Antes de una cumbre de jefes de inteligencia que se celebrará en El Cairo el martes, Israel formuló un nuevo borrador de su posición sobre un acuerdo para la liberación de rehenes, informó Arutz Sheva.

Fuentes familiarizadas con los detalles de las negociaciones dijeron a Kan que el nuevo borrador de propuesta tiene “cierta flexibilidad” por parte de Israel, con la esperanza de conducir a un avance en las conversaciones.

El primer ministro Benjamín Netanyahu decidió autorizar que viaje una delegación israelí de alto rango a El Cairo el martes.

Los miembros israelíes de la delegación, que incluye al jefe del Mossad, David Barnea, y al jefe del Shin Bet, Ronen Bar, se reunirán con el jefe de la CIA, el jefe de la inteligencia egipcia y el primer ministro catarí para avanzar en las negociaciones por la liberación de los rehenes.

La delegación también mantendrá conversaciones sobre la operación planificada de las FDI en Rafah.

El viernes pasado se informó que Israel decidió rechazar la mayoría de las demandas de Hamás de un nuevo acuerdo de liberación de rehenes.

Según el informe, el Gabinete de Guerra estuvo de acuerdo en que las demandas de Hamás son ridículas y poco realistas y, por lo tanto, no tiene sentido asistir a conversaciones en Egipto hasta que esas demandas sean diluidas.

La semana pasada, Hamás finalmente proporcionó al gobierno de Catar su respuesta al acuerdo propuesto después de días de demorarse.

Como condición previa para cualquier acuerdo, Hamás exige un cese total de la actividad militar israelí en Gaza, incluido su espacio aéreo.

A pesar de todas las condiciones que Hamás estableció para un acuerdo, un alto funcionario de la administración Biden dijo a NBC que la respuesta proporcionada por la organización terrorista fue “en general positiva”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío