Una alta figura del gobierno estadounidense dijo este sábado que Israel ha aceptado un acuerdo para la liberación de los rehenes y una tregua temporal, pero que Hamás tiene la última palabra, informó The Jerusalem Post.

“Para abordar las necesidades humanitarias de la población de Gaza en la medida necesaria, es necesario un alto el fuego”, dijo el funcionario. “El camino hacia un alto el fuego en este momento es llegar a un acuerdo para la liberación de los cautivos.

“Los israelíes aceptaron los términos del acuerdo”, continuó. “Si Hamás acepta los términos y libera a los cautivos, comenzará inmediatamente un alto el fuego de seis semanas.

“Este acuerdo está sobre la mesa. Se están llevando a cabo conversaciones con Hamás en Catar, y esperamos llegar a un acuerdo antes del Ramadán. El balón está en la cancha de Hamás. Seguimos impulsando esto tan fuerte como podemos”.

Como parte de las negociaciones en curso para lograr un alto el fuego entre Israel y Hamás, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, se reunirá el lunes con el ministro Benny Gantz, que volará a Washington.

Estados Unidos busca llegar a un acuerdo para un alto el fuego temporal y aumentar el flujo de ayuda a Gaza.

Se espera que las conversaciones, de las que informó por primera vez Reuters, abarquen temas como la reducción de las víctimas civiles palestinas, la obtención de un alto el fuego temporal, la liberación de los rehenes retenidos en Gaza y el aumento de la ayuda al territorio, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

“La vicepresidenta expresará su preocupación por la seguridad de hasta 1,5 millones de personas en Rafah“, dijo el funcionario, añadiendo que Israel también tiene “derecho a defenderse frente a las continuas amenazas terroristas de Hamás“.

Este fin de semana Estados Unidos lanzó por primera vez ayuda desde el aire a Gaza, como parte de sus acciones para ayudar a los civiles palestinos.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío