Estados Unidos pide a la Corte Internacional de Justicia no emitir una opinión consultiva de que Israel está legalmente obligado a retirarse inmediatamente de Judea y Samaria (Cisjordania) y Jerusalén Oriental, insistiendo, al igual que Israel, que el conflicto debe resolverse dentro del “marco establecido” para ello, informó The Times of Israel.

Estados Unidos es uno de los únicos países que ha expresado su oposición a la solicitud de la Autoridad Palestina y otros varios en las audiencias actuales de que el tribunal declare ilegal la “ocupación militar” de Judea y Samaria (Cisjordania) por parte de Israel y le ordene tomar medidas inmediatas para ponerle fin, tales como el desmantelamiento de los asentamientos.

“El marco establecido para lograr una paz integral y duradera está anclado en las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. En esencia, estas y las resoluciones posteriores exigen la aplicación de dos requisitos interdependientes e inseparables para una paz justa y duradera”, dice el representante de Estados Unidos Richard Visek en la Corte Internacional de Justicia, asesor jurídico del Departamento de Estado de Estados Unidos.

“Uno es la retirada de todas las fuerzas del territorio ocupado, el otro es la paz y la seguridad de los estados de Medio Oriente, mediante el reconocimiento de la soberanía, la integridad territorial y la independencia política de cada estado de la zona.

“Al identificar estos requisitos interdependientes, el Consejo de Seguridad decidió que la retirada de las fuerzas israelíes depende y está vinculada a la terminación de la beligerancia”.

Visek sostiene que el tribunal “no debería considerar que Israel está legalmente obligado a retirarse inmediata e incondicionalmente del territorio ocupado” y dice que, en cambio, el tribunal puede abordar las cuestiones que se le presentan “dentro del marco establecido basado en el principio de tierra por paz”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío