Juntos venceremos
martes 16 de julio de 2024

Hamás gastó más de 1 millón de dólares en la producción de puertas, hormigón y otros gastos de taller en 2022, según un documento financiero descubierto por las fuerzas israelíes en Khan Yunis, dijo el viernes la Unidad del Portavoz de las FDI, según The Jerusalem Post.

Las fuerzas israelíes encontraron armas en hogares y escuelas en Khan Yunis y al-Shati.

El documento, dirigido a Abu-Mohammed, el comandante de la Brigada Khan Yunis de las Brigadas al-Qassam, fue escrito por Abu-Ali Albari del Departamento de Operaciones de la Brigada Khan Yunis.

El informe se encontró mientras las FDI continuaban sus operaciones en el área de Khan Yunis. En las últimas semanas, la 98ª División eliminó a muchos terroristas, destruyó docenas de túneles y reveló importantes materiales de inteligencia.

Entre los terroristas eliminados se encontraban el jefe de la formación de aviones no tripulados Khan Yunis de Hamás, el comandante de la compañía de observación y los comandantes de Nukhba en la Brigada Khan Yunis.

La semana pasada, las operaciones en Khan Yunis se ampliaron y la Brigada Kfir se unió a las fuerzas en la zona.

Brigada Givati operando en Khan Yunis (captura de video de las FDI)

Las fuerzas israelíes también encontraron grandes cantidades de armas dentro de una casa en Khan Yunis, incluidas armas de fuego y artefactos explosivos.

En medio de las operaciones en Khan Yunis, las tropas en tierra ordenaron a un avión de combate de la Fuerza Aérea israelí que atacara a un agente de ingeniería de Hamás responsable de colocar artefactos explosivos cerca de las tropas de las FDI. También resultó alcanzada una célula terrorista que salió de un túnel y disparó un RPG contra las fuerzas israelíes.

Encuentran armas en hogares y escuelas.

Además, en el campo de refugiados de al-Shati, a lo largo de la costa de Gaza, las fuerzas israelíes llevaron a cabo redadas contra una escuela donde operaban terroristas de Hamás, localizando muchas armas, municiones y mapas.

En la ciudad de Gaza, las fuerzas israelíes descubrieron armas de fuego, morteros y explosivos en una casa junto a una guardería. En otra casa, se encontró en el alféizar de una ventana un misil RPG listo para ser lanzado, así como un lanzacohetes listo para su uso y apuntando hacia las zonas cercanas a la frontera con Gaza.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

La ex embajadora de Estados Unidos en Naciones Unidas dice que bastan 24 horas en la ONU para darse cuenta de que el antisionismo es sólo un nombre moderno para el antiguo mal del antisemitismo.

He visto antisemitismo. Lo enfrenté todos los días en las Naciones Unidas. Y sé que los que odian a los judíos intentan ocultarlo diciendo que sólo odian a Israel, publicó The Jerusalem Post.

El secreto peor guardado en la ONU es que el antisemitismo opera justo debajo de la superficie. Lo vi en mis primeros días en el trabajo como embajadora de Estados Unidos ante la ONU, después de reunirme con el embajador de Israel. Rompí con el precedente y puse a Israel por delante de muchos países con los que los embajadores estadounidenses suelen reunirse primero. Para mí, era más importante mostrar mi apoyo a Israel, uno de los aliados más cercanos y amigos más queridos de Estados Unidos.

El sesgo antiisraelí y el antisemitismo de la ONU y a qué conducen

La ONU en general ve a Israel de manera diferente. ¿Cómo podría llamar amigo a Israel? Piensan que Israel es un paria, diferente de algún modo de cualquier otro país. Pero, ¿qué es exactamente lo que hace diferente al único Estado judío del mundo? Cuando planteas la pregunta así, se responde sola.

Ningún otro país es tratado como Israel. El Consejo de Seguridad de la ONU celebró una reunión mensual sobre “la situación en Medio Oriente”, que claramente estaba diseñada para atacar a Israel. Me negué a asistir y aproveché la reunión para discutir la situación real en Medio Oriente: las ambiciones de Irán, la brutalidad de Siria y la maldad de ISIS. Sin embargo, aunque cubrí amenazas y crisis reales, otros países señalaron a Israel por cosas que no hace. Se le acusa de oprimir a los palestinos, a pesar de ser la única democracia en Medio Oriente, que respeta los derechos de los árabes, los judíos y cualquier otra persona que viva dentro de sus fronteras.

La exembajadora ante la ONU, Nikki Haley, habla en una reunion anual de liderazgo de la Coalicion Judia Republicana el 19 de noviembre de 2022 en Las Vegas. (ASSOCIATED PRESS)

De hecho, Israel se distingue por cosas que hacen todos los países. Sólo se denuncia a Israel por elegir su capital. Sólo Israel es censurado por defenderse de ataques con cohetes y terroristas suicidas. Al parecer, sería mejor que los judíos se dejaran matar. El doble rasero indica claramente que hay algo más profundo en juego, algo mucho más odioso.

ESTE antisemitismo VELADO continúa hasta el día de hoy. El año pasado, la Asamblea General de la ONU aprobó 15 resoluciones condenando al Israel democrático. Aprobó 13 resoluciones condenando a todos los demás países combinados, en un mundo que incluye tiranías asesinas como Corea del Norte, la China comunista y la Rusia de Vladimir Putin.

Luego está el llamado Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Tiene un tema permanente en la agenda dedicado exclusivamente a Israel. Ningún otro país recibe ese tipo de trato. Retiramos a Estados Unidos del Consejo porque tolera e incluso celebra el antisemitismo y los flagrantes abusos de los derechos humanos. También nos retiramos de la UNESCO, que niega la herencia judía, incluso cuando afirma proteger diversas culturas. Y luego está la UNRWA, que dejamos de financiar con dinero de los contribuyentes estadounidenses. La UNRWA enseña a los niños palestinos a despreciar a los judíos.

Ahora sabemos exactamente a dónde lleva eso. Al 7 de octubre de 2023.

Antes de que terminara el ataque inicial de Hamás, los antisionistas ya intentaban justificar la ola de asesinatos. Fue la peor matanza de judíos desde el Holocausto. Sólo un antisemita podría defender o disculparse por un mal tan evidente.

Y ahora está claro que el antisemitismo, disfrazado de antisionismo, está mucho más extendido de lo que la mayoría de la gente pensaba. Está en los campus universitarios. Está en las principales ciudades de Occidente. Está incluso en partes del Congreso de Estados Unidos.

Cuando estudiantes, médicos y funcionarios electos elogian a Hamás por luchar contra los “opresores” y los “colonialistas”, están diciendo tácitamente que está bien matar judíos. Cuando dicen: “Desde el río hasta el mar, Palestina será libre”, esencialmente están defendiendo otro Holocausto.

Espero que la mayoría de las personas que dicen estas cosas no se den cuenta. Pero me temo que muchos saben exactamente lo que dicen. Israel existe para proteger a los judíos. Por eso sus enemigos piden la destrucción de Israel.

Ahora es el momento de confrontar esta perversa visión del mundo con claridad moral y acción sin remordimientos. Necesitamos rectores universitarios que denuncien la farsa antisionista. Necesitamos ejecutivos de empresas que se nieguen a contratar personas que aprueben la violencia contra los judíos. Y sí, necesitamos líderes electos que apoyen a Israel.

Eso comienza con el presidente de los Estados Unidos. No necesitamos un líder que prometa luchar contra el antisemitismo y no condene el antisionismo, como el actual presidente. No deberíamos habernos reincorporado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU y a la UNESCO ni haber reiniciado la financiación de la UNRWA, como ocurrió en los últimos tres años. Y bajo ninguna circunstancia debemos guardar silencio o ser tímidos frente a los antisemitas en cargos electos, como ha hecho Joe Biden con sus compañeros demócratas. El mal es el mal y hay que denunciarlo o se extenderá.

El pueblo judío –y el Estado judío– corren hoy mayor riesgo que en cualquier otro momento de los últimos 75 años. Necesitan que Estados Unidos lidere la lucha contra el antisemitismo, en todas sus formas. Es hora de dejar claro en la ley federal que antisionismo es antisemitismo, eliminar el estatus fiscal de las universidades y organizaciones sin fines de lucro que odian a los judíos y poner fin permanentemente a todo apoyo de los contribuyentes a los organismos internacionales que alimentan este mal.

No debería haber duda de que Estados Unidos apoya a Israel. Deberíamos darle a Israel todo lo que necesita para derrotar a quienes pretenden destruirlo, empezando por Hamás.

Lo que está en juego es claro. El Estado judío necesita existir porque el pueblo judío tiene derecho a sobrevivir. Hace dos años, tras la última guerra de Israel contra Hamás, viajé a la frontera de Israel con Gaza. Fui a Sderot. Caminé por Ashkelon. Mientras estaba afuera de una casa que había sido destruida por cohetes terroristas, una mujer salió de entre los escombros. Empezó a gritar. Luego empezó a correr hacia mí. Me rodeó con sus brazos, me abrazó y me invitó a las ruinas de su casa.

Me mostró dónde estaba cuando cayeron los cohetes. Estaba sosteniendo a su nieto cuando la arrojaron contra la pared. Pude ver el contorno de donde la golpearon. Su cabello estaba incrustado en el yeso. Es un milagro que sobreviviera.

Dos años después, esa mujer sigue en peligro de muerte. Su vida está amenazada por quienes odian al pueblo judío y al Estado judío. Le debemos a ella, y a muchos otros, garantizar que el mal nunca gane, sin importar el nombre que reciba. 

La autora se postula para presidente de los Estados Unidos. Fue embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas de 2017 a 2018 y exgobernadora de Carolina del Sur.

________________________________________________________________________________________Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío. Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío