Una soldado de las FDI murió y 8 personas resultaron heridas en un ataque de Hezbolá desde Líbano en contra de una base militar en la zona de Safed, en el norte de Israel. La víctima mortal, que se dirigía a un refugio, fue identificada como Amir Benjo, de 20 años. Al menos 11 cohetes tipo Grad fueron disparados en el ataque. El ejército israelí respondió bombardeando infraestructura de Hezbolá en el sur de Líbano, incluyendo objetivos ligados a su fuerza Radwan.

Benjamín Netanyahu ordenó que la delegación israelí no regresara a El Cairo para las negociaciones en curso sobre un posible acuerdo con Hamás, una decisión que fue criticada por las familias de los rehenes. El mandatario aseguró que Hamás continúa con “exigencias demenciales” y, hasta que no desista en ello, no podrá haber avances. El primer ministro enfatizó que la presión militar continúa siendo clave para poder liberar a los rehenes y reiteró que Israel necesita pronto emprender una incursión en Rafah.

El jefe de las FDI, Herzi Halevi, visitó a autoridades y oficiales militares en el norte de Israel. Halevi aseguró que el ejército se está preparando para una posible guerra abierta contra Hezbolá y afirmó que, pese a que se han conseguido logros contra el grupo terrorista, aún queda un largo camino por recorrer.

El Ministerio de Comunicaciones de Israel autorizó a la compañía Starlink, de Elon Musk, para brindar servicios de internet satelital en el país por primera vez. Las autoridades israelís dieron luz verde para que Starlink pueda brindar el servicio también a un hospital de Emiratos establecido en el sur de Gaza, a fin de que los médicos puedan tener contacto con otros hospitales y se realicen diagnósticos a distancia.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, urgió a Hamás a aceptar un acuerdo con Israel lo más pronto posible. Abás aseguró que esto es necesario para evitar lo que llamó “un evento catastrófico con duras consecuencias” para los palestinos en Gaza.

Familias de rehenes llevaron a cabo un mitin a las afueras de la Corte Penal Internacional en La Haya, Países Bajos, como parte de la denuncia por crímenes de guerra que presentaron al tribunal en contra de Hamás. La denuncia, un documento de mil páginas, incluye múltiple evidencia incriminatoria contra funcionarios de alto rango de Hamás.

 


Selección de noticias y guion: Germán Gómez

Locución y realización: David Crespo Neira