si estaban viviendo el sueño americano de estabilidad, tranquilidad y buenas expectativas a futuro, solo el 36% contestó afirmativamente, después de que, en las 2 encuestas previas, en 2012 y 2016, la respuesta había sido 53% y 48% respectivamente.

Los altos déficits del gobierno americano que son cubiertos al emitir deuda, preocupan a futuro y hoy la cantidad de deuda en manos de extranjeros ha bajado del 43% al 30%.

China era el comprador más fuerte, pero ha reducido sus inversiones en $600 billones, al mismo tiempo que Japón ha incrementado considerablemente sus compras. 

Se pronostica que la deuda del gobierno de EUA llegue para 2050 entre el 181% y el 340% del PIB, y que el déficit gubernamental sea de $3 trillones al año. Más les vale que los intereses estén muy bajos ó el servicio de esa deuda será el rubro más grande del presupuesto y afectará lo que se pueda gastar en infraestructura, servicios, etc.

Las bolsas de valores han ignorado la crisis y siguen subiendo, pero vale la pena notar que del S&P500, el índice de las 500 empresas más grandes de Estados Unidos que ha subido 13.6%, 7 empresas que las denomina “las 7 magnificas” (Microsoft, Tesla, Google, Facebook, Nvidia, Apple y Amazon) han subido 54.2%, mientras las otras 491 han subido solo 1.2%. Tesla salió a la bolsa hace 13 años y hoy está exactamente en el mismo precio que cuando inició su actividad bursátil.

La energía limpia, encabezada por los molinos de viento, ha tenido muchos problemas y la empresa más grande del mundo, basada en Dinamarca, que iba a construir dos plantas enormes en el mar en Estados Unidos decidió cancelar el proyecto.

Los autos eléctricos ya llegan al 7.4% de todos los coches de Estados Unidos con Tesla liderando la venta con 56.3% del mercado, pero ya la euforia parece haber terminado y las agencias de coches están ofreciendo mejores descuentos en coches eléctricos que en los de combustión interna.

Cuando comenzó el interés serio en energía limpia, salieron al mercado fondos de acciones que solo invertían en empresas que ayudaban al medio ambiente, socialmente aceptables y con buena gobernancia. Desafortunadamente los resultados obtenidos no han sido muy buenos y poco a poco los inversionistas han ido saliendo de estos fondos.

En la política y ante la cercanía de las elecciones presidenciales, Biden sigue con sus problemas cognitivos olvidando lugares, dando discursos difíciles de entender y con problemas legales por todo lo que hizo su hijo Hunter.

Del lado republicano Trump, a pesar de tener 4 juicios encima, sigue muy arriba en las encuestas y parece que se perfila que el contendiente estará entre él y Nikki Haley, la ex-gobernadora de Carolina del Sur y ex-embajadora en las Naciones Unidas, quien ha recibido el apoyo de grandes donadores que en 2016 apoyaron a Trump y ahora están en su contra.

Repito que es muy preocupante pensar en una elección Trump-Biden donde ambos son inaceptables, pero yo sigo creyendo que Biden se retirará por “razones de salud”.

México sigue reportando buenos números en cuanto a crecimiento e inclusive la OCDE elevó el pronóstico del PIB para este año a 3.2%, 2.5% en 2024 y 2% en 2025, anticipando un crecimiento menor en EUA y por ende una baja en las exportaciones al país del norte.

Tanto las cifras de empleo como de producción muestran un ligero aumento, las remesas en su punto más alto de la historia, $5,612 millones de dólares en el mes, las reservas en $206.5 billones, la producción de autos en el nivel más alto de 29 meses. El superávit en la cuenta corriente de $2,612 millones de dólares es muy bueno, pero por qué no se invierte ese excedente en infraestructura?

Por otro lado, vemos que la inversión directa extranjera está 40% por abajo de 2022, todos los aeropuertos reportando un menor número de usurarios, el Congreso aprobando un presupuesto deficitario con muy poca inversión en infraestructura y un reporte de que las magnaobras como el tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el AIFA costaron $368 billones de pesos más de lo presupuestado según cifras del CIEP. Esos $22 billones de dólares hubieran creado mucha luz, agua, comunicaciones y otra infraestructura tan necesarias si realmente se quiere atraer el famoso y elusivo nearshoring.

Según estudios del American Chamber of Commerce en México, el país va a requerir una inversión de $112 billones de dólares en 10 años para generar la electricidad necesaria para el crecimiento industrial proyectado.

El Presidente Lopez Obrador quiere crecer los ferrocarriles para pasajeros cuando hay gran necesidad de un sistema ferroviario para carga, uno de los muchos motivos que la inversión extranjera directa bajó 47.2% respecto a 2022, la peor en los últimos 12 trimestres.

Hablando del resto del mundo, China sigue con graves problemas de crecimiento y la proyección de incremento para el próximo año esta por debajo de 5%, que para ellos es casi una contracción. El viaje de Xi Jinping no produjo grandes resultados, y la supuesta negociación con Biden sobre el fentanil no era el propósito de una supuesta junta en la cumbre.

La inversión extranjera en China se ha caído estrepitosamente, parte por las sanciones impuestas por Estados Unidos y parte por la falta de crecimiento interno.

El resto de Latinoamérica sigue con crecimiento moderado, inflación a la baja y tasas de interés hacia abajo, tanto en Perú, Chile y Brasil.

Argentina eligió a Milei como presidente, un resultado de protesta contra tantos años de inflación, desempleo y corrupción que viene desde Menem y los Kirchner, pero que marca un rebote del movimiento al populismo que vimos en casi todo el continente desde hace unos años. El proyecto de dolarización del país se ve complicado, pues no cuentan con las reservas necesarias para cambiar los pesos.

Esta vez voy a hablar de Israel desde el punto de vista de la economía y no de la tragedia de Octubre 7 y todos los efectos de esa atrocidad en el gobierno y en el pueblo.

Una economía de $520 billones de dólares anuales, con un PIB per cápita superior a Francia, Inglaterra y Alemania, al que de la noche a la mañana le quitan al 8% de su fuerza de trabajo que son llamadas de emergencia a la reserva militar, a la que le quitan 60,000 palestinos que cruzaban diario a trabajar ganando 3-4 veces lo que podían percibir en Gaza y donde el turismo prácticamente desapareció, está ahora con un crecimiento negativo anualizado del 11%, lo cual nunca antes había sucedido.

La bolsa de valores se ha desplomado 13% en dólares y el shekel está en su nivel más bajo desde 2012, a pesar de una intervención del banco central que ha invertido $45 billones de dólares en la defensa de la moneda.

La inversión extranjera en alta tecnología no se canceló, pero se pospuso y mucho dependerá lo que pase de lo que dure el conflicto.

Las empresas de alta tecnología que contratan a gente joven, han perdido 15% de su personal y reportan que en promedio están trabajando al 70% de la actividad que tenían antes del 7 de Octubre.

Por todas las razones humanitarias más las económicas, ojalá el conflicto termine pronto, y que Dios quiera regresen todos los rehenes y se elimine a Hamas con las menores pérdidas posibles de civiles palestinos para que el país pueda volver a una relativa normalidad, ya que nunca volverá a ser lo mismo ante el horrible ataque sufrido.

Los mercados bursátiles tuvieron un mes bastante bueno con las bolsas de valores recuperando como 7% promedio y los mercados de renta fija con su mejor mes en varios años al bajar la tasa del bono de tesorería de 10 años de 5% a 4.30%, resultando en un aumento de los instrumentos de renta fija de más del 4%.

La tasa hipotecaria que llegó a 8% ya regresó a 7.3%, aún muy elevada, pero moviéndose en la dirección correcta.

El oro llegó a su nivel histórico más alto $2,052/oz y el bitcoin se disparó dramáticamente superando el nivel de $38,000.

Espero que pronto podamos hablar de un mundo más tranquilo y estable y mientras les deseo un buen fin de año y un 2024 de salud, paz y prosperidad.

Un abrazo,

Luis


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío. Reproducción autorizada con la mención siguiente: @EnlaceJudio

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈