The Wall Street Journal detalló los pormenores de la alianza entre Israel, Estados Unidos y varios países adicionales que frenaron el ataque de Irán del pasado sábado de manera exitosa.

Radares, aviones de combate, buques de guerra y baterías de defensa aérea de Israel, Estados Unidos y media docena de otros países estuvo implicada en el muro defensivo que se alzó frente a Irán.

Según el WSJ, esta acción fue la culminación de un objetivo estadounidense de décadas de antigüedad frente a la amenaza de Irán en la región.

Uno de los obstáculos, no obstante, fue lograr la cooperación de países árabes del golfo sin que fueran vistos como Estados que salieron en defensa de Israel cuando la guerra en Gaza está en curso.

Según el WSJ, Israel y EE. UU. pudieron interceptar la mayoría de los drones y misiles de Irán gracias a que países árabes transmitieron silenciosamente información de inteligencia sobre los planes de ataque de Teherán, abrieron su espacio aéreo a aviones de combate, compartieron información de seguimiento de radar o, en algunos casos, proporcionaron sus propias fuerzas para ayudar, dijeron funcionarios.

En lugar de una versión de la alianza de la OTAN para Oriente Medio, Estados Unidos se ha centrado en una cooperación regional menos formal en materia de defensa aérea para mitigar el creciente arsenal de aviones teledirigidos y misiles de Teherán.

Los esfuerzos para construir un sistema integrado de defensa aérea para la región se remontan a décadas.

Después de años de comienzos en falso y avances mínimos, la iniciativa cobró impulso después de los Acuerdos de Abraham de 2020.

Dos años más tarde, el Pentágono trasladó a Israel de su Comando Europeo al Comando Central, que incluye el resto de Oriente Medio, una medida que permitió una mayor cooperación militar con los gobiernos árabes bajo los auspicios de Estados Unidos.

“La entrada de Israel en el Centcom fue un punto de inflexión”, ya que hizo más fácil compartir inteligencia y proporcionar alerta temprana entre países, dijo Dana Stroul, quien hasta diciembre era el funcionario civil de mayor rango en el Pentágono con responsabilidad en Medio Oriente.

En marzo de 2022, el general de la Infantería de Marina Frank McKenzie, entonces máximo comandante estadounidense en la región, convocó una reunión secreta de altos funcionarios militares de Israel y países árabes para explorar cómo podrían coordinarse contra las crecientes capacidades de misiles y drones de Irán.

Las conversaciones, celebradas en Sharm El Sheikh, Egipto, marcaron la primera vez que tal variedad de oficiales israelíes y árabes de alto rango se reunieron bajo los auspicios militares de Estados Unidos para discutir la lucha contra Irán.

“Los Acuerdos de Abraham hicieron que Oriente Medio pareciera diferente… porque podíamos hacer cosas no sólo bajo la superficie sino también por encima de ella”, dijo un alto funcionario israelí.

Unirse al Comando Central permitió una cooperación aún más técnica con los gobiernos árabes. “Eso es lo que creó esta alianza”, dijo el funcionario.

A pesar de los avances logrados, el objetivo de Estados Unidos de que Israel y los países árabes compartan sin problemas datos de seguimiento de las amenazas iraníes en tiempo real nunca se ha logrado plenamente debido a preocupaciones políticas, dijeron los funcionarios.

Bilal Saab, un ex funcionario del Pentágono que trabajó en cooperación en materia de seguridad en Medio Oriente, dijo que era prematuro hablar de integración de la seguridad en la región.

“Siempre iba a ser gradual, y [el sábado] fue un primer paso importante en el mundo real”, dijo Saab, ahora miembro del grupo de expertos Chatham House, con sede en Londres.

Pero la cooperación entre Israel y el gobierno árabe en materia de defensa aérea con Estados Unidos como intermediario se ha vuelto común, incluso con Arabia Saudita, que todavía no ha establecido relaciones diplomáticas con Israel, dicen funcionarios israelíes y estadounidenses.

Tras el ataque de Israel en Damasco que enfureció a Irán, altos funcionarios estadounidenses comenzaron a presionar al gobierno árabe para que compartiera inteligencia sobre los planes de Irán para atacar a Israel y ayudara a interceptar drones y misiles lanzados desde Irán y otros países hacia Israel, según funcionarios sauditas y egipcios.

Funcionarios cree que el sistema de defensa aéreo de Israel, aunque robusto, podría verse abrumado en un ataque masivo lanzado en su contra, como el emprendido por Irán.

La respuesta inicial de varios gobiernos árabes fue cautelosa, temiendo que la ayuda a Israel pudiera involucrarlos directamente en el conflicto y correr el riesgo de represalias por parte de Teherán.

Después de nuevas conversaciones con los EE. UU., Emiratos y Arabia Saudita acordaron en privado compartir inteligencia, mientras que Jordania dijo que permitiría el uso de su espacio aéreo por aviones de combate estadounidenses y de otros países y utilizaría sus propios aviones para ayudar a interceptar misiles y drones iraníes, dijeron los funcionarios.

Dos días antes del ataque, los funcionarios iraníes informaron a sus homólogos de Arabia Saudita y otros países del Golfo sobre las líneas generales y el momento de su plan para los ataques a gran escala contra Israel, de modo que esos países pudieran salvaguardar el espacio aéreo, dijeron los funcionarios.

La información fue transmitida a Estados Unidos, dando a Washington e Israel una advertencia crucial por adelantado.

Con un ataque iraní casi seguro, la Casa Blanca ordenó al Pentágono reubicar aviones y recursos de defensa antimisiles en la región y tomó la iniciativa en la coordinación de medidas defensivas entre Israel y los gobiernos árabes, según el alto funcionario israelí.

“El desafío era reunir a todos esos países alrededor de Israel” en un momento en que Israel está aislado en la región, dijo el funcionario. “Fue una cuestión diplomática”.

Los países árabes ofrecieron ayuda para defenderse de los ataques iraníes porque vieron los beneficios de cooperar con Estados Unidos e Israel, siempre y cuando se mantuviera un perfil bajo, dijo Yasmine Farouk, miembro no residente del Carnegie Endowment for International Peace, una organización con sede en Washington.

“Los países del Golfo saben que todavía no tienen el mismo nivel de apoyo que Israel recibe de Estados Unidos y ven lo que hicieron [el sábado] como una forma de obtenerlo en el futuro”, dijo.

Los misiles y drones iraníes fueron rastreados desde el momento de su lanzamiento por radares de alerta temprana en países del Golfo Pérsico vinculados al centro de operaciones de Estados Unidos en Catar, que transmitieron la información a aviones de combate de varios países en el espacio aéreo sobre Jordania y otros países, así como buques de guerra en el mar y baterías de defensa antimisiles en Israel, dijeron funcionarios.

Cuando los lentos drones iraníes estuvieron dentro del alcance, fueron derribados, en su mayoría por combatientes de Israel y Estados Unidos y, en menor número, por aviones de combate británicos, franceses y jordanos, dijeron funcionarios.

En un momento dado, más de 100 misiles balísticos iraníes estaban en el aire al mismo tiempo dirigiéndose hacia Israel. La abrumadora mayoría fueron derribados por sistemas de defensa aérea israelíes en el espacio aéreo israelí y fuera de él, dijo un funcionario estadounidense.

Aviones estadounidenses derribaron más de 70 drones y dos destructores de misiles guiados estadounidenses en el Mediterráneo oriental interceptaron hasta seis misiles.

Un sistema de defensa aérea Patriot de Estados Unidos cerca de Erbil, Irak, derribó un misil balístico iraní en camino a Israel, dijo el funcionario.

De más de 300 drones y misiles balísticos y de crucero disparados por Irán hacia Israel, sólo una pequeña cantidad de misiles cayeron en Israel, causando daños menores a una base militar en la parte sur del país, dijo el ejército de Israel.

Un funcionario israelí involucrado en esfuerzos de cooperación en materia de seguridad regional dijo que si bien en el pasado se había compartido frecuentemente información de inteligencia sobre amenazas a la defensa aérea, el ataque de Irán del sábado “fue la primera vez que vimos a la alianza trabajar a pleno poder”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈