Saleh al-Arouri, vicejefe del politburó de Hamás, dijo en una entrevista con Al Jazeera este sábado que las negociaciones con Israel para una mayor liberación de rehenes a cambio de prisioneros palestinos se han detenido, y que no habrá más hasta que Israel ponga fin a la guerra.

Al-Arouri afirmó que Hamás ha liberado a todas las mujeres y niños que tenía retenidos, así como a todos los extranjeros, y que los rehenes que quedan en sus manos son todos combatientes y excombatientes.

Israel dice que los terroristas de Gaza todavía retienen a 15 mujeres civiles y dos niños tomados como rehenes durante el ataque del 7 de octubre contra el sur de Israel.

“Desde el principio, el movimiento Hamás anunció que los prisioneros extranjeros serían liberados sin compensación y que los niños y mujeres rehenes no eran un objetivo y serían liberados”, dijo al-Arouri.

“Los prisioneros que quedan en nuestras manos son soldados y exsoldados, y no habrá negociaciones sobre ellos hasta el final de las hostilidades”, añadió.

Esta categoría incluye a hombres mayores, algunos de los cuales todavía sirven en las reservas de las FDI, afirmó.

Dijo que el grupo terrorista estableció condiciones para la liberación de los rehenes que aún retiene que eran diferentes de las que ya había liberado, y afirmó que Israel rechazó esas condiciones.

Son 136 los rehenes que siguen en manos de grupos terroristas de Gaza: 114 hombres, 20 mujeres y dos niños. Diez tienen 75 años o más. La gran mayoría, 125, son israelíes. Once son ciudadanos extranjeros, incluidos ocho de Tailandia.

Israel dice que su tregua con Hamás estipulaba que el grupo terrorista liberaría a todas las mujeres y niños civiles antes de liberar a otras categorías de rehenes.

Más temprano el sábado, la agencia de espionaje Mossad anunció que un equipo negociador que había estado en Catar para discutir una posible nueva tregua había sido llamado a Israel ya que las conversaciones habían llegado a un “callejón sin salida”.

En la entrevista del sábado con Al Jazeera, al-Arouri reiteró que la única manera de que Israel liberara a sus rehenes es primero cesar las hostilidades y luego liberar a “todos nuestros prisioneros”.

Más de 200 palestinos fueron liberados de prisiones israelíes durante los siete días de la tregua que comenzó el 24 de noviembre y finalizó el viernes.

Hasta el 1 de noviembre, las autoridades israelíes mantenían detenidos a casi 7.000 palestinos de Judea y Samaria por delitos de seguridad, según la organización israelí de derechos humanos HaMoked.

Al comentar sobre la reanudación de las operaciones militares israelíes en la Franja de Gaza tras el fin de la tregua, al-Arouri dijo: “Que [Israel] quiebre a la resistencia en Gaza y controle la Franja de Gaza son sólo ilusiones”.

El funcionario señaló que las escenas en las que Hamás entregó algunos de los rehenes a la Cruz Roja dentro de la ciudad de Gaza demostraron que Israel no había logrado hacerse con el control de la ciudad y el norte del enclave costero.

Israel reconoce que aún no ha tomado el control de todas las zonas del norte.

Anunció además que Hamás está dispuesto a intercambiar cuerpos de rehenes israelíes por cuerpos de terroristas de Hamás retenidos por Israel, pero que necesita tiempo para exhumar a los israelíes muertos, quienes, según afirma, murieron en bombardeos de las FDI.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío