La victoria de Israel en Gaza depende de una ofensiva militar en Rafah para destruir las operaciones de Hamás allí, afirmó el primer ministro Benjamín Netanyahu en una entrevista con la cadena estadounidense ABC, informó The Jerusalem Post.

“Quienes dicen que no debemos operar en Rafah básicamente están diciendo que perdamos la guerra y mantengamos a Hamás allí”, dijo Netanyahu en un extracto de la entrevista que se publicará en su programa dominical This Week.

“La victoria está a nuestro alcance. Vamos a hacerlo. Vamos a capturar a los batallones terroristas restantes de Hamás en Rafah, que es el último bastión, pero lo vamos a hacer, y en esto estoy de acuerdo con los estadounidenses, al mismo tiempo que proporcionamos un paso seguro para la población civil para que pueda salir”, enfatizó.

“Estamos elaborando un plan detallado para hacerlo. No somos arrogantes en esto. Este es parte de nuestro esfuerzo para sacar a los civiles del peligro; es parte del esfuerzo de Hamás para mantenerlos en peligro”, señaló.

Cuatro batallones de Hamás están actualmente refugiados en Rafah, junto con cientos de miles de habitantes de Gaza que huyeron de los combates en otras partes del enclave costero.

Mientras tanto, la administración Biden declaró que no apoyará una ofensiva militar israelí en Rafah y que tal medida sería un desastre.

La ONU, la Unión Europea, Reino Unido, Alemania, Irlanda y Jordania también se han pronunciado en contra de la ofensiva terrestre.

El Secretario de Asuntos Exteriores británico, David Cameron, publicó en X que está “profundamente preocupado por la perspectiva de una ofensiva militar en Rafah: más de la mitad de la población de Gaza se está refugiando en la zona”.

“La prioridad debe ser una pausa inmediata en los combates para el ingreso de ayuda, sacar a los rehenes, y luego avanzar hacia un alto al fuego prolongado y permanente”, agregó.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, dijo a la Radio Pública Nacional el sábado por la noche: “Hemos dejado absolutamente claro que, en las circunstancias actuales en Rafah, una operación militar en esa zona no puede continuar”.

“Exacerbaría dramáticamente la emergencia humanitaria que todos estamos tratando de aliviar en este momento. Israel tiene la obligación de garantizar que los civiles, que la población civil [de Gaza] esté segura y que tenga acceso a la ayuda humanitaria y a servicios básicos”.

“Y creo que escuché al secretario [Antony Blinken] hacer esas declaraciones claramente durante sus reuniones y en sus compromisos con la prensa cuando estuvo allí”, dijo.

Según un reporte de The Wall Street Journal, advirtió a Israel que una acción militar en Rafah podría poner en peligro el tratado de paz de 1979 entre ambos países.

En una entrevista con Radio Israel, el ministro de Agricultura, Avi Dichter (Likud), alegó que El Cairo no tiene voz ni voto en lo ocurrido en Rafah, que está situada cerca de la frontera de Egipto con Gaza.

“Egipto tiene mucho que decir hasta el Corredor Filadelfia“, dijo Dichter. “Egipto no tiene voz ni voto sobre lo que sucede en Rafah“, subrayó.

Más concretamente, dijo, “Israel ha querido colocar a Gaza, y ciertamente a Rafah, dentro de las fronteras de Egipto, cuando negoció ese tratado, pero “Egipto no aceptó la Franja de Gaza o parte de ella”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío