Jaqueline Glicksman, de 81 años, vivió sola en el kibutz Ein Hashloshá hasta el 7 de octubre, cuando los terroristas de Hamás invadieron el kibutz y destruyeron su casa. El jueves regresó a su casa por primera vez desde los ataques que iniciaron la guerra en Gaza.

Jaqueline Glicksman, de 81 años, en su primera visita a su casa en ruinas en el Kibutz Ein Hashlosha desde los ataques terroristas de Hamas el 7 de octubre de 2023, en un informe emitido el 1 de febrero de 2024 (captura de pantalla del Canal 12; utilizada de acuerdo con la Clausula 27a de la Ley de derechos de autor) via ToI

Jaqueline Glicksman visita su casa en ruinas en el Kibutz Ein Hashlosha y describe su desgarradora huida de los terroristas que quemaron su casa.

“Me duele que quemaran mi casa, mi vida”, dijo al noticiero Canal 12. “No queda nada”.

La anciana viuda saltó por la ventana de su habitación segura y corrió 1,5 kilómetros (casi una milla) para ponerse a salvo mientras los terroristas incendiaban su casa.

Glicksman se crió en Marruecos y se educó en París. Se mudó a Ein Hashloshá con su marido a finales de los años 1970 y vivió allí con sus tres hijos. Su marido falleció el año pasado.

En la mañana del 7 de octubre entró en su habitación segura cuando oyó las sirenas de los cohetes, pero salió al cabo de un rato y se preparó una taza de café. Oyó gritos de “Allahu Akbar” (Dios es grande) afuera, pero no supo la magnitud del peligro hasta que su hijo la llamó desde Estados Unidos y le dijo que corriera hacia la habitación segura y apagara las luces, publicó The Times of Israel.

Poco después, un terrorista armado entró en su casa y la encontró en la habitación segura, que no estaba cerrada con llave. El hombre le indicó que se callara, buscó dinero y dispositivos electrónicos, los robó y se fue. Después, tres hombres más irrumpieron pero cuando se dieron cuenta de que no tenía nada de valor, también se fueron.

@n12news

הנס של ז’קלין: בת ה-81 שקפצה מהחלון והצליחה להימלט מהמחבלים שפרצו לביתה #n12 #חדשות12 #חרבותברזל #מלחמה

♬ original sound – N12

Un rato después, escuchó a la gente rociando algo en el pasillo fuera de la habitación segura y se dio cuenta de que “no estaban repartiendo dulces” y que estaba en peligro. Justo antes de que la casa ardiera en llamas, Glicksman, en pijama y pantuflas, se subió a una cómoda, luego al marco de la ventana, que le llegaba hasta el pecho, y saltó por la ventana.

Jaqueline Glicksman (derecha), de 81 años, relata saltar por la ventana de su habitacion segura para escapar de los terroristas de Hamas el 7 de octubre, en su primera visita a su casa en ruinas desde los ataques, en un informe emitido el 1 de febrero de 2024 (captura de pantalla del Canal 12; utilizada de conformidad con la Clausula 27a de la Ley de Derechos de Autor)

“Tienes 81 años y saltaste por esta ventana”, le preguntó incrédulo su entrevistador. “Cuando estás en una situación como esa, actúas”, dijo.

Glicksman corrió (pasó por delante de la casa de un amigo que estaba en llamas) los 1,5 km. a la oficina central del kibutz donde esperaba encontrar al equipo de seguridad.

En su lugar, encontró un vehículo de seguridad destruido, con el jefe del equipo de seguridad tirado muerto en el suelo junto a él.

Pasó corriendo entre cadáveres y vehículos y casas quemadas, y llamó a varias puertas, tratando de ponerse a salvo mientras un gran número de terroristas arrasaban el kibutz. Finalmente fue acogida por los vecinos Marcelo y Collie Cohen.

Al regresar a su casa el jueves por primera vez desde el 7 de octubre, le dijo al Canal 12 que estaba emocionada y asustada.

“¿Asustada de qué?” preguntó el entrevistador.

“De que suceda algo de repente”, dijo, refiriéndose a otro ataque.

Daños causados al Kibbutz Ein HaShlosha durante la masacre del 7 de octubre. (Facebook/ utilizado de conformidad con la Clausula 27a de la Ley de Derechos de Autor/ via Zman) via ToI

Glicksman comenzó a llorar cuando vio lo que había sido de su casa. Mostró al equipo de televisión los restos carbonizados de su casa, explicando dónde había estado cada mueble.

Lo que más le dolió, dijo Glicksman, fue que uno de sus hijos, los tres viven en el extranjero, realmente creyó que moriría cuando se enteró de que había un terrorista en su casa.

“Después me dijo”, explicó, “que le había dicho a su esposa: ‘Se acabó’. Y me dolió”.

Glicksman tiene la intención de volver a vivir en Ein Hashloshá cuando sea seguro hacerlo.

“Esta es mi casa”, dijo. “No tengo otra”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈