Alemania dijo este miércoles que planea reanudar la cooperación con la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, UNRWA, informó The Times of Israel.

Las acusaciones de Israel a la UNRWA de tener empleados ligados a Hamás llevaron a 16 estados donantes, incluido el más grande, Estados Unidos, a congelar unos 450 millones de dólares en fondos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel calificó la decisión de Alemania de “lamentable y decepcionante”.

La medida de Alemania, el segundo mayor donante de la UNRWA, se produjo tras la publicación el lunes de una revisión sobre los procedimientos del organismo para garantizar el cumplimiento de los principios humanitarios de neutralidad.

En una declaración, los ministerios alemanes de Asuntos Exteriores y de Desarrollo instaron a la UNRWA a implementar rápidamente las recomendaciones del informe, incluido el fortalecimiento de su función de auditoría interna y la mejora de la supervisión externa de la gestión de proyectos.

“En apoyo de estas reformas, el gobierno alemán pronto continuará su cooperación con la UNRWA en Gaza, como ya lo han hecho Australia, Canadá, Suecia y Japón, entre otros”, dice el comunicado.

Alemania dijo que su objetivo es apoyar “el papel vital y actualmente irreemplazable de la UNRWA en la prestación de servicios a la población de Gaza“.

La UNRWA y otras agencias de la ONU deben poder llevar a cabo su trabajo de distribuir ayuda en el territorio, lo cual era “más importante que nunca a la luz de la catástrofe humanitaria en curso en Gaza”, decía el comunicado.

Alemania coordinará estrechamente con sus socios internacionales más cercanos el desembolso de fondos adicionales. Las necesidades de financiación a corto plazo de la UNRWA en Gaza están actualmente cubiertas por los fondos existentes”, añadió.

Israel respondió al acontecimiento diciendo que compartía con Alemania y otros países donantes “información detallada sobre cientos de agentes militares de Hamás y muchos cientos de otros agentes pertenecientes a las organizaciones terroristas Hamás y la Yihad Islámica, todos ellos empleados de la UNRWA”.

“Estas no son manzanas podridas, es un árbol podrido y envenenado”, dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Oren Marmostein, en un comunicado.

Al señalar que Alemania considera a Hamás una organización terrorista, Marmorstein advirtió que “la transferencia del dinero de los contribuyentes alemanes a la UNRWA… no contribuirá a promover la seguridad y el bienestar de los residentes de la zona, tanto israelíes como palestinos”.

Añadió que Israel “continuará trabajando estrechamente con el gobierno alemán a través de todos los canales para canalizar la ayuda humanitaria a Gaza a través de otras agencias”.

La revisión dijo que Israel aún tenía que proporcionar pruebas para respaldar sus acusaciones –hechas sobre la base de una lista de personal de la UNRWA que le fue entregada en marzo– de que un número significativo de personal de la UNRWA eran miembros de grupos terroristas de Gaza.

Israel rechazó los hallazgos, diciendo que sólo proporcionó “soluciones cosméticas” y reafirmando su posición de que la agencia estaba entrelazada con Hamás y no podía desempeñar un papel futuro en Gaza.

Israel ha asegurado que 12 miembros del personal de la UNRWA participaron activamente en el ataque liderado por Hamás el 7 de octubre en el que murieron 1.200 personas y otras 253 fueron tomadas como rehenes.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈