La oficina del primer ministro Benjamín Netanyahu negó este lunes un reporte en Sky News de que el presidente estadounidense Joe Biden se había negado a aceptar una llamada telefónica del líder israelí después del incidente del jueves en el norte de Gaza, informó The Times of Israel.

Israel, dijo la Oficina del Primer Ministro, “no solicitó una llamada telefónica a Biden después del incidente, y los estadounidenses, que en cualquier caso no culpan a Israel por el incidente, no solicitaron una llamada telefónica al primer ministro”.

Decenas de palestinos murieron y cientos más resultaron heridos mientras abarrotaban camiones de ayuda la madrugada del jueves en el norte de la Franja de Gaza.

Al día siguiente, las FDI prometieron una investigación exhaustiva sobre las muertes en el incidente, que generó condenas y llamados a una investigación internacional.

Hamás acusó a las tropas israelíes de disparar contra la multitud de miles de personas, mientras que las FDI dicen que muchas de las víctimas fueron pisoteadas en una caótica aglomeración por la ayuda alimentaria, y que sus tropas dispararon sólo contra unos pocos individuos que corrieron hacia ellos de manera amenazadora.

Ha habido múltiples informes sobre la creciente frustración de la Casa Blanca con Netanyahu.

Biden dijo la semana pasada que Israel iba a perder el apoyo internacional si mantenía su “gobierno increíblemente conservador”.

El domingo la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris criticó sin rodeos a Israel por no hacer lo suficiente para aliviar la “catástrofe humanitaria” en Gaza y pidió que se implementara de inmediato una pausa prolongada en las hostilidades.

El ejército estadounidense llevó a cabo el sábado su primer lanzamiento aéreo de ayuda humanitaria en Gaza y las agencias de ayuda advirtieron sobre un creciente desastre humanitario en el enclave palestino mientras Israel continúa con su ofensiva.

El ministro del Gabinete de Guerra, Benny Gantz, fue a Washington para conversar con altos funcionarios el lunes, lo que supuestamente enfureció a Netanyahu, quien no autorizó el viaje.

Entre las personas con las que Gantz se reunirá se encuentran Harris, el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, y miembros republicanos y demócratas del Congreso de Estados Unidos, dijo su oficina.

Los detalles del viaje y una conversación telefónica supuestamente tensa entre Netanyahu y Gantz sobre la visita fueron informados por primera vez por el medio Ynet.

Se dice que Netanyahu no estaba al tanto de la visita hasta que Gantz, que dirige el partido Hamajané Hamamlajtí, lo llamó el viernes para informarle de sus planes y discutir qué mensajes transmitir a los estadounidenses.

Una fuente cercana a Netanyahu dijo que el primer ministro “dejó claro al ministro Gantz que el Estado de Israel sólo tiene un primer ministro”, informó Ynet.

Gantz, ex jefe militar y ministro de Defensa, es el principal rival político de Netanyahu en las encuestas electorales.

Gantz incorporó al gobierno a su partido después del ataque del 7 de octubre para establecer un gobierno de unidad de emergencia.

Los mediadores internacionales han estado trabajando durante semanas para negociar un acuerdo que ponga fin a los combates antes de que comience el mes sagrado musulmán del Ramadán el 10 de marzo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío