Culminó este martes la cumbre en El Cairo de las negociaciones para un posible acuerdo entre Israel y Hamás sobre los rehenes.

Al encuentro acudieron los jefes del Mossad, del Shin Bet y de la CIA, así como el primer ministro de Catar y funcionarios egipcios.

La delegación israelí regresó luego de terminada la cumbre, aunque el resto de funcionarios seguirán reunióndose en los próximos 2 o 3 días, informó The Times of Israel.

Israel y Hamás están avanzando hacia una tregua ampliada y un acuerdo de liberación de rehenes, según reportes.

Un alto funcionario egipcio dijo que los mediadores habían logrado avances “relativamente significativos” en las negociaciones poco antes de la reunión.

El funcionario egipcio dijo que la reunión se centraría en “elaborar un borrador final” de una pausa humanitaria de seis semanas, con garantías de que las partes continuarían las negociaciones hacia un alto el fuego permanente.

Un diplomático occidental en la capital egipcia también dijo que estaba sobre la mesa un acuerdo de seis semanas, pero advirtió que aún se necesita más trabajo para llegar a un acuerdo. El diplomático dijo que la reunión del martes sería crucial para cerrar las brechas restantes.

Ambos funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a discutir las delicadas conversaciones con los medios.

Si bien los funcionarios no revelaron los detalles precisos del acuerdo emergente (incluido cuántos rehenes serían liberados), las partes han estado discutiendo diversas propuestas durante semanas.

Israel propuso un cese de los combates durante dos meses en el que los rehenes serían liberados a cambio de la liberación de los palestinos encarcelados, y se permitiría a los principales líderes de Hamás en Gaza trasladarse a otros países.

Hamás rechazó esos términos. Estableció un plan de tres fases de 45 días cada una en las que los rehenes serían liberados en etapas, Israel liberaría a cientos de palestinos encarcelados, incluidos terroristas de alto rango, y la guerra terminaría con la retirada de sus tropas por parte de Israel.

Esto fue visto como inaceptable para Israel, que quiere acabar con Hamás antes de poner fin a la guerra.

Pero el presidente estadounidense, Joe Biden, señaló el lunes que podría estar al alcance un acuerdo.

“Los elementos clave del acuerdo están sobre la mesa”, dijo Biden junto con el rey jordano Abdalá II, de visita, y agregó: “Aún quedan lagunas”. Dijo que Estados Unidos haría “todo lo posible” para lograr un acuerdo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío