La Fuerza Aérea de Israel tendrá mucho trabajo en el futuro, dijo este jueves el ministro de Defensa, Yoav Gallant, a los pilotos de aviones de combate que frenaron el ataque de Irán.

“Nuestras misiones no van a disminuir, sólo aumentarán”, dijo Gallant a los pilotos, según un comunicado de su oficina. “Esta realidad de que estamos siendo atacados desde siete ámbitos diferentes es compleja y nos desafiará persistentemente”.

Dijo que Israel “tiene la libertad de acción para hacer lo que quiera, gracias al hecho de que la Fuerza Aérea está creando una defensa, y lo que hicieron el sábado pasado fue muy impresionante”.

Según las Fuerzas de Defensa de Israel, el ataque de Irán contra Israel incluyó 170 drones, 30 misiles de crucero y 120 misiles balísticos, de los cuales el 99 por ciento fueron interceptados.

Todos los drones y misiles de crucero fueron derribados fuera del espacio aéreo del país por la Fuerza Aérea de Israel y sus aliados, incluidos Estados Unidos, Reino Unido, Jordania, Francia y otros.

Las acciones de los pilotos de Israel el fin de semana pasado le han dado al país “la capacidad de saber que cuando reaccionemos [a Irán], tenemos un seguro, que lo que se decida se llevará a cabo”, dijo Gallant a los pilotos. “Esto ofrece una gran confianza al público israelí y a los responsables de la toma de decisiones”.

En los días posteriores al ataque sin precedentes de Irán, el gabinete de guerra de Israel ha estado sopesando qué medidas, si corresponde, deberían tomar como represalia.

Los aliados, incluido Estados Unidos, le han instado a no arriesgarse a provocar un conflicto regional más amplio, pero a pesar de las advertencias, el gabinete se inclina por lanzar una respuesta de algún tipo.

Los expertos han dicho que Israel tendría pocos problemas para alcanzar objetivos dentro de Irán si decide responder, citando la obsoleta fuerza aérea de Teherán y los sistemas de defensa aérea locales basados en viejos modelos rusos.

No obstante, las defensas aéreas de Irán se construyen en gran medida alrededor de los sistemas de misiles antiaéreos rusos S-200 y S-300 o una variedad de equivalentes producidos localmente, como el Bavar-373, Khordad, Raad, Sayyad y Talash, así como viejos aviones de combate estadounidenses y rusos, algunos de los cuales datan de la era de la década de 1970.

Se han desplegado sistemas similares en Siria desde 2015, lo que brinda a los pilotos israelíes una ventaja, ya que tienen años de experiencia en lidiar con ellos.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈