Extremistas israelíes arrasaron varias aldeas palestinas de Judea y Samaria el viernes y sábado, destrozando propiedades, causando heridos y una muerte, con motivo del asesinato de un adolescente israelí, informó The Times of Israel.

Mientras las fuerzas israelíes buscaban a Benjamin Achimeir, de 14 años, durante la noche del viernes, colonos judíos entraron en la aldea de al-Mughayyir, al noreste de Ramallah, e incendiaron casas y automóviles.

Una persona murió en ese alboroto, dijeron médicos palestinos, aunque no estaba claro si fue baleado por colonos o por las fuerzas de seguridad israelíes que llegaron al lugar en medio de enfrentamientos entre colonos y residentes.

Los funcionarios de salud palestinos dijeron que otras 25 personas resultaron heridas. Las tropas israelíes retrasaron durante varias horas la ambulancia que transportaba el cuerpo del joven de 26 años asesinado, dijeron testigos.

El sábado, las fuerzas de seguridad encontraron el cuerpo de Achimeir, residente de Jerusalén, y dijeron que había sido asesinado en un ataque terrorista.

Luego, decenas de colonos regresaron a las afueras de al-Mughayyir y quemaron dos casas y varios automóviles. El Ministerio de Salud palestino dijo que tres personas de la aldea resultaron heridas, una de ellas de gravedad.

En la cercana aldea de Douma, los colonos prendieron fuego a varias casas, según Wafa, la agencia oficial de noticias palestina. La Media Luna Roja Palestina dijo que seis personas resultaron heridas por disparos, pero no dijo quién disparó.

El ministro de Defensa, Yoav Gallant, tuiteó: “Hago un llamado al público para que dejen que las fuerzas de seguridad actúen rápidamente en la caza de los terroristas. Los actos de venganza dificultarán la misión de nuestros soldados. La ley no debe tomarse por mano propia”.

El fotógrafo del periódico Yedioth Ahronoth, Shaul Golan, dijo que fue atacado por un grupo de extremistas israelíes después de llegar a la aldea para documentar los acontecimientos.

“Estaba caminando por el pueblo tomando fotografías cuando vi a un grupo de judíos enmascarados emerger de un olivar cercano, caminando… como si fuera su propio pueblo. Filmé mientras incendiaban casas”, dijo al sitio de noticias Ynet.

Golan dijo que se escondió debajo de una mesa en una de las casas incendiadas cuando se acercaron los agresores. “Uno de los chicos me vio y llamó al resto. Me golpearon sin piedad, me rompieron el dedo y me quitaron el bolso para quemar todo el equipo de fotografía que había dentro”.

“Luego registraron mis bolsillos en busca de una tarjeta de memoria para asegurarse de que no tuviera ninguna grabación de lo que estaban haciendo”, dijo. “Comencé a decirles: ‘No soy árabe, soy judío‘. Corrieron hacia mí, gritando de terror y me agarraron, gritando: ‘Eres judío, ¿cómo no te avergüenzas de ti mismo?’”

“Algunos vestían uniformes de las FDI y empuñaban armas. Hubo 20 o 30 de ellos que me golpearon mientras yo gritaba pidiendo ayuda, esperando que los soldados me escucharan. Pero eran los soldados… Me tumbé en el suelo mientras cada uno de ellos me pateaba en la cabeza y en el estómago”, dijo Golan.

“Me dejaron desnudo y tiraron las llaves de mi moto al fuego para que no tuviera cómo llegar a casa. Tenían odio en sus ojos”, dijo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈