A nivel psíquico, el trauma es un choque emocional que produce un daño duradero en el inconsciente. El trauma psicológico es una respuesta a un evento que una persona encuentra altamente estresante.

Han sido recientes los avances sobre este relevante y tan presente tema, aunque es muy posible que, al día de hoy no se tienen dimensionados del todo, los efectos nocivos del trauma psíquico en la vida de las personas. Por lo mismo las técnicas de sanación si bien existen, siguen evolucionando todavía. 

Definitivamente, es más fácil sanar las partes externas del cuerpo que las intrapsíquicas. Las heridas en el cuerpo se ven a ojo desnudo. Las del alma no se pueden ver y por lo tanto no se pueden cuantificar de forma precisa para su curación.

Nova

Recientemente tuve la oportunidad de asistir al documental NOVA, realizado con fragmentos de testimonios de algunos de los más de 2.000jóvenes que participaron del Festival Nova en Reim, Israel, que fueron atacados el 7 de octubrepor miembros del grupo terrorista

Hamás, asesinando ahí a 365 personas, secuestrando a varios y provocando que, centenas de jóvenes tuvieran que luchar para sobrevivir a la barbarie, a la masacre, a las violaciones y al abuso de dichos terroristas armados que irrumpieron en el festival con el único objetivo de destruir, matar y dañar a jóvenes inocentes que bailaban por la paz. 

El documental es extremadamente crudo. Los testimonios son en tiempo real, ya sean audios que los jóvenes enviaban a sus seres queridos pidiendo ayuda, las respuestas de los padres y madres desesperados al escuchar a sus hijos en peligro, o de videos que enseñaban cómo ellos hacían para esconderse y esquivar las bestias que con metralladoras arrasaban todo a su alrededor entre tantas y tantas imágenes que hacen de los más de 50 minutos de duración del documental: imposible verlo sin experimentar un dolor indescriptible o una sensación de impotencia y sufrimiento paralizantes, te levantas de la silla como si un tractor se hubiera pasado por en cima de tu cabeza. 

Por el simple impacto que causan ver estas imágenes es imposible imaginar cómo, los que lograron sobrevivir a esta pesadilla podrán seguir con sus vidas. No olvidemos que son todos jóvenes, llenos de sueños de esperanza, que estaban ahí para bailar y cantar por la vida. 

¿Cómo sigues viviendo cuando viste a tu hermano tu amiga, ser asesinado, torturado o violada frente a tus ojos?

El terror que crearon, la cruda maldad de la que fueron víctimas, la horripilante frialdad en la que los miembros de Hamás mataron, violaron, secuestraron y aterrorizaron a jóvenes inocentes, es atroz. 

Desafortundamente, existen sospechas de que, a raíz de lo vivido, algunos sobrevivientes se han quitado la vida, creando una tragedia por sobre la tragedia. Aparentemente no es un dato oficial del Ministerio de Salud de Israel, pero no sería sorprendente que hayan habido suicidios. 

¿Cómo vivir después de haber experimentado un infierno de esta magnitud ?¿Donde encuentrar esperanza?¿De qué agarrarse?

En algunos testimonios del documental así lo expresan diciendo que, si no fuera por la ayuda psicológica que están recibiendo, no podrían seguir estando en este mundo, porque aunque están vivos, sus almas están en pena. 

El trauma

Si bien Israel es un país pionero en resiliencia y en el trabajo con trauma, las huellas dejadas por el ataque del 7 de octubre a su territorio rebasan por mucho lo conocido y lo vivido. Se requerrirán desarrollar muchas nuevas estrategias, mucho trabajo profesional, entregar mucho amor, muchos cuidados para que las víctimas puedan seguir viviendo, no solamente por el hecho de seguir respirando sino, como seres íntegros que logren sanar sus heridas más profundas. El reto es enorme, la labor ya la están haciendo psicólogos, psiquiatras, asistentes sociales y profesionales de la salud para apoyar a todas y cada una de las víctimas. 

Sin embargo, aunque me imagino la magnitud que representa la enorme tarea de atender a estas personas que lo vivieron en primera línea, en mi caso, estando lejos con solamente haber visto el documental, al tratar de recordar con más precisión las escenas me doy cuenta que no puedo hacerlo. Mi cerebro está bloqueado no logro recordar las imágenes completas de lo que ví y escuché durante esos 50 minutos que duró el documental. En pequeña escala este es el efecto del trauma. Tu mente lo borra, lo bloquea, no permite la entrada de imágenes perturbadoras y este bloqueo no permite seguir funcionando de forma sana. En algunos casos, la evasión, el no contactar con lo sucedido o con la realidad es lo que puede causar posteriormente daños más profundos, incluso el PTSD (Síndrome de estréspost traumático). Así que me quedo coninevitables preguntas:

 ¿Cuantas personas ya lo han desarrollado? y ¿Cuantas generaciones les tomará sanarlo?

Me cuestiona la gente cercana por qué fui a ver el documental.  ¿Para qué ver y escuchar estas atrocidades? No es que yo lo quería ver y escuchar, no era por ganas lo hice quizá para seguir entendiendo lo que no se puede entender o tal vez para poder escribir estas líneas con la esperanza de que, para que los que no conocen los efectos devastadores del trauma, puedan tener compasión por las víctimas de ese tremendo ataque el 7 de octubre, por los sobreviventes, por sus familiares y por el pueblo de Israel. Que aquellos que no saben, no conocen y opinan sin conocer, entiendan la magnitud de un trauma psicológico, del trauma que vivieron miles de personas ese triste día y que siguen viviendo 133 personas que después de más de 200 días siguen secuestradas para que, juntos, hagamos todo para erradicar de la tierra la maldad, el terrorismo y la monstruosidad.

Rachel Goldberg, antes y después del secuestro de su hijo
Rachel Goldberg, antes y después del secuestro de su hijo

No puedo terminar este escrito sin hablar de lo que hoy vi : la imagen de un jóven secuestrado (la imagen principal lo muestra antes y a casi 200 días de su secuestro), que sigue en cautiverio. Con solo comparar su mirada antes de ser capturado y la que tiene hoy en sus ojos, no puedo dejar de pensar en el horror, el trauma, el dolor y lo devastador que es para todos los que lo vivieron, lo están viviendo y seguirán viviendo los efectos de este trauma colectivo causado por Hamás. 

Porque más allá del golpe físico o psiquico, Hamás, en su perversa maldad, ha querido asesinar el alma de sus victimas y esta es la gran tragedia que viven hoy las miles de víctimas del 7 de octubre.

 

 


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío. Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈