Gaza ha recibido 13.834 camiones de ayuda humanitaria desde el comienzo de la guerra entre Israel y Hamas, según una actualización del viernes del enlace militar de Israel con los palestinos, el Coordinador de Actividades Gubernamentales en los Territorios, informó The Times of Israel.

Según COGAT, se han transferido a la Franja de Gaza 254.210 toneladas de suministros, incluidas 167.080 toneladas de alimentos.

Agencias de las Naciones Unidas y grupos de ayuda han dicho que la guerra en curso ha hecho cada vez más difícil llevar ayuda vital a gran parte del enclave costero.

En un informe del jueves, la ONU dijo que el número promedio diario de camiones que transportaban ayuda humanitaria a Gaza había disminuido de 200 en enero a 57 en las últimas dos semanas, y sólo 20 camiones lograron pasar algunos días.

Israel ha negado tener culpa por las bajas cifras y ha culpado a las organizaciones humanitarias que operan dentro de Gaza, diciendo que cientos de camiones llenos de ayuda permanecen inactivos en el lado palestino del cruce de Kerem Shalom. La ONU, por su parte, dijo que no siempre puede llegar a los camiones en el cruce porque a veces es demasiado peligroso.

La cuestión de la ayuda humanitaria para Gaza ha sido motivo de discordia entre Israel y otros países desde que comenzó la guerra el 7 de octubre, con el ataque sin precedentes de Hamás contra Israel en el que terroristas asesinaron a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, y secuestraron a 253.

El primer ministro Benjamín Netanyahu, con el apoyo de su coalición de derecha, anunció inicialmente que Israel no permitiría la entrada de ninguna ayuda a Gaza, pero rápidamente cambió de rumbo en medio de la presión de Estados Unidos.

Desde entonces ha dicho que proporcionar una ayuda humanitaria mínima facilita que las FDI cumplan los objetivos de la guerra de desmantelar a Hamás y traer a los rehenes a casa.

Desde el comienzo de la guerra, la ayuda ha pasado a Gaza a través del cruce de Rafah, en la frontera con Egipto, después de haber sido examinada por las fuerzas israelíes, pero cuando quedó claro que el puesto de control no podía satisfacer las necesidades, Israel abrió su cruce de Kerem Shalom.

Los camiones que transportan ayuda a Gaza han sido detenidos intermitentemente en Kerem Shalom por manifestantes israelíes que se oponen al envío de ayuda humanitaria a la Franja mientras los rehenes permanecen cautivos de Hamás.

Un envío esencial de harina que podría alimentar a 1.5 millones de habitantes de Gaza durante cinco meses también fue retenido en Israel durante un mes por el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, quien se negó a dejarlo entrar en Gaza si la UNRWA era responsable de su distribución.

Esto se produce después de las acusaciones israelíes de que miembros de la organización de ayuda palestina participaron en los ataques del 7 de octubre y que muchos más tienen vínculos con grupos terroristas.

La UNRWA ha dicho que despidió a varios miembros que podrían haber estado involucrados en el ataque de Hamás.

Varios países han congelado la financiación de la UNRWA mientras la ONU investiga las acusaciones contra el grupo.

La congelación del envío de harina aparentemente se resolvió el jueves después de que Israel aceptara un plan según el cual la harina sería distribuida por el Programa Mundial de Alimentos en lugar de la UNRWA.

Israel también dijo el jueves que estaba buscando que palestinos en Gaza no afiliados a Hamas asumieran la responsabilidad de la distribución de ayuda como prueba de un posible plan para que civiles administren Gaza después de que termine la guerra.

Las personas que se ofrezcan como voluntarios trabajarán en “bolsillos humanitarios” en zonas de la Franja donde Hamás ya ha sido expulsado.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío