martes 25 de junio de 2024

Regreso al futuro: científicos en Israel desarrollan primer método para rastrear los cambios celulares en el cuerpo

Investigadores del laboratorio del Prof. Ido Amit en el Instituto Weizmann de Ciencias han logrado desarrollar por primera vez un método para rastrear y medir los cambios a lo largo del tiempo en células individuales dentro del cuerpo.

Mientras los físicos siguen discutiendo sobre si el tiempo es realmente una ilusión, como afirmó Albert Einstein, los biólogos no tienen dudas sobre su importancia para comprender la vida como un sistema dinámico.

En los últimos años, han adquirido una comprensión cada vez más profunda de los sistemas biológicos complejos utilizando herramientas que permiten el análisis simultáneo de grandes cantidades de datos celulares y moleculares y el sondeo de los circuitos celulares que provocan enfermedades. Sin embargo, estas investigaciones en profundidad sobre cómo se comportan e interactúan las células han proporcionado sólo instantáneas separadas de lo que sucede dentro de organismos complejos, sin tener en cuenta la dimensión del tiempo ni revelar la secuencia de eventos celulares, según publica phys.org.

Ahora, en un nuevo estudio publicado en Cell, investigadores del laboratorio del Prof. Ido Amit en el Instituto Weizmann de Ciencias han logrado desarrollar por primera vez un método para rastrear y medir los cambios a lo largo del tiempo en células individuales dentro del cuerpo.

El método, denominado Zman-seq (de la palabra hebrea zman, que significa “tiempo”), consiste en etiquetar células con diferentes marcas de tiempo y rastrearlas en tejido sano o patológico. Utilizando esta máquina del tiempo celular, los investigadores pueden conocer la historia de las células y cuánto tiempo permaneció cada célula en el tejido, logrando finalmente comprender los cambios temporales moleculares y celulares que tuvieron lugar dentro de ese tejido.

Las tecnologías unicelulares, las herramientas que permiten a los biólogos comprender lo que sucede dentro de las células individuales, han avanzado significativamente en los últimos años, en gran parte gracias a la vibrante comunidad de investigación unicelular en la que el laboratorio de Amit es uno de los pioneros.

Con estas herramientas ahora es posible obtener imágenes de alta resolución de cómo se desarrollan las enfermedades y cómo responde el cuerpo a diferentes medicamentos, identificar poblaciones de células raras, descifrar qué células interactúan entre sí y cómo se distribuyen espacialmente en un tejido.

Sin embargo, todos estos importantes conocimientos equivalen a obtener muchas imágenes fijas de una película y tratar de comprender la trama. “Saber qué precedió a qué no es suficiente para deducir la causalidad, pero sin este conocimiento, realmente no tenemos posibilidades de comprender cuál es la causa y cuál es el efecto”, dice Amit.

El desarrollo de esta nueva e innovadora tecnología comenzó con la investigación del Dr. Daniel Kirschenbaum, investigador postdoctoral en el laboratorio de Amit. Kirschenbaum nació en Hungría e hizo su doctorado. en neuropatología en Suiza, donde estudió el glioblastoma, el tumor cerebral más común y agresivo.

“Normalmente pensamos en el cáncer como células que crecen sin control, pero en realidad el cáncer es también la pérdida de la capacidad del cuerpo, y específicamente de su sistema inmunológico, para controlar este crecimiento”, afirma. “Y cuando nos fijamos en los tumores, gran parte de ellos están compuestos de células inmunes disfuncionales, que a veces constituyen un tercio o incluso la mitad de todas las células de un tumor”.

El glioblastoma es uno de los tipos de tumores más inmunosupresores. “Para comprender cómo vencer este cáncer, debemos comprender qué les sucede a las células inmunitarias cuando ingresan al tumor y por qué pierden la capacidad de combatir el tumor y se vuelven disfuncionales”, explica Kirschenbaum. “Lo ideal sería tener un pequeño reloj en cada célula que nos indique cuándo entró en el tumor y cuándo se activan las señales y los puntos de control que le indican que se vuelva incompetente. Se pensaba que esta máquina del tiempo de regreso al futuro era imposible de desarrollar.”

El gran avance se produjo cuando Kirschenbaum decidió adoptar un enfoque sorprendente. “En lugar de intentar medir el tiempo en las células dentro del tejido tumoral, decidimos intentar marcar las células mientras todavía están en la sangre, antes de que entren en el tumor. Usando diferentes tintes fluorescentes en diferentes momentos, luego podemos saber exactamente cuándo entró cada célula al tejido y cuánto tiempo estuvo allí, y esto revela los cambios dinámicos que le sucedieron a las células en el tejido, por ejemplo, cuáles son las diferentes etapas en las que las células inmunes se vuelven disfuncionales dentro del tumor”.

El desafío, añade Kirschenbaum, era desarrollar la forma óptima de colorear las células de la sangre en momentos específicos, asegurándose de que el tinte no llegue al tejido en sí o permanezca demasiado tiempo en la sangre, potencialmente mezclándose con el siguiente tinte. Al mismo tiempo, el tinte tenía que permanecer en las células el tiempo suficiente para poder medirlas.

Como parte del estudio, los investigadores del laboratorio de Amit demostraron que el método permite medir el tiempo en las células inmunes en diferentes tejidos: el cerebro, los pulmones y el sistema digestivo de modelos animales.

Utilizando Zman-seq, Kirschenbaum y sus colegas pudieron comprender por qué el sistema inmunológico es tan disfuncional en la lucha contra el glioblastoma.

“Por ejemplo, demostramos que las células inmunitarias llamadas células asesinas naturales, que, como su nombre indica, son cruciales para matar las células rebeldes, se vuelven disfuncionales muy rápidamente porque el tumor secuestra sus mecanismos de destrucción, y esto sucede en menos de 24 horas después de su aparición en el tumor, lo que explica por qué los intentos terapéuticos de aprovechar el sistema inmunológico para combatir el glioblastoma son tan ineficaces”, afirma Kirschenbaum.

Otros miembros del laboratorio de Amit en el Departamento de Inmunología de Sistemas del Weizmann, incluidos el Dr. Ken Xie y el Dr. Florian Ingelfinger, contribuyeron al desarrollo de Zman-seq. Entre los colaboradores se encontraban los inmunólogos Prof. Marco Colonna de la Universidad de Washington, Prof. Katayoun Rezvani de la Universidad de Texas, Prof. Florent Ginhoux del Instituto de Inmunología de Shanghai, neurooncólogo Dr. Tobias Weiss del Hospital Universitario de Zurich y biólogos computacionales Prof. Fabian J. Theis del Centro Helmholtz de Múnich y el Prof. Nir Yosef del Instituto Weizmann.

Ahora, los investigadores del laboratorio de Amit están desarrollando formas de bloquear los puntos de control tumorales que incapacitan el sistema inmunológico para reactivar el sistema inmunológico en el glioblastoma y otros tumores difíciles de tratar. Además, planean adaptar Zman-seq al estudio de la dinámica temporal de las células de todo el cuerpo humano.

“Por ejemplo, muchos pacientes con cáncer reciben terapia antes de la cirugía. Queremos utilizar el método para colorear las células inmunitarias del cuerpo durante ese período para que, después de la cirugía, podamos comprender mejor la dinámica de las células inmunitarias en el tumor y optimizar los tratamientos del paciente”, añade Kirschenbaum.

“Hasta hoy, había bastantes métodos diferentes que intentaban analizar datos unicelulares y organizarlos a lo largo de un eje temporal según diferentes parámetros. Pero todos estos enfoques eran algo arbitrarios a la hora de elegir cuál era la secuencia de eventos”, dice Amit.

Zman-seq proporciona los ‘hechos concretos’, las mediciones empíricas que permiten a los científicos comprender el orden preciso de los eventos por los que pasan las células inmunes y otras células cuando ingresan a un tumor, y esto puede conducir a una idea completamente nueva sobre cómo generar terapias más efectivas para el cáncer y otros trastornos”.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío. Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad