El Ministro de Asuntos Exteriores turco, Hakan Fidan, pidió a la comunidad internacional que asuma un papel más activo hacia un alto el fuego urgente en Gaza y una solución de dos Estados al conflicto palestino-israelí durante las conversaciones en la reunión del G20 en Brasil, dice una fuente diplomática turca, informó The Times of Israel.

Turquía, que ha criticado duramente a Israel por su guerra con el grupo terrorista gobernante Hamás en Gaza y ha respaldado medidas para juzgarlo por genocidio en la Corte Internacional de Justicia, ha pedido repetidamente un alto el fuego.

A diferencia de sus aliados occidentales y algunas naciones del Golfo, Turquía, miembro de la OTAN, no considera a Hamás, que perpetró el ataque terrorista mortal dentro de Israel el 7 de octubre en el que masacraron a unas 1.200 personas, como una organización terrorista.

Fidan dijo ayer en una reunión de ministros de Asuntos Exteriores del G20 en Río de Janeiro que se debe detener el “salvajismo” en Gaza y discutió medidas para lograr un alto el fuego urgente y llevar más ayuda al enclave durante conversaciones con sus homólogos de Estados Unidos, Alemania y Egipto, dice la fuente.

“Se discutieron las medidas que se pueden tomar para lograr un alto el fuego total lo antes posible”, durante las conversaciones entre Fidan y el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dice la fuente, y agrega que Fidan también discutió “medidas concretas” para detener los combates con la ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock.

“El hecho de que una decisión sobre un alto el fuego no surgiera una vez más del Consejo de Seguridad de la ONU ha demostrado que la reforma es imprescindible”, dijo Fidan en una sesión de la reunión del G20, según uno de sus asistentes, refiriéndose a un tercer veto de Estados Unidos a un llamado a un alto el fuego en el organismo de 15 miembros.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío