La Policía de Israel anunció este lunes el arresto de dos árabes de Jerusalén Este acusados de apoyar al grupo terrorista Estado Islámico, que planeaban detonar explosivos cerca de la Knéset , informó The Times of Israel.

Ambos compraron productos químicos, incluido peróxido de hidrógeno, para fabricar artefactos explosivos que se utilizarían para matar a civiles y fuerzas de seguridad en Jerusalén, dijeron la Policía de Israel y el servicio de seguridad Shin Bet en un comunicado conjunto.

Se abrió una investigación luego de que el Shin Bet descubriera los planes de los sospechosos y estos fueran arrestados antes de perpetrar el ataque.

Según la hoja de cargos presentada ante el Tribunal de Distrito de Jerusalén, los sospechosos consumían regularmente materiales del Estado Islámico en línea, como videos sobre sermones religiosos y ejecuciones, incluidas decapitaciones.

La policía indicó que Mustafa Abd Al-Nabi y Ahmad Natasha, de 19 y 20 años, fueron detenidos el 26 de diciembre en sus casas en Ras al-Amud, en Jerusalén Este. Durante una búsqueda, las fuerzas de seguridad hallaron sustancias químicas, un cuaderno con fórmulas para fabricar artefactos explosivos y materiales del Estado Islámico.

Los fiscales agregaron que Mustafa planeaba detonar un camión con tanques de gas cerca de la Knéset, con el objetivo de asesinar a transeúntes y causar grandes daños.

En octubre, Natasha colgó banderas del grupo terrorista Hamás en Ras Al-Amud durante aproximadamente una semana.

El año pasado, las fuerzas de seguridad frustraron decenas de ataques e intentos de ataque en el área de Jerusalén.

“La Policía de Israel y el Shin Bet continuarán trabajando con todas las fuerzas de seguridad para contrarrestar el terrorismo y arrestar a terroristas, a fin de proteger a los ciudadanos de Israel“, dice el comunicado.

A principios de enero, dos residentes del barrio de Jabel Mukaber en Jerusalén Este vinculados con el Estado Islámico fueron arrestados en circunstancias similares por planear ataques con explosivos en la ciudad.

Según la policía, ambos pretendían utilizar artefactos explosivos contra las fuerzas de seguridad.

En octubre, tres árabes israelíes presuntamente afiliados al Estado Islámico fueron arrestados bajo sospecha de planear “actividades terroristas”, dijo el Shin Bet. Los tres eran residentes de Sakhnin y Arrabe, en el norte de Israel.

El año pasado, el Estado Islámico llamó a los árabes en Israel a perpetrar ataques en todo el país.

Las tensiones de seguridad han aumentado en Judea y Samaria (Cisjordania) y Jerusalén Este a la sombra de la guerra en curso contra Hamás en Gaza, provocada por las masacres del grupo terrorista el 7 de octubre en el sur de Israel.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈