El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el jueves, por primera vez desde la masacre de Hamás del 7 de octubre, para un debate especial que se centrará en la situación de los rehenes retenidos por Hamás en Gaza y en promover formas de liberarlos, informó Arutz Sheva.

La discusión se programó luego de prolongados esfuerzos del embajador de Israel ante la ONU, Gilad Erdan, y del trabajo conjunto con la delegación de Estados Unidos ante la ONU, que inició la discusión en virtud de ser miembro del Consejo de Seguridad.

Por iniciativa de la delegación israelí ante la ONU, la Dra. Shoshan Haran, que fue secuestrada de su casa en el Kibutz Be’eri y liberada, y Ayelet Samerano, madre del Yonatan cuyo cuerpo fue secuestrado por trabajadores de la UNRWA en Gaza, fueron invitadas a la discusión.

Un documento preparado antes de la discusión, presentado en nombre de los EE. UU. y preparado en cooperación y coordinación con Israel, responsabiliza por su situación a la organización terrorista Hamás y afirma que “la retención de rehenes es ilegal y socava la paz global y seguridad” y que las consecuencias para la salud física y mental de los rehenes y sus familias son “catastróficas e inhumanas”.

La discusión abordará, entre otras cosas, las acciones que las agencias de la ONU y el Consejo de Seguridad pueden tomar para acelerar la liberación de los rehenes y cómo se puede presionar a Hamás para ese fin.

El debate también abordará los recursos de que dispone la ONU y otras organizaciones internacionales para apoyar a los supervivientes de la masacre y a los rehenes liberados desde el punto de vista sanitario y económico.

Además, el Consejo de Seguridad discutirá la cuestión de cómo puede crear disuasión contra un futuro incidente de secuestro de civiles en estado de guerra y cómo exigir responsabilidades a las organizaciones terroristas por tales actos.

El Embajador Erdan dijo que “tras un incesante esfuerzo diplomático, logramos que el Consejo de Seguridad se reuniera por primera vez para discutir sólo la situación de nuestros rehenes y promover formas de ejercer presión para liberarlos.

“Agradezco a los EE. UU. por aceptar exigir la retención del debate, el Consejo finalmente se verá obligado a mirar a los ojos a la rehén Shoshan Haran y a la madre del difunto Yonatan Samerano y darse cuenta de que Israel no se detendrá hasta que los rehenes sean liberados y que la dirección correcta es ejercer presión contra la monstruoso organización terrorista Hamás“.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈