El gabinete de guerra de Israel votó este jueves a favor de enviar una delegación a París para mantener conversaciones sobre un acuerdo de rehenes y una tregua temporal en la guerra contra Hamas en Gaza, informó The Times of Israel.

La decisión no confirmada pero ampliamente difundida probablemente indica que Israel cree que aún es posible avanzar en un acuerdo hasta ahora difícil de alcanzar, en medio de informes de que Hamás podría estar dispuesto a suavizar las demandas rechazadas por Jerusalén.

Según el Canal 12, el gabinete de guerra aprobó por unanimidad enviar un equipo dirigido por el jefe del Mossad de Israel a París para las conversaciones del fin de semana.

Catar, Egipto y Estados Unidos están mediando en un posible acuerdo para liberar a más de 100 rehenes que se cree que Hamás mantiene desde su masacre del 7 de octubre en Israel.

La decisión se produjo después de que el alto funcionario de la Casa Blanca, Brett McGurk, mantuviera conversaciones en Israel con el primer ministro Benjamín Netanyahu y otros altos funcionarios centrados en las negociaciones.

El portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, describió las conversaciones con el coordinador de la Casa Blanca para Oriente Medio y África del Norte como “constructivas”, y añadió que Washington sigue plenamente comprometido a hacer todo lo posible para lograr un acuerdo sobre rehenes a cambio de una pausa prolongada.

Estados Unidos ha estado presionando para lograr un acuerdo, con la esperanza de evitar una ofensiva israelí planeada contra la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, donde se apiñan alrededor de un millón de habitantes de Gaza desplazados.

Washington vetó a principios de esta semana una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas respaldada por países árabes que exigía un alto el fuego humanitario inmediato, diciendo que tal medida interferiría con los esfuerzos para alcanzar una tregua.

Los términos generales del marco incluyen al menos un cese de las hostilidades durante seis semanas y la liberación de unos 100 rehenes restantes tomados el 7 de octubre y retenidos por Hamás en Gaza desde entonces.

Los mediadores han estado intentando durante meses negociar una pausa en los combates y un acuerdo de liberación de rehenes.

Las conversaciones se han estancado desde que el primer ministro Benjamín Netanyahu rechazó lo que calificó de demandas “delirantes” de Hamás que buscan la liberación de miles de reclusos, incluidos cientos de reos que cumplen cadena perpetua, el fin de la guerra y la retirada de todas las tropas israelíes de Gaza.

Esta semana, los mediadores han estado haciendo un nuevo esfuerzo para romper el estancamiento cuando el líder del politburó de Hamás, Ismail Haniyeh, llegó a El Cairo el martes para mantener conversaciones. Un día después, el periódico saudí Asharq Al-Awsat informó que “Hamás ha suavizado sus posiciones”.

Una ronda anterior de conversaciones a finales de enero incluyó al jefe de la CIA, Bill Burns, el jefe del Mossad, David Barnea, el jefe del Shin Bet, Ronen Bar, el primer ministro catarí, Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, y el jefe de inteligencia egipcio, Abbas Kamel.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío