El funcionario de Hamás, Mohammad Nazzal, aseguró que el grupo terrorista no exige que Israel acepte un alto el fuego en una primera etapa para el acuerdo de rehenes, pero que sí lo haga en las etapas posteriores.

Si realmente representan la posición oficial de Hamás (no se considera que Nazzal sea parte del círculo interno de tomadores de decisiones de Hamás), los comentarios al periódico saudí Asharq, aparentemente marcarían un ligero cambio.

Hasta la fecha, Hamás ha insistido públicamente en que no aceptará liberar a los rehenes por nada que no sea un alto el fuego permanente y una retirada de las fuerzas israelíes de Gaza.

“Tarde o temprano debe haber un alto el fuego permanente, pero no tiene por qué ser en la primera etapa”, le dijo Nazzal a Asharq.

Explicó que los equipos negociadores han elaborado un marco en el que el acuerdo sobre los rehenes se implementaría en fases, y que la segunda y tercera etapas están lejos de estar resueltas todavía.

Nazzal indicó que al final de la segunda o tercera etapa del acuerdo, Israel tendría que aceptar un alto el fuego permanente y retirar sus fuerzas de la Franja.

“Pueden empezar a posicionarse fuera de las grandes zonas residenciales (durante la primera etapa), pero después deben abandonar la Franja”, afirmó.

Si no hay un regreso a la lucha entre las distintas fases del acuerdo, no parece que la postura explicada por Nazzal tenga implicaciones prácticas.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío