El servicio de seguridad Shin Bet reveló este miércoles que desbarató un complot de Hamás para usar servicios de paquetería en Israel a través de las redes sociales con el objetivo de transportar armas y artefactos explosivos sin el conocimiento de los conductores, para su uso en ataques terroristas, informó The Times of Israel.

El operativo, que comenzó antes de la guerra en Gaza, fue realizado por la llamada sede de Hamás en Judea y Samaria (Cisjordania), una unidad involucrada en la planificación de ataques terroristas contra Israel.

El 18 de diciembre, tropas de las FDI allanaron un sitio en Gaza perteneciente a la unidad, donde confiscaron documentos y computadoras que revelaban los esfuerzos del grupo terrorista para llevar a cabo atentados desde Judea y Samaria (Cisjordania).

Uno de los documentos reveló que los agentes de Hamás en Gaza mantenían contacto con judíos israelíes del área de Jerusalén y de otros lugares. En septiembre de 2023, los agentes encargaron a las personas reclutadas realizar entregas en Israel y Judea y Samaria (Cisjordania).

Los agentes de Hamás se hicieron pasar por israelíes que vivían en el extranjero y utilizaron perfiles falsos en las redes sociales para solicitar los servicios de paquetería, dijo el Shin Bet.

Después del contacto inicial a través de Facebook, las conversaciones se trasladaron a WhatsApp, donde los agentes de Hamás instruían a los conductores sobre las tareas de entrega mediante mensajes de texto.

Los conductores reclutados debían entregar artículos, recibir dinero en efectivo, comprar regalos y dejarlos en varias direcciones sin coordinarse con un destinatario. Los regalos fueron entregados en una sinagoga, un cementerio y en las puertas de varias casas.

El Shin Bet estima que los agentes de Hamás intentaron entrenar a los conductores para que entregaran artículos inocuos, con la intención de aprovecharlos más tarde para que, sin saberlo, entregaran armas o artefactos explosivos a agentes terroristas en Israel, o colocarlos en zonas públicas y otros sitios.

Un mes después de las entregas iniciales, 3 mil terroristas lanzaron el ataque en el sur de Israel, masacraron a cerca de 1,200 personas, y secuestraron a 253 civiles y soldados, 136 de los cuales aún permanecen como rehenes en la Franja de Gaza.

Desde el 7 de octubre, las tropas israelíes han arrestado a más de 2,980 palestinos buscados en Judea y Samaria (Cisjordania), incluidos más de 1,350 afiliados a Hamás. Según el Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina, más de 300 palestinos murieron en ese periodo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈