La jefa del grupo Aliados Cristianos de la Knéset insta a los legisladores holandeses a recortar permanentemente la financiación a la UNRWA, citando acusaciones de filiación a Hamás de algunos de sus miembros  y participación en la masacre de Hamás del 7 de octubre.

La parlamentaria Sharren Haskel se reunió con docenas de legisladores en Holanda la semana pasada para preparar una reunión de política exterior esta semana, donde se puede determinar el destino de la financiación de la UNRWA por parte del gobierno holandés.

“Con los recientes y horrendos informes que verifican la complicidad de los empleados de la UNRWA en la masacre del 7 de octubre, países de todo el mundo finalmente están comenzando a comprender cómo esta organización de la ONU ha servido durante mucho tiempo como brazo derecho del terrorismo“, dijo Haskel. “Y aunque muchos, incluidos los Países Bajos, han suspendido la financiación de la UNRWA, esta debe ser completamente desmantelada y quienes permitieron que ocurrieran estas atrocidades deben rendir cuentas plenamente”.

Pruebas de complicidad de la UNRWA

Además de una mesa redonda de más de una hora el 7 de febrero en la Cámara de Representantes holandesa en La Haya ante una audiencia de miembros del Parlamento holandés y líderes cristianos, Haskel se reunió personalmente con varios parlamentarios, incluidos los líderes de los principales partidos políticos. Les mostró cartas de Hamás agradeciendo a los directivos y educadores de la UNRWA por dar tiempo libre a su personal y estudiantes para entrenarse antes de la masacre. También presentó otras pruebas que vinculan al grupo con el terrorismo.

“Quería mostrarles que no se trata de unas cuantas manzanas podridas, sino de un organismo podrido hasta la médula”, dijo la diputada Haskel al Jerusalem Post.

Manifestantes israelies con pancartas se manifiestan frente a las oficinas de la UNRWA, en medio del conflicto en curso entre Israel y Hamas, en Jerusalen el 5 de febrero de 2024 (credito: AMMAR AWAD/REUTERS)

La UNRWA se creó en 1949 para ayudar a los árabes desplazados de Israel durante la Guerra de Independencia de 1948-49. Sin embargo, ha extendido el estatus de refugiados a sus descendientes, manteniendo a estas familias como refugiados indefinidamente. Si bien inicialmente atendió a unos 750.000 refugiados, la organización ahora brinda apoyo a casi seis millones. Según Haskel, políticas como estas “perpetúan el conflicto palestino-israelí y garantizan que nunca habrá un futuro pacífico para ninguno de nosotros”.

El expresidente estadounidense Donald Trump cortó la financiación estadounidense a la organización en 2018, una política revocada por el presidente Joe Biden en 2021. Actualmente, Estados Unidos es el mayor donante de la UNRWA con más de 600 millones de dólares de apoyo anual.

“La UNRWA ha sido utilizada durante mucho tiempo como un arma contra Israel“, dijo Josh Reinstein, director del Caucus de Aliados Cristianos de la Knéset. “Ahora el mundo está empezando a despertar”.

“Durante mucho tiempo hemos estado preocupados por el papel que desempeña la UNRWA en el conflicto”, afirmó el diputado holandés Don Ceder.

“A menudo hemos advertido sobre el odio que se imparte en los libros escolares de la UNRWA. Ahora que resulta que los empleados han estado realmente involucrados en horribles actos de terrorismo, ya no podemos evitar el debate sobre la legitimidad de la propia UNRWA“.

Haskel, quien abrió su grupo de reforma de la UNRWA en la Knéset en 2015, dijo que si Holanda u otro país europeo dejara de financiar permanentemente a la UNRWA, podría iniciar una reacción en cadena. Afirmó que Israel tiene una ventana histórica para esto ahora mismo.

La inteligencia israelí reveló recientemente que alrededor del 10% de los empleados de la UNRWA en Gaza pertenecen a la organización terrorista Hamás. Además, al menos 12 empleados de UNRWA participaron directamente en la masacre del 7 de octubre, que resultó en el asesinato de más de 1.200 personas, en su mayoría civiles, y el secuestro de alrededor de 250 personas.

Ronen Bar, jefe del Shin Bet, ha declarado que Hamás desvía hasta el 60% de la ayuda internacional destinada al pueblo de Gaza.

Tras estas acusaciones, más de una docena de países, incluido Estados Unidos, han suspendido temporalmente la financiación a la UNRWA mientras duran las investigaciones.

Las Naciones Unidas están llevando a cabo dos investigaciones separadas sobre las actividades de la UNRWA. Una de ellas, dirigida por la ex ministra de Asuntos Exteriores francesa Catherine Colonna, será una revisión externa independiente. La otra, centrada específicamente en los 12 empleados involucrados, la gestiona la Oficina de Servicios de Supervisión Interna de las Naciones Unidas. Además, la propia UNRWA está realizando la suya.

“El establecimiento de un grupo de revisión independiente para evaluar la neutralidad de la UNRWA tras la publicación de información que indica la participación de empleados de la agencia en actividades terroristas es un paso positivo, aunque debería haberse hecho hace mucho tiempo”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Israel Katz, en un comunicado el viernes.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈