Catar recibió confirmación de Hamás de que el grupo terrorista adquirió medicamentos para los rehenes israelíes en Gaza y que comenzó a entregárselos a los secuestrados, anunció Doha, más de un mes después de que el envío médico ingresara al enclave, informó The Times of Israel.

“El Estado de Catar ha recibido confirmación del Movimiento de Resistencia Islámica [Hamás] sobre la recepción de un envío de medicamentos y el inicio de su entrega a los beneficiarios entre los rehenes en la Franja de Gaza, en implementación de un acuerdo entre Hamás e Israel mediado por Catar en cooperación con Francia el mes pasado”, dijo la cancillería catarí.

El 16 de enero, Catar anunció que había negociado con éxito un acuerdo entre Israel y Hamás que permitiría la entrega de medicamentos a rehenes específicos que los necesitaran, así como suministros médicos para los civiles de Gaza.

El 17 de enero, las autoridades de Catar y Hamás anunciaron que los medicamentos habían entrado en Gaza. Desde entonces, no había habido confirmación de que alguno de los rehenes hubiera recibido los medicamentos.

El anuncio de Catar parecía ser lo más parecido hasta ahora a tal confirmación.

La semana pasada, las FDI dijeron que sus tropas descubrieron medicamentos con los nombres de los rehenes durante las operaciones en el Hospital Nasser en Khan Younis, en el sur de Gaza, aunque supuestamente provenían de un envío separado que se coló en Gaza en noviembre, como parte de una iniciativa independiente de varias familias de rehenes.

Si bien los funcionarios israelíes han exigido públicamente pruebas de que los rehenes recibieron los medicamentos, en privado han reconocido que Jerusalén no tendrá más opción que simplemente confiar en la palabra de Catar de que efectivamente han sido recibidos.

En respuesta al anuncio de Catar, la Oficina del Primer Ministro Benjamín Netanyahu emitió una declaración afirmando que era el “resultado directo” de la insistencia de Israel de recibier pruebas de que los medicamentos administrados llegaron a los secuestrados. “Israel examinará la credibilidad del anuncio y seguirá trabajando por el bienestar de nuestros rehenes”.

Doha ha rechazado agresivamente los llamados de Netanyahu para que presione a Hamás, alegando que son un intento de prolongar la guerra.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío