Una imagen transmitida por un medio de comunicación de la oposición iraní el domingo parece mostrar daños significativos a un sistema de radar cerca de un sitio nuclear secreto iraní después del ataque de Israel, informó The Times of Israel.

Los restos destruidos de lo que se informó que era una estación de radar móvil antiaéreo se podían ver en la imagen de satélite publicada por Iran International, con el suelo a su alrededor carbonizado de negro.

Las imágenes satelitales del sitio capturadas antes del presunto ataque el viernes temprano mostraron el mismo radar de “tapa abatible” intacto y rodeado por una serie de cuatro lanzadores móviles de misiles antiaéreos S-300 de fabricación rusa y otros vehículos relacionados con el sistema de defensa aérea. .

Las imágenes tomadas el viernes, horas después del ataque, mostraron los lanzadores de misiles retirados del sistema de defensa aérea en la Octava Base Aérea Shekari en Isfahán.

En la fotografía publicada el domingo, aparentemente al menos tres de los lanzadores de misiles habían sido devueltos.

Aparte del radar, todos los demás vehículos en el sitio de defensa aérea parecían estar en gran parte sin daños, lo que muestra la naturaleza precisa del ataque, que los funcionarios habían indicado que tenía como objetivo una represalia limitada a la agresión con misiles y drones de Irán contra Israel días antes.

The New York Times informó el sábado que Israel utilizó un misil de alta tecnología que pudo evadir los sistemas de radar de Irán para atacar el sitio, en una medida destinada a enviar un mensaje de disuasión al mostrar las capacidades ofensivas de Israel.

Citó a dos funcionarios iraníes que dijeron que el sistema S-300 fue alcanzado en el ataque. El puesto de defensa aérea era parte de un conjunto que defendía el cercano sitio nuclear ultrasecreto de Natanz, a unos 100 kilómetros de distancia.

Los funcionarios iraníes dijeron al periódico que Irán no había detectado intrusiones en su espacio aéreo por parte de drones, misiles o aviones.

Dos funcionarios occidentales anónimos citados por el periódico dijeron que el misil tenía como objetivo mostrar a Teherán que Israel es capaz de esquivar y neutralizar sus defensas, en una medida destinada a obligar a Irán a reconsiderar el lanzamiento de otro ataque directo contra Israel.

A pesar de los informes, Irán siguió insistiendo en que sólo se lanzaron varios drones pequeños y que no habían causado ningún daño.

El canciller de Irán, Hossein Amir-Abdollahian, que se encuentra en Nueva York para asistir a una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Oriente Medio, comparó el ataque del viernes con un juego de niños.

En declaraciones a NBC News a través de un traductor, AmirAbdollahian dijo que los drones despegaron del interior de Irán y volaron unos cientos de metros antes de ser derribados.

“Lo que ocurrió anoche no fue ningún ataque”, afirmó AmirAbdollahian. “Fue el vuelo de dos o tres cuadricópteros, que están al nivel de los juguetes que usan nuestros niños en Irán“.

Sin embargo, los informes de que Israel había disparado al menos un misil parecen correlacionarse con los escombros encontrados en Irak por la mañana después de que los residentes de Bagdad informaron haber escuchado sonidos de explosiones.

Las imágenes mostraban lo que parecían ser partes de un misil aire-tierra de dos etapas cerca de Latifiya, al suroeste de Bagdad, que se habría desprendido después del lanzamiento del misil, aunque esto aún no está confirmado.

Israel tiene varios tipos de estas municiones disponibles para su fuerza aérea, lo que plantea la posibilidad de que hayan sido disparadas como parte del ataque.

Además, aproximadamente en el momento del incidente en Irán, la agencia de noticias estatal siria SANA citó una declaración militar que decía que Israel llevó a cabo un ataque con misiles dirigido a una unidad de defensa aérea del sur y causó daños.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, un observador de guerra de la oposición cuya financiación no está clara, dijo que el ataque alcanzó un radar militar de las fuerzas gubernamentales.

Esa zona de Siria está directamente al oeste de Isfahán, a unos 1.500 kilómetros de distancia y al este de Israel, y podría proporcionar una indicación de la ruta tomada por los aviones israelíes.

El sitio de enriquecimiento subterráneo profundamente fortificado de Natanz ha sido blanco repetidamente de presuntos ataques de sabotaje israelíes, pero el ataque reportado al radar S-300 parecería ser el primer ataque militar israelí directo en un área que se cree que contiene gran parte de la capacidad de producción nuclear de Irán.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈