Altos funcionarios del gobierno de Joe Biden reprendieron a funcionarios israelíes por el plan de una ofensiva militar en Rafah para completar la destrucción de Hamás, reportó el Canal 12.

Según el reporte, el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, y el secretario de Estado, Antony Blinken, participaron en una llamada telefónica ayer con el ministro de Asuntos Estratégicos de Israel, Ron Dermer, y el asesor de seguridad nacional de Israel, Tzachi Hanegbi.

El embajador de Israel en Estados Unidos, Michael Herzog, también estuvo presente en la conversación de dos horas.

Los funcionarios estadounidenses criticaron el plan israelí de evacuar Rafah antes de la operación, calificándolo de inviable.

Según los extractos obtenidos por el Canal 12, Sullivan, dijo: “Ustedes serán responsables de la tercera crisis de hambruna del siglo XXI. Eso no es algo que podamos aceptar como socios. El plan de evacuación que han presentado hasta ahora no es impresionante y no es implementable”.

El secretario de Estado Blinken añadió: “Según el ritmo de sus operaciones, les llevará cuatro meses evacuar Rafah”.

Los funcionarios israelíes reiteraron que Hamás no puede ser desmantelado sin entrar en Rafah, a lo que Sullivan declaró que esto sería inútil sin presentar un “plan del día después” para Gaza antes de entrar en Gaza.

Los estadounidenses insistieron en que si Israel desea una luz verde por parte de Washington deberán de presentar un plan adecuado para Rafah y para “el día después” en Gaza.

Un funcionario israelí dijo que “los estadounidenses hablan de una manera completamente diferente a la nuestra, las diferencias son profundas”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío