La respuesta estadounidense a un ataque como la masacre de Hamás del 7 de octubre habría sido “al menos tan fuerte como la de Israel” y posiblemente más, dijo el primer ministro Benjamín Netanyahu en una ronda de entrevistas con medios de comunicación estadounidenses, informó The Times of Israel.

Hablando con Fox News, Netanyahu respondió a una pregunta sobre la reprimenda más dura del presidente Joe Biden hasta el momento a la campaña de Israel en Gaza como “exagerada” y dijo que no “sabía qué quería decir [Biden] con eso”.

“Miren, fuimos atacados en el peor ataque contra el pueblo judío desde el Holocausto“, dijo Netanyahu.

“Esa masacre del 7 de octubre equivalió a 29 11 de septiembre en un día y el equivalente a 50.000 estadounidenses masacrados (quemados, mutilados, violados, decapitados) y 10.000 estadounidenses tomados como rehenes, entre ellos madres y niños.

“Entonces, ¿cuál sería la respuesta de Estados Unidos? Yo diría que sería al menos tan fuerte como el de Israel y muchos estadounidenses me dicen: ‘Los habríamos aplastado. Los habríamos convertido en polvo’”.

Tras el estallido de la guerra, Biden ofreció su apoyo incondicional a Israel. El presidente visitó el país 10 días después de la masacre en una muestra de solidaridad y envió dos portaaviones estadounidenses a la región para disuadir al grupo terrorista libanés Hezbolá de sumarse a la guerra contra Israel.

En las entrevistas transmitidas el domingo, Netanyahu también afirmó que un civil ha muerto por cada combatiente de Hamás eliminado desde el 7 de octubre. Las evaluaciones de funcionarios militares en diciembre situaron la proporción más cerca de dos muertes de civiles por combatiente.

“Creo que cualquier pérdida civil, cualquier víctima civil, es una tragedia”, dijo Netanyahu en una entrevista con la cadena ABC.

“Y es una tragedia que Hamás nos ha impuesto”.

Netanyahu también insistió, en la entrevista de Fox News, en que derrocar a Hamás y liberar a todos los rehenes –dos de los objetivos declarados de la campaña en Gaza– “no son mutuamente excluyentes”, y que la forma de recuperarlos es a través de “una esfuerzo militar sostenido”.

Le dijo a ABC que “suficientes” de los rehenes restantes retenidos en Gaza desde el 7 de octubre están vivos para justificar la actual ofensiva de Israel.

Cuando se le preguntó cuántos de los rehenes siguen vivos, Netanyahu dijo: “los suficientes para justificar el tipo de esfuerzos que estamos haciendo.

“Vamos a intentar hacer todo lo posible para recuperar a todos los que están vivos y, francamente, también los cuerpos de los muertos”, dijo a ABC.

En términos de planes de posguerra para Gaza, el primer ministro dijo: “Creo que los palestinos deberían tener poderes para gobernarse a sí mismos, pero ninguno para amenazar a Israel”.

“El poder más importante que debe permanecer en manos de Israel es el control de seguridad en el área al oeste del Jordán, que incluye Gaza”, continuó el primer ministro. “De lo contrario, la historia nos ha demostrado que el terrorismo regresa, y no queremos que regrese”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío