El grupo terrorista Hamás presentó el domingo a los mediadores su propia propuesta para un alto el fuego y un acuerdo de liberación de rehenes con Israel después de rechazar uno redactado por los mediadores la semana pasada en El Cairo, y ahora exige que Israel respete un alto el fuego de seis semanas antes de liberar a ningún rehén.

 

El grupo terrorista sugiere tres etapas de seis semanas de duración cada una; exige el cese total de los combates y 30 prisioneros palestinos por cada rehén civil, 50 por cada mujer soldado

 

La propuesta presentada por el grupo terrorista incluye un cese total de los combates en la Franja de Gaza y la liberación de los rehenes que se implementará en tres etapas de seis semanas, informó Haaretz el domingo por la noche.

La primera fase del acuerdo requeriría que el ejército de Israel pusiera fin a los combates, se retirara de todos los centros urbanos de la Franja y permitiera a los palestinos desplazados regresar sin obstáculos al norte de Gaza.

A diferencia de propuestas anteriores, todas rechazadas por Hamás, ninguno de los 129 rehenes retenidos por los grupos terroristas de Gaza desde la masacre del 7 de octubre en el sur de Israel sería liberado durante la primera fase del acuerdo. En cambio, Hamás utilizaría ese tiempo para localizar a los rehenes y determinar en qué condiciones se encuentran.

Finalizado el período inicial de 42 días, Hamás estaría preparado para comenzar a liberar a los rehenes ancianos y enfermos, así como a mujeres civiles y soldados, aunque por un alto precio. Según el informe, el grupo terrorista exigiría a Israel liberar a 30 prisioneros palestinos a cambio de cada uno de los rehenes civiles en la segunda fase del acuerdo, un fuerte aumento respecto a los tres prisioneros que exigió por cada rehén civil durante una tregua de una semana en noviembre, según The Times of Israel.

Con respecto a las mujeres soldado, según se informa, Israel tendría que liberar a 50 prisioneros palestinos por cada soldado cautiva, de los cuales 30 serían prisioneros cumpliendo cadena perpetua.

En la tercera y última etapa del acuerdo propuesto por Hamás, comenzaría la rehabilitación de la Franja de Gaza devastada por la guerra, y todos los soldados cautivos y todos los hombres en edad militar serían liberados, así como los cuerpos de aquellos que murieron en cautiverio o el 7 de octubre.

Manifestación por los rehenes de Hamás en Israel
Manifestacion por los rehenes de Hamas en Israel (archivo)

El informe no incluía detalles sobre cuántos prisioneros palestinos debería liberar Israel por cada uno de los rehenes en la fase final del acuerdo.

Muchas de las demandas expuestas por Hamás en su propuesta han sido rechazadas anteriormente por Israel por considerarlas imposibles, incluido un alto el fuego permanente y la retirada de las tropas israelíes de toda la Franja.

La hoja de ruta presentada por Hamás fue elaborada tras rechazar la reciente oferta presentada en El Cairo por mediadores estadounidenses, qataríes y egipcios.

Esa oferta incluía un alto el fuego temporal de al menos varias semanas a cambio de la liberación de docenas de rehenes. Israel también liberaría a cientos de prisioneros de seguridad palestinos retenidos en sus cárceles y permitiría un aumento de la ayuda a Gaza, donde la crisis humanitaria se ha disparado en medio de los combates.

Hamás anunció el sábado por la noche que había presentado su respuesta y que mantenía sus exigencias originales de un alto el fuego permanente, la retirada de las tropas israelíes de toda Gaza, el regreso de los palestinos al norte de Gaza y otras zonas, un aumento de la ayuda humanitaria y el inicio de la reconstrucción de la Franja.

Sin embargo, afirmó que todavía estaba preparado para llegar a un acuerdo, y su declaración no rechazó explícitamente la propuesta, aunque en Israel, la Oficina del Primer Ministro y la agencia de inteligencia Mossad dijeron que la respuesta equivalía a un rechazo.

El rechazo del acuerdo elaborado en El Cairo, dijo el domingo la Oficina del Primer Ministro, demuestra que el líder de Hamás, Yahya Sinwar, “no está interesado en un acuerdo humanitario ni en el regreso de los rehenes, y continúa aprovechándose de las tensiones con Irán para intentar unir los teatros y lograr una escalada general en la región”.

Israel seguirá trabajando para lograr sus objetivos, decía el comunicado, y “revolverá cada piedra para traer de vuelta a los 133 rehenes de Gaza lo antes posible”.

De las 253 personas secuestradas en el ataque de Hamás del 7 de octubre, en el que los terroristas masacraron a unas 1.200 personas, 129 siguen en cautiverio, 34 de los cuales las FDI han confirmado que ya no están vivos.

Israel también quiere los restos de dos soldados israelíes asesinados y capturados en 2014, así como el regreso de dos ciudadanos israelíes que entraron a Gaza por su propia voluntad en esa época.

Si bien Israel no ha comentado públicamente sobre la última propuesta de Hamás, que el grupo terrorista dijo haber presentado a los mediadores, un funcionario dijo al Wall Street Journal la semana pasada que estaría abierto a utilizar una propuesta de Hamás como base para “negociaciones serias” siempre que estuviera decidido a avanzar en los esfuerzos.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈