“Sí, va a haber una respuesta a Irán y hay que prepararnos”, dice Berele Borowsky, periodista mexicano israelí radicado en Israel, en entrevista exclusiva, mientras el mundo espera atento la reacción israelí al ataque sufrido el sábado. 

 

Creo que sí va a haber una respuesta de Israel y lo más probable es que ocurra en las próximas horas, dice desde aquel país Berele Borowsky, un mexicano que hizo aliá y que desde el 7 de octubre se ha mantenido muy activo en tareas de difusión sobre la situación que vive su país adoptivo en los días de guerra por los que atraviesa.

Hoy, unas horas después de que las restricciones a la población civil se hubieran levantado, y cuando el mundo se pregunta si, como Borowsky piensa, Israel lanzará algún ataque contra Irán en respuesta, no parece que la angustia reine en las ciudades del Estado Judío. Al menos así lo describe Borowsky, en entrevista con Enlace Judío.

“Aquí en Israel como que ya es muy común, igual que cuando hay estas escaladas de violencia de Hamás o Hezbolá a Israel, de un día al otro la actividades como si jamás hubiese pasado. Hoy fui a la oficina de manera regular y en Tel Aviv, en Ramat Gan, las calles llenas, la gente de un lado al otro, preparándose para Pésaj, trabajando, como si nada hubiera pasado”.

El ataque de Irán

El sábado, sin embargo, la situación fue diferente. Según lo narra ahora, él y su esposa tuvieron que permanecer despiertos hasta las 3:00 de la mañana “para ver si sonaban las alarmas y no tener que ir corriendo”a los refugios. Más que nada eso fue”, cierra con gran tranquilidad, y admite que la población israelí se tomó el ataque con calma. Borowsky se dedicó a la limpieza de Pésaj y el chiste en los chats era qué película se recomendaba para esperar el ataque de Irán.

Borowsky y su familia viven en Ashdod, una ciudad portuaria e industrial ubicada sobre la línea media del país, y “desde aquí se vio todo, se vieron las intercepciones y todo que iban hacia el sur”, dice nuestro entrevistado. Agrega que el cielo de Israel es muy claro y, en la noche, no es infrecuente ver estrellas fugaces. Los misiles balísticos enviados por Irán podrían haber pasado por tales de no haber sido interceptados y destruidos en el aire por los sofisticados sistemas antiaéreos israelíes.

Aunque en Ashdod todo estaba tranquilo, Borosky, atento a su celular y a las noticias, afirma que “era impresionante ver cuántos lugares al mismo tiempo estaban recibiendo las alarmas”. Mientras la entrevista tiene lugar, una nota comienza a circular: el Gabinete de Guerra acaba de anunciar que, efectivamente, Israel responderá a Irán con fuerza.

Cómo se prepara la gente para la guerra

En una mochila, Berele Borowsky ha dispuesto cargadores, medicinas, agua, comida, linternas, vendajes y todo tipo de accesorios que pudiera requerir para pasar algunos días encerrado en un refugio bajo el fuego enemigo. También tiene nociones elementales de primeros auxilios y está listo para enfrentar cualquier escenario o, al menos, eso dice ahora, frente a la cámara de su computadora, cuando se le pregunta cómo se prepara frente a un hipotético escenario de confrontación bélica directa entre Irán e Israel.

“Mucha gente me pregunta ‘¿te vas a ir?‘ (de Israel). No. Yo hice aliá con la convicción de adónde venía, la situación de Israel y de que yo vengo a vivir y a dar todo por Israel. No que voy a salir corriendo a la primera”. Aprovecha para señalar la actitud de otros que, a diferencia de él, abandonaron el país tras los atentados del 7 de octubre.

Algunos, dice, regresaron y ahora están tratando de encontrar vuelos humanitarios para salir de nuevo. “A ver, ¿a qué estamos jugando?”, dice.  “Yo crecí con una educación sionista muy fuerte, muy arraigada, que yo si la acepté en mí, así, a ese nivel… O sea, ¿irme de Israel, yo? No, no hay manera“.

Borowsky confía en las capacidades de Israel para defenderse y celebra que sus vecinos jordanos, e incluso los saudíes hayan colaborado en la intercepción de misiles enviados por Irán. Sobre las declaraciones de la reina de Jordania contra Israel, dice que, al tratarse de un estado islámico, la voz de las mujeres no cuenta, y que ella solo trata de tranquilizar a los jordanos de origen palestino para evitar una revuelta.

“Irán abrió una puerta. Hay que aprovecharla. Hay que aprovecharla al máximo en este momento”, opina Borowsky, quien sugiere que Israel tendría que acabar con la infraestructura militar y nuclear iraní, no solo para resguardar su seguridad sino por el bien de todo el mundo.

“Sí va a escalar”, opina, y se atreve a ir mucho más lejos al suponer que el resultado de dicha escalada puede ser “una guerra de dimensiones que no hemos visto desde la Segunda Guerra Mundial“.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío. Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

 

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈