David, el padre del soldado Adir Tahar, asesinado el 7 de octubre mientras defendía las comunidades fronterizas atacadas durante la invasión de Hamás, habló sobre los horrores que los terroristas le hicieron al cuerpo de su hijo, informó Arutz Sheva.

En declaraciones al Canal 14, David dijo que los terroristas vejaron el cuerpo de su hijo de 19 años y se llevaron la cabeza a Gaza. Allí, uno de los terroristas intentó venderlo por 10.000 dólares.

“Los terroristas vejaron el cuerpo, lo decapitaron y se llevaron la cabeza a Gaza. Uno de los terroristas intentó vender su cabeza por 10.000 dólares. Es simplemente barbarie a niveles demenciales. Recibí un cadáver sin cabeza”.

Y añadió: “Durante casi dos meses y medio di vueltas por el mundo, tratando de entender dónde estaba la cabeza. Exigí que el ejército me permitiera ver el cuerpo. En algún momento, uno pierde la fe”.

David también dijo que la cabeza de su hijo fue rescatada de Gaza por soldados de las FDI de una unidad de élite, que recibieron información del Shin Bet tras los interrogatorios de dos terroristas, uno de los cuales dijo en el interrogatorio que había intentado vender la cabeza.

“Hace tres semanas, el Shin Bet, durante los interrogatorios de 2 terroristas arrestados en Israel, logró comprender que uno de los terroristas había intentado vender la cabeza por 10.000 dólares, y se transmitió una instrucción a una unidad de élite, junto con los cuerpos blindados y entraron en el centro de Gaza“.

La cabeza de Adir, dijo, fue encontrada en la plaza Falastin, en el frigorífico de una heladería: “En una bolsa, junto a pelotas de tenis, estaba la cabeza de mi hijo. Consiguieron traerme lo que quedaba y la enterramos junto con el rabinato”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío