Benjamín Netanyahu tuvo una conversación con Joe Biden que se extendió por alrededor de 45 minutos. Durante su diálogo, ambos se concentraron en los planes de Israel para avanzar la ofensiva militar en Rafah, las negociaciones para un acuerdo sobre los rehenes y la ayuda humanitaria para los palestinos de la Franja.

Egipto dijo a Israel que no se opondrá a una ofensiva militar en Rafah siempre y cuando garantice que se eviten víctimas entre los civiles palestinos que residen en dicha zona. Asimismo, El Cairo comunicó a Hamás que tiene alrededor de 2 semanas para aceptar un acuerdo con Israel antes de que este último avance hacia Rafah, según reportó The Wall Street Journal. En entrevistas a medios estadounidenses, Netanyahu reiteró que para su gobierno el avance militar en Rafah es clave en la misión para acabar con Hamás.

El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, aseguró que el botín de inteligencia de Hamás, con el que se han hecho las tropas en Gaza, es un factor importante para que se pueda estar más cerca de un acuerdo para liberar a los rehenes.

Un palestino intentó acuchillar a oficiales de la Guardia Fronteriza en la Ciudad Vieja de Jerusalén. No se registraron heridos en el incidente y el agresor fue neutralizado en el lugar de los hechos.

Dos árabes del norte de Israel fueron detenidos y están siendo procesados por sospecha de haber entrado en contacto con Hamás y brindarles información de inteligencia para ataques con cohetes, así como de haber buscado reclutar a más individuos.

Las FDI revelaron que un periodista palestino que trabaja en Gaza para la cadena Al Jazeera es un comandante en el brazo militar de Hamás. Las autoridades militares israelíes indicaron que descubrieron ello al encontrar inteligencia en el norte de Gaza sobre el individuo, identificado como Mohamed Washah.

Francesca Albanese, relatora especial de la ONU, se vio envuelta en polémica luego de asegurar, en una crítica dirigida al presidente Emmanuel Macron, que el ataque de Hamás del 7 de octubre fue resultado de lo que llamó la opresión de Israel sobre los palestinos, negando que tenga que ver con antisemitismo. El canciller de Israel condenó la declaración de Albanese y pidió a la ONU que la despida de su cargo.

Tras la rebaja crediticia por Moody’s, el gobernador del Banco de Israel, Amir Yaron, urgió al gobierno israelí a abordar los problemas económicos advertidos por la agencia, a fin de que se restaure la confianza de los mercados y las compañías calificadoras.

 


Selección de noticias y guion: Germán Gómez

Locución y realización: Alex Valle