Inicio » Noticias » Israel » La Marina estadounidense adquiere casco israelí que alivia la depresión y el estrés postraumático

La Marina estadounidense adquiere casco israelí que alivia la depresión y el estrés postraumático

La Marina estadounidense utilizará un sistema de estimulación magnética transcraneana profunda (Deep TMS, por sus siglas en inglés) desarrollado por científicos israelíes para el tratamiento de pacientes con una variedad de patologías psicológicas como el trastorno de estrés postraumático (TEPT), depresión y otros padecimientos.

brainsway-helmet-635x357

ESTI PELED PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – La Marina ha ordenado varios cascos de terapia Deep TMS producidos por la empresa Brainsway con sede en Jerusalem y utilizados en varios de sus centros médicos para beneficio de los marineros y sus familias, como parte de un programa terapéutico que incluye asesoramiento, anti-depresivos, y otros tratamientos.

“Nuestro reconocimiento como proveedor de la Armada de Estados Unidos es un importante trampolín para nuestra empresa en el mercado de ese país,” comentó Guy Esekiel, director y presidente de Brainsway. “La Marina ofrece servicios de salud a su personal de servicio y |sus familias en un gran número de centros de terapia, y y estamos orgullosos de contribuir a este esfuerzo.

El dispositivo de Brainsway se basa en la estimulación magnética transcraneana (TMS), una técnica no invasiva de breves pulsos magnéticos al cerebro. Los pulsos se aplican mediante altas corrientes a través de una bobina electromagnética que se coloca sobre el cuero cabelludo del paciente. Los impulsos causan pequeñas corrientes eléctricas que estimulan las células nerviosas en la región específica del cerebro a fin de aliviar la depresión mediante la modulación de la excitabilidad cortical.

TMS es eficaz en el tratamiento de una serie de enfermedades neurológicas, psiquiátricas y médicas tales como Alzheimer, autismo trastorno de Asperger, adicciones a sustancias, alcoholismo, tinnitus, depresión bipolar, trastorno de estrés post-traumático, migraña, deficiencias cognitivas, la enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, dolor neuropático y esquizofrenia.

TMS es el único tratamiento no invasivo para estos y otros trastornos. Los pacientes colocan el casco con la bobina de estimulación ubicada en el punto específico del cráneo donde se encuentran las células cerebrales que requieren tratamiento.

La “dosis” – intensidad de los pulsos TMS – se determina a través de los resultados de la actividad eléctrica EMG conectada al músculo de la mano y medida a través de los movimientos de la mano. Según la empresa, el tratamiento no tiene efectos secundarios. El paciente sólo siente una pequeña vibración provocada por los elementos de la bobina sobre la cabeza.”

El sistema Brainsway fue aprobado por la FDA en enero de 2013 como método para el tratamiento de la depresión en pacientes que no han respondido a antidepresivos, y desde entonces se ha instalado en varios hospitales de Estados Unidos y Europa. Un año más tarde, la tecnología de Brainsway se puso a disposición de decenas de millones de clientes de United Health Technologies (a través de sus servicios de salud Optum Platform) para el tratamiento del trastorno depresivo mayor. Desde entonces ha sido adquirido por varias organizaciones, incluyendo el Hospital McLean de la Universidad de Harvard, uno de los mejores centros psiquiátricos del mundo.

El sistema también es utilizando en 15 sitios en el mundo para el tratamiento de fumadores que no han respondido a otros métodos para dejar de fumar, y está siendo probado como un tratamiento para enfermedades como la esquizofrenia y el trastorno obsesivo-compulsivo.

La bobina electromagnética, el corazón del sistema Brainsway fue desarrollada por Avraham Zangen, científico israelí y ex alumno de la Universidad de Bar-Ilan, en una investigación del cerebro realizada en los Institutos Nacionales de Salud (NIH) a finales de 1990, junto con el físico israelí Yiftach Roth. Brainsway fue establecida en 2003 como una plataforma de marketing e investigación para el sistema patentado Deep TMS de bobina electromagnética (H-coil). La empresa es licenciatario exclusivo de la patente propiedad de NIH. El dispositivo fue desarrollado inicialmente en las instalaciones de Brainsway de Jerusalem, mientras que los ensayos fueron realizados en la Universidad de Tel Aviv.

En este último año, Brainsway ha estado trabajando para comercializar su tecnología, y recientemente nombró a un nuevo vicepresidente de ventas en Estados Unidos. “La empresa se encuentra en un gran proceso de expansión en el mercado estadounidense,” señaló Ezequiel. “Estamos ampliando nuestra presencia estratégica en el país con el objeto de aumentar las ventas allí.”

Fuente: The Times of Israel/David Shamah

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Esti Peled

Esti Peled es corresponsal de Enlace Judío en Israel. Desde Haifa, donde radica, está siempre atenta a lo que sucede en el Estado judío. Aprovechando las 8 horas de diferencia horaria entre Israel y México, nos brinda las últimas noticias desde el lugar más "cubierto" del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend