Durante unos dos años, Irán ha inundado Judea y Samaria con armas, empleando una red multinacional encubierta de agentes de inteligencia, grupos terroristas y bandas criminales como parte de su estrategia múltiple contra Israel, reportó este martes The New York Times.

Según el reporte, que cita a tres funcionarios anónimos de Irán, Israel y Estados Unidos, gran parte del contrabando viaja a lo largo de una de las dos rutas que pasan por Irán, Irak, Siria, Líbano, Jordania e Israel.

La operación depende de los beduinos que contrabandean armas desde Jordania a través de la frontera hacia Judea y Samaria, dijeron funcionarios iraníes.

Los funcionarios dijeron que Irán no había seleccionado a un grupo terrorista en particular que operara en Judea y Samaria para suministrarle armas, sino que está tratando de “inundar ampliamente” el territorio con armas en un esfuerzo por “fomentar el malestar” contra Israel.

La operación clandestina de contrabando ha aumentado las tensiones de que Irán, que también arma a los gobernantes de Hamás en Gaza, instigará la violencia en Judea y Samaria, mientras los aliados de la República Islámica en el Líbano, Irak y Yemen continúan llevando a cabo ataques contra Israel en apoyo de los palestinos.

Las tensiones llegaron a un punto crítico después del 1 de abril, cuando un presunto ataque aéreo israelí contra la embajada de Irán en Damasco mató a siete miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Entre ellos se encontraba el general Mohammad Reza Zahedi, de 65 años, comandante de las operaciones encubiertas de Irán en Siria y el Líbano, que incluyen partes de las armas introducidas de contrabando en Judea y Samaria, dijeron funcionarios israelíes, iraníes y estadounidenses al NYT.

El NYT también citó a funcionarios estadounidenses e iraníes, así como a dos funcionarios israelíes, diciendo que una parte clave de la ruta de contrabando fue el objetivo de un ataque aéreo israelí el 26 de marzo en el este de Siria que, según se decía, mató a más de 15 personas.

Según el informe, la mayoría de las armas contrabandeadas eran armas pequeñas, como pistolas y rifles de asalto, aunque no estaba claro cuántas armas en total Irán ha llevado a Judea y Samaria.

Los funcionarios israelíes dijeron que el contrabando incluye algunas armas avanzadas, incluidos misiles antitanques y granadas propulsadas por cohetes.

El 25 de marzo, el Shin Bet también reveló que frustró un complot iraní para contrabandear armas avanzadas a Judea y Samaria, nombrando a un alto funcionario de Fatah que vivía en el Líbano como parte del plan.

El Shin Bet dijo que “se toma muy en serio la participación en actividades dirigidas por Irán y sus afiliados y continuará llevando a cabo medidas activas en todo momento para monitorear y frustrar cualquier actividad que ponga en peligro la seguridad del Estado de Israel“.

El embajador de Irán ante las Naciones Unidas, Amir Saeid Iravani, no hizo comentarios sobre la operación de contrabando, pero dijo al NYT que Irán cree que “la única vía eficaz para resistir la ocupación del régimen sionista es a través de la resistencia armada”.

“Las fuerzas de resistencia palestina poseen la capacidad de fabricar y adquirir el armamento necesario para su causa”, añadió el embajador.

Dos de los funcionarios estadounidenses dijeron que algunas de las armas van de Siria al Líbano, donde bandas criminales las recogen en la frontera israelí y las trasladan a Judea y Samaria.

Esta, dijo un analista, es la ruta más difícil, porque la frontera libanesa está fuertemente patrullada tanto por las fuerzas de paz de las Naciones Unidas como por las Fuerzas de Defensa de Israel.

Otra ruta por la que viajan las armas, según el NYT, va desde Siria a través de Jordania, que comparte una frontera “porosa” de aproximadamente 480 kilómetros con Israel.

En agosto, la censura militar reveló que las fuerzas de seguridad israelíes habían frustrado previamente un intento de contrabandear explosivos de fabricación iraní a Israel a través de la frontera jordana en el Valle del Jordán, justo al sur del Mar de Galilea.

En abril, Israel arrestó a un legislador jordano, Imad al-Adwan, quien fue capturado en el cruce fronterizo del Puente Allenby con una docena de rifles de asalto y 200 pistolas a cuestas. No estaba claro cuál era el origen de las armas.

En agosto anterior, después de desmantelar una red de contrabando de armas a lo largo de la frontera jordana, las FDI dijeron que habían visto un “aumento significativo” en los intentos de contrabandear armas desde Jordania.

El investigador de seguridad nacional Afshon Ostovar dijo al NYT que “Cisjordania realmente necesita ser la próxima frontera en la que Irán penetre y prolifere armas, porque si son capaces de hacerlo entonces Cisjordania se convertirá en un problema igual de grande, si no más grande, como Gaza”.

Según Ostovar, el enfoque de Irán en Judea y Samaria es resultado de la comprensión por parte de la República Islámica de que sería difícil acceder a Gaza en el futuro previsible.

Uno de los funcionarios iraníes que entrevistó el NYT dijo al periódico que los beduinos y otros ciudadanos árabes de Israel que desempeñaron papeles críticos en la operación corrían un mayor riesgo de ser atrapados después de que Israel y Jordania reforzaron su seguridad tras el 7 de octubre.

Desde el 7 de octubre, Israel ha arrestado a unos 3.700 palestinos buscados en Judea y Samaria, incluidos más de 1.600 afiliados a Hamás. Según el Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina, más de 450 palestinos de Judea y Samaria han sido asesinados en ese tiempo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈