El presidente israelí Yitzhak Herzog comentó sobre los esfuerzos en curso para recuperar a los rehenes en una conferencia realizada en Jerusalén, informó Arutz Sheva.

“Nuestra nación se encuentra actualmente en una era que combina un profundo anhelo con una valentía indescriptible. Esta es quizás la más judía de las historias a lo largo de las generaciones, y ahora ha llegado a nuestra generación. He intentado explicar esto a muchas familias y comunidades que han venido de visita. En Pesaj leemos: ‘En cada generación se levantan para destruirnos’, y eso también nos ha sucedido a nosotros. Esta generación ha demostrado una valentía poco común”.

“Desde que estalló la guerra, dos zonas han sido evacuadas y 1.515 personas han muerto, además de los rehenes y los heridos. Desde el primer momento, Michal y yo nos hemos centrado principalmente en fortalecer el espíritu de la nación frente a los trágicos acontecimientos del 7 de octubre y todo lo que vino después. El duelo visitó una vez más a Israel esta mañana, cuando nos enteramos de que otro soldado había muerto en combate, y envío mi más sentido pésame a su familia. Estamos continuamente involucrados en reuniones con las familias de los rehenes”.

“Creo, y repito continuamente, lo que dijo Maimónides: no hay mayor mandamiento que recuperar a los cautivos. Nos implicamos ampliamente en la salud psicológica, pública e individual, y nos reunimos con las familias evacuadas del norte y del sur. El hotel donde se celebra esta conferencia también alberga a decenas de evacuados de Sderot. La gente vive en la incertidumbre, más aún para los del norte. Nos reunimos con comunidades judías atacadas y misiones de solidaridad. También estamos involucrados en el asunto discutido anteriormente, el lugar de Israel entre las naciones, nuestra causa justa en esta guerra y una variedad de otros temas”.

Respecto a la división en la nación antes del 7 de octubre, afirmó: “Continuamente nos encontramos con familias afligidas y todos ellos claman que no regresemos al 6 de octubre. Necesitamos hacer todo lo posible para evitar volver al discurso público que teníamos entonces”.

“Nuestro trabajo, que he asumido personalmente, es hacer todo lo posible para crear unidad. Unidad no significa conformidad. Tenemos desacuerdos. Hay serias dudas entre el público. Esto es legítimo y correcto en un país democrático. Debemos proteger el discurso público de la manera más honorable posible para permitirnos tomar las decisiones correctas en el futuro”.

Respecto a las negociaciones para un acuerdo de intercambio de prisioneros, Herzog afirmó: “No creo que haya ningún desacuerdo sobre cuál debería ser el precio de cada uno. Creo que debemos poner esas conversaciones fuera de la política. No hay mandamiento mayor que la redención de los cautivos, aunque no a cualquier precio. Nadie fija los precios del Gabinete. Allí se decidirá el asunto. Creo que debemos dar la oportunidad de ejercer presiones que aumenten la probabilidad de que se negocie rápidamente un acuerdo de intercambio de prisioneros para recuperar a los ciudadanos que fueron secuestrados y están mantenidos en cautiverio”.

Posteriormente compartió algunos detalles de las negociaciones con Catar durante su visita a Alemania. “Mantuvimos negociaciones. No quiero decir si estamos cerca o no, pero hay buena voluntad de muchas partes involucradas en el tema y espero que esto produzca el resultado deseado. No puedo prometer que no veremos muchas decepciones y tendremos que reducir nuestro umbral de optimismo y hacer evaluaciones extremadamente sensatas.

“Al público le digo que debemos respetar a las familias de los rehenes, comprender sus sentimientos y saber que si hay cosas que quieres decir, a veces es necesario mantenerlas en privado. Debemos entender nuestro amor, apoyo y solidaridad con las familias, que están pasando por un infierno que no se lo puedo desear a nadie, y no juzgar a nadie hasta que haya estado en la misma situación. Espero que podamos recuperarlos rápidamente y con la ayuda de Dios tener buenas noticias”.

“Es muy doloroso para mí que no se cuente la historia de nuestro Estado, pero hoy en día muchas personas dependen de las redes sociales y no de los medios de comunicación estándar. Recientemente, la casa del presidente recibió a ejecutivos de TikTok para mostrarles las muchas deficiencias y fallas de su algoritmo que permite una incitación, antisemitismo y odio generalizados hacia Israel. Algunas de estas cosas se han corregido y otras todavía se están discutiendo”.

También abordó la reciente controversia sobre la entrada de Israel al concurso de canciones de Eurovisión.

El concurso había ordenado a Israel cambiar la letra de su canción, diciendo que era demasiado política y no estaría permitida.

“Es una discusión interesante y estoy intentando ayudar en todo lo que pueda. Hemos hablado de diplomacia pública y creo que es importante que Israel aparezca en Eurovisión, lo que también es una declaración porque hay quienes intentan mantenernos fuera de cualquier plataforma. Creo que es importante que la emisora mantenga un diálogo sobre el concurso de Eurovisión y sea inteligente y tenga razón”.

“Había una canción que representaba a Israel en 1992 que decía ‘no son sólo deportes’. Realmente no se trata sólo de deportes, es un asunto con implicaciones políticas y de diplomacia pública que debe considerarse como tal. Como he dicho, no sólo debemos tener razón, sino también ser inteligentes”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío