El coronel Asaf Hamami, de 41 años, de Kiryat Ono, comandante de la Brigada Sur, cayó en batalla el 7 de octubre y sus restos los tiene Hamás en Gaza.

Es considerado “un soldado caído de las FDI secuestrado por una organización terrorista”, le sobreviven su esposa y tres hijos, de acuerdo con Arutz Sheva.

Hamami es uno de los tres oficiales superiores que cayeron el 7 de octubre, cuando Hamás atacó a Israel.

El alcalde de Kiryat Ono, Israel Gal, dijo: “Asaf Hamami, de bendita memoria, comandante de la Brigada del Sur, fue llamado junto con su puesto de mando para proteger el Kibutz Nirim. La batalla de unos pocos contra muchos fue posible gracias a su heroica lucha y la de su comando. y sacrificio: protegieron el asentamiento con sus cuerpos y atrajeron hacia sí a una parte importante de los terroristas”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío