Eyal Waldman, fundador de la empresa de alta tecnología Mellanox, afirmó este domingo en una reunión del Comité de Ciencia y Tecnología de la Knéset que el ministro de Educación, Yoav Kisch, canceló su candidatura para el Premio Israel bajo presión del empresario Shlomi Fogel, colaborador cercano de la familia Netanyahu, informó Haaretz.

Waldman, uno de los principales manifestantes contra la reforma judicial del primer ministro Benjamín Netanyahu, cuya hija fue asesinada por terroristas de Hamás en el festival Nova, pidió a la fiscal general Gali Baharav-Miara investigar la cancelación de la entrega del premio de este año.

El Ministro de Educación anunció en febrero que el Premio Israel no se otorgará en sus categorías tradicionales, y se limitará a una categoría titulada “heroísmo ciudadano y responsabilidad mutua”.

Kisch anunció inicialmente la nueva categoría como una adición a las categorías de humanidades, ciencia, cultura y estudios judíos, el pasado diciembre. Sin embargo, a finales de febrero, el Ministerio de Educación declaró que la entrega del Premio Israel de este año se limitará exclusivamente a la nueva categoría.

“La afirmación de que en tiempos de guerra no se entregan premios no solo es una afirmación inventada, sino  también ridícula. Precisamente en tiempos de guerra es cuando se debe fortalecer el civismo, el espíritu empresarial, la ciencia y la cultura”, explicó Waldman.

“Esta es mi patria, por la cual luché y cuyo suelo está empapado con la sangre de mi amada hija Danielle y su amada pareja Noam Shai, quien fue como un hijo para mí. Las familias han sacrificado a sus seres más queridos y nuestros hijos han perdido la vida para proteger y preservar nuestra sociedad civil”.

“Un país donde la cultura, la ciencia y el espíritu empresarial son erradicados de un solo golpe ha dejado de ser un Estado democrático. Precisamente en estos tiempos terribles es necesario fortalecer la sociedad civil”, enfatizó Waldman.

Y agregó: “Lamentablemente, el gobierno actual está socavando constantemente los cimientos de la sociedad y la democracia. Si la afirmación del ministro fuera cierta, esperaríamos que se cancelaran todas las ceremonias de Yom Haatzmaut, pero esto no está sucediendo. Al contrario, leo en los medios que planean celebrar la ceremonia de encendido de antorchas y traer a los mejores artistas israelíes. Tampoco hay intención de cancelar el Concurso Internacional del Tanaj. ¿Cuál es la diferencia entre estas ceremonias y la ceremonia del Premio Israel? La diferencia es Eyal Waldman“.

“La decisión de cancelar los premios de este año se debió a que el ministro sabía que no podía descalificarme solo a mí y tuvo que cancelar todos los premios de este año. Esto es despreciable y delirante. El ministro no actúa por iniciativa propia, sino por órdenes de arriba”, acusó Waldman.

“Según me han dicho, fue Fogel quien cuestionó la decisión de otorgarme el premio y presionó a los miembros del comité para recomendar a otro candidato del sector apropiado”.

Kisch afirmó en respuesta que “los candidatos al Premio Israel no fueron elegidos este año” y agregó que “los periodistas no deben confundir los hechos”.

Sin embargo, el periodista Ben Caspit escribió en X el viernes que Waldman debía recibir el premio y publicó el texto de la decisión del comité del 16 de enero confirmando que Waldman recibiría el Premio Israel al Emprendimiento.

“Espero que los miembros del comité no cedan en este tema y pidan a la Fiscal General ordenar una investigación de todo lo relacionado con la decisión, incluido lo que la precedió, e investigar quién interfirió en el asunto y causó que el ministro tomara una decisión equivocada”, señaló Waldman.

“La investigación debe llegar al primer ministro y a sus allegados, y que comprendan el proceso prohibido que tuvo lugar para descalificar los premios, cuál fue el papel de Fogel y en nombre de quién actuó”, enfatizó.

Fogel alegó que él no tuvo nada que ver con la cancelación del premio. Dijo que Eyal Waldman es uno de los líderes de alta tecnología de Israel y ciertamente merece recibir el Premio Israel.

El vicepresidente de la Knéset, Moshe Tur-Paz, propuso una iniciativa de ley para que el Premio Israel sea entregado por el Presidente en la víspera de Yom Haatzmaut, informó Arutz Sheva.

“Ojalá no necesitemos un proyecto de ley para declarar lo obvio, pero cuando políticos mezquinos están ocupados con política de poca importancia, lo necesitamos. El Premio Israel se otorga por un logro de toda una vida y así es como debe ser”, concluyó Tur-Paz.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío