Juntos venceremos
lunes 22 de julio de 2024
vejez

Eldad y Meidad. La importancia de la humildad dentro de la Torá

Enlace Judío / rab Yaakov Menken – En la lectura de hace unas semanas, D-os le dice a Moisés que reúna a 70 de los Sabios de Israel, para que sean profetas del pueblo [Núm. 11:16-17 y 24-29]. Ellos formarían el Sanedrín, el Tribunal Rabínico Supremo.

Había 12 tribus, y la división debía ser lo más equitativa posible. Hagamos cuentas: con seis representantes por tribu y doce tribus, son 72 personas, pero se suponía que sólo debía haber 70. Ninguna tribu, explica Rashi, se ofreció voluntaria a tener sólo cinco. Así que echaron suertes: 70 trozos de papel decían “sabio”, dos de ellos estaban en blanco, y esas dos personas no estaban entre los 70 Sabios que permanecieron con Moisés en el Tabernáculo.

El espíritu de profecía todavía descansaba sobre esos dos, Eldad y Meidad, y profetizaron en el campamento con el resto de Israel. Yehoshúa (Josué) estaba muy molesto por esto, y corrió a decírselo a Moisés, y a pedirle que los detuviera.

Rashi explica que Yehoshúa estaba molesto porque estaban profetizando que Moisés moriría, y que él, Yehoshúa mismo, guiaría a Israel a su tierra. Y eso molestó a Yehoshúa. Rashi también dice algo aún más asombroso: ¿cómo los detendría Moisés? Dándo responsabilidades comunales a Eldad y Meidad. Eso haría que el espíritu de la profecía los abandonara.

Otros comentaristas (los Baalei HaTosfos) preguntan cómo las responsabilidades comunales podrían obstruir la profecía, y explican: estarían tristes por todos los problemas con los que tendrían que lidiar, y la profecía sólo llega a una persona en un estado de felicidad.

Todo esto construye una imagen del liderazgo muy diferente de aquella a la que estamos acostumbrados. Pensamos en gente que se presenta a las elecciones, que quiere gobernar, que quiere tener la oportunidad de dictar las normas que todo el mundo tiene que seguir. La Torá nos dice que Yehoshúa estaba disgustado por la profecía que indicaba que él, y no Moisés, guiaría a Israel a la Tierra Prometida, y también que las responsabilidades comunales negarían a Eldad y Meidad un nivel de cercanía a D-os que de otro modo disfrutaban.

La diferencia es que el “servicio público” debe ser realmente eso. Se necesitan personas especiales para ser capaces de liderar y a la vez ser humildes, pensar en el público más que en sí mismos, y permanecer felices y satisfechos en lugar de deprimirse mientras se ocupan de los problemas de todos. Y una característica clara de estas personas, compartida por Moshé (llamado por la Torá “el más humilde de todos”) y Yehoshúa, molesto al oír a la gente declarar que él lideraría, era que ellos no querían el liderazgo, se lo impusieron.

Todos somos líderes en cualquier aspecto, a todos se nos imponen responsabilidades. Y la Torá nos da el tipo de líderes que haríamos bien en emular.

Fuente: Project Genesis

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈