Inicio » Opinión » Nuestros Columnistas » El Talón de Aquiles: El muftí, los nazis, y la ‘Autoridad Palestina’

El Talón de Aquiles: El muftí, los nazis, y la ‘Autoridad Palestina’

FRANCISCO GIL WHITE

El domingo 8 de noviembre di por invitación una conferencia organizada por judíos mexicanos en Día Limud. Hablé de lo relatado por Netanyahu y recalqué que la cuestión de peso es que OLP/Fatah, hoy la ‘Autoridad Palestina,’ fue creada por un autor del Holocausto, y que esta información es el talón de Aquiles de los enemigos de Israel. Ahí presente, José Hamra Sassón, exigió en ese momento que yo presentara una cita bibliográfica—una sola, la que fuera, de un académico, quien fuera, ¡pero una!—que afirmara que Husseini había tenido cosa alguna que ver con la creación de OLP/Fatah. …Hasta que el público entero no lo abrumó a gritos, ni el moderador ni yo pudimos recobrar el control de mi plática.

Aquiles, guerrero mítico, peleando bajo protección de aguas mágicas con las cuáles, de bebé, lo ungiera su madre, era—casi—invencible. ¡Pero no le habían mojado el talón! Una flecha envenenada encontró un día ese talón y lo mató. De ahí la usanza popular: cualquiera, por fuerte que parezca, tiene su ‘talón de Aquiles.’ También los enemigos de Israel. El pasado mes de octubre Netanyahu los descalzó.

Érase noviembre de 1941, relató el primer ministro en conferencia, cuando Hajj Amín al Husseini, arrastrando una estela de matanzas antisemitas que habían construido su prestigio, entró triunfal a Berlín para reunirse con Adolfo Hitler. Husseini, árabe palestino y muftí de Jerusalén, de gran influencia en todo el mundo musulmán, era visto en Berlín como “líder futuro de todos los árabes y musulmanes, destinado quizás a revivir el califato islámico.”[1] Llegado a Berlín, Husseini convenció al dictador alemán de no expulsar judíos europeos al Mandato Británico de Palestina. Mejor quémalos. Eso, dijo Netanyahu, empinó la decisión nazi de exterminio total.[2]

¿Qué?

Apareció como relámpago en vitrina mediática un tropel de ‘autoridades’ discordes gritando que eso era mentira, que no hacía falta convencer a los nazis, y de remate, absurdamente, que Netanyahu estaba “absolviendo a Hitler.”[3] Reviró él: la intención no fue ésa, sino reconocer el papel de Husseini en la organización del Holocausto. Los medios reportaron esto—nuevo absurdo—como “retracción.”

Es abundante, hasta redundante, la documentación histórica sobre la participación de Husseini, al más alto nivel, en el Holocausto, tan conocida al cierre del magno conflicto que los parlamentarios británicos pidieron a voces su juicio en Nuremberg por crímenes de guerra y contra la humanidad.[4] La oportunidad de oro para educar al público, que desconoce todavía esto, fue el reportaje sobre el comentario de Netanyahu. Pero los medios aventaron reflectores sobre un detalle baladí—¿de quién fue primero la idea de genocidio?—y nos desviaron de lo importante: que Husseini fue un gran exterminador nazi de judíos.

¿Por qué tan importante? Porque Husseini es:

1) el reconocido (e idolatrado) padre del movimiento árabe palestino;

2) el mentor de Yasser Arafat y Mahmud Abas, para quien procuró entrenamiento nazi alemán; y

3) el creador de OLP/Fatah, hoy la ‘Autoridad Palestina.’

Luego entonces, el afamado ‘Proceso de Paz’ busca separar un predio vital de Israel—del refugio judío de exterminio—y dárselo ¡a los herederos políticos de los exterminadores!

Semejante proceso no puede traer paz a los judíos, blanco genocida de OLP/Fatah. Tampoco a los árabes palestinos, convertidos por OLP/Fatah—como hicieron los nazis con los alemanes—en carne de cañón.

Helo aquí el talón de Aquiles de quienes buscan prestigiar a la ‘Autoridad Palestina’ y deslegitimar a Israel.

Pues semejante campaña requiere de apoyo político: masa crítica. Para que muchos occidentales avienten el hombro y sumen sus kilos a la presión sobre Israel—y para que muchos israelíes se dobleguen—debe pintarse a la ‘Autoridad Palestina’ en tal que libertadora de un pueblo oprimido, y no en tal que sucesora genocida de Adolfo Hitler. Más de un occidental se sonrojará de saber que ha venido apoyando a una organización nazi. Por eso, difundir el origen de la ‘Autoridad Palestina’ es enviar una flecha al talón de Aquiles de los enemigos de Israel.

Podemos entonces evaluar una hipótesis: la del ‘control judío’ de los medios. Porque si ‘los judíos,’ como se oye en todos lados, controlan los medios, ¿cómo entonces no difundieron antes el vínculo de los nazis con el movimiento palestino? ¿Y por qué se vuelcan todos los medios contra Netanyahu cuando aquel osa decir pío? Pareciera, más bien, que el bridón corto de los medios es antisemita.

Pero los antisemitas, diría yo, controlan más—mucho más—. Hace 12 años, cuando dije pío y me aplastó un yunque, empecé a formar esta hipótesis.

En aquel entonces, sobre mis méritos de antropólogo enfocado en la historia, psicología, y etnología del conflicto étnico, me habían contratado como profesor de psicología cultural y evolutiva en la Universidad de Pensilvania, y en su Centro Solomon Asch para Estudio de Conflicto Etnopolítico, una creación conjunta de los departamentos de psicología y politología. Un día, indagando sobre la historia del conflicto árabe-israelí, me topé con los orígenes nazis de OLP/Fatah. Cuando publiqué la documentación en Israel National News (Arutz Sheva),[5] mis superiores, luego de informarme que estaba “cometiendo suicidio académico,” cancelaron mis cursos y me negaron la reanudación de mi contrato.

Al parecer eso no bastó: el Philadelphia Inquirer publicó un artículo atacándome y FOX-NEWS buscó rematarme con una sesión de bullying.[6] Estos medios eligieron hablar de cualquier cosa menos de lo que yo había documentado: las raíces nazis de la ‘Autoridad Palestina.’ A juzgar, los poderosos no quieren que estas raíces se conozcan.

La semana pasada me atropellaron esas memorias.

El domingo 8 de noviembre di por invitación una conferencia organizada por judíos mexicanos en Día Limud.[7] Hablé de lo relatado por Netanyahu y recalqué que la cuestión de peso es que OLP/Fatah, hoy la ‘Autoridad Palestina,’ fue creada por un autor del Holocausto, y que esta información es el talón de Aquiles de los enemigos de Israel.

Ahí presente, José Hamra Sassón exigió en ese momento que yo presentara una cita bibliográfica—una sola, la que fuera, de un académico, quien fuera, ¡pero una!—que afirmara que Husseini había tenido cosa alguna que ver con la creación de OLP/Fatah.

Con gusto te la envío, empecé a contestar, pero no pude terminar, pues me interrumpió para exigir que yo citara a ese académico en el instante mismo. Varias veces intenté contestar pero no pude hacerme oír sobre sus interrupciones, cada vez más acaloradas. Hasta que el público entero no lo abrumó a gritos, ni el moderador ni yo pudimos recobrar el control de mi plática. Al terminar, Hamra se lamentó amargamente conmigo de que “tanta gente te siga y te escuche.” Yo conté 26 personas—muchedumbre vasta, intolerable—.

Me acerqué a Hamra más tarde en el pasillo para sugerirle que su comportamiento era consistente con un afán de provocación. Lo negó. El problema, dijo, es que yo no había contestado su ‘pregunta’: no había nombrado a un académico—ni a uno solo—. Muy bien, le dije, Howard Sachar: él explica en Historia de Israel que Al Fatah fue una creación del Alto Comité Árabe de Husseini.”[8] Reviró: “Yo tengo diez académicos que dicen lo contrario.” Esa respuesta, le propuse, era consistente con un afán de provocar. Prometió entonces revisar el libro de Sachar.

Yo tomé una flecha de su aljaba y le pedí que me diera, de aquella presunta multitud de académicos que disputan el papel de Husseini en la creación de OLP/Fatah, el nombre de uno. Pareció entonces haber cierta dificultad para escoger uno solo, pero al final dijo: Barry Rubin. Prometí revisarlo.

El último libro del recién fallecido Barry Rubin, escrito con Wolfgang G. Schwanitz, trata el tema de la relación entre los movimientos musulmanes y los nazis, y figuran protagónicamente Husseini y Arafat. Sobre la relación entre estos dos, los autores escriben:

“El 29 de diciembre de 1968, en una junta en la casa del ex-muftí cerca de Beirut, al-Husaini ungió a Arafat como su sucesor. El movimiento [palestino] sería dirigido en secuencia por estos dos líderes, y por sus filosofías y métodos similares, por unos asombrosos ochenta y tres años, desde que al-Husaini se convirtiera en el gran muftí en 1921 hasta la muerte de Arafat en 2004. En diciembre de 1968, Arafat, de treinta y nueve años, líder del grupo guerrillero Fatah, estaba a punto de apoderarse de la OLP, antes dominada por el colaborador nazi Abd an-Nasir. Pero el éxito de Arafat sería más seguro si recibía el apoyo del ya septuagenario al-Husaini. Al-Husaini dio su bendición luego de instruir a Arafat durante varias horas sobre cómo destruir a Israel para remplazarlo con un Estado árabe palestino. En tan solo semanas Arafat controlaba ya el movimiento tan completamente como lo había hecho al-Husaini.”[9]

En su blog, intitulado Frente al Espejo – Coexistencia Israel-Palestina, Hamra escribe que “desconocer orígenes, por omisión o dolo, es una forma de crecer en falta.”[10] Este principio parece tener una excepción: los orígenes de OLP/Fatah. Porque desconocer estos orígenes es tan importante para Hamra que organiza disturbios si alguien los menciona, y se justifica en la autoridad de historiadores que, como vemos aquí, ni siquiera lo avalan.

Antes de irme, Hamra me explicó que mi trabajo es peligroso porque “crea enemigos.” Es decir que yo invento (gratuitamente) enemigos donde no existen (véase: OLP/Fatah). Y eso, me dijo, “es lo que hacía Hitler.”

Otra vez el mismo patrón: nada más se menciona la relación entre Husseini, un exterminador nazi de judíos, y OLP/Fatah, hoy la ‘Autoridad Palestina,’ los responsables de los medios pierden el control de sus bocas. Sugiere que éste es realmente el talón de Aquiles de los enemigos de Israel.

¿Quieres defender a Israel? Comparte el dato. Y estarás defendiendo también—ojo—a los árabes palestinos, pues ellos a diario son oprimidos y violentados por OLP/Fatah, como puede esperarse de una organización creada por nazis.

FUENTES
[1] Rubin, Barry; Schwanitz, Wolfgang G. (2014-02-01). Nazis, Islamists, and the Making of the Modern Middle East.Yale University Press. Kindle Edition. (p. 5).
[2] “Palestinian mufti convinced Hitler to massacre Europe’s Jews, Netanyahu says”; Jerusalem Post; 21 October 2015.
http://www.jpost.com/Israel-News/Politics-And-Diplomacy/Palestinian-mufti-convinced-Hitler-to-massacre-Europes-Jews-Netanyahu-says-427592
[3] “Did Netanyahu absolve Hitler and trivialize the Shoa?”, from THE NETANYAHU BOMBSHELL: Founder of Palestinian movement instigated the Holocaust; Historical and Investigative Research; 10 Nov 2015; by Francisco Gil-White
http://www.hirhome.com/israel/nazis_palestinians_3.htm
[4] Gil-White, F. (2014). El Colapso de Occidente: El Siguiente Holocausto y sus Consecuencias (Tomo 1: Hajj Amin al Husseini). México, DF: FACES (Fundación para el Análisis del Conflicto, Étnico y Social).
“Is this true?”, from THE NETANYAHU BOMBSHELL: Founder of Palestinian movement instigated the Holocaust; Historical and Investigative Research; 10 Nov 2015; by Francisco Gil-White
http://www.hirhome.com/israel/nazis_palestinians_2.htm
“How did the ‘Palestinian movement’ emerge? The British sponsored it. Then the German Nazis, and the US.”; from UNDERSTANDING THE PALESTINIAN MOVEMENT; Historical and Investigative Research; 13 June 2006; by Francisco Gil-White
http://www.hirhome.com/israel/pal_mov4.htm
“THE NAZIS AND THE PALESTINIAN MOVEMENT: Documentary and discussion”; Historical and Investigative Research; 26 July 2013; by Francisco Gil-White
http://www.hirhome.com/israel/nazis_palestinians.htm
[5] Para ver una mejor versión de la documentación publicada en Israel National News:
“How did the ‘Palestinian movement’ emerge? The British sponsored it. Then the German Nazis, and the US.”; from UNDERSTANDING THE PALESTINIAN MOVEMENT; 13 June 2006; by Francisco Gil-White
http://www.hirhome.com/israel/pal_mov4.htm
El artículo original publicado en Israel National News:
“Op-Ed: Whitewashing the Palestinian Leadership-Part II: The Ancestry of Fatah”; Israel National News; Tuesday, June 17, 2003; by Francisco Gil-White
http://www.israelnationalnews.com/Articles/Article.aspx/2405
[6] “PROFESSOR SAYS HIS VIEWS MAY COST JOB: Penn officials deny academic freedom is at issue. They point to questions about the quality of his research and teaching”; Philadelphia Inquirer; Feb. 11, 2005; by Patrick Kerkstra, Inquirer Staff Writer
Para leer el texto de este artículo, y un análisis del mismo, ver:
http://www.hirhome.com/phil.htm
Dr. Francisco Gil-White is interviewed by Hannity & Colmes (FOX-NEWS); Historical and Investigative Research; February 2015.
http://www.hirhome.com/fox.htm
[7] http://limudmexico.org/dia-limud-2015/
[8] Howard Sachar escribe:
“…en febrero de 1967 el líder [Ahmed Shukeiri] de la OLP [Organización para la Liberación de Palestina] fue herido en un atentado. Por el momento, entonces, la organización estuvo parcialmente inmovilizada por intrigas de facción.
No fue así con un grupo palestino rival, y todavía más radical basado en Siria: Fatah (el Movimiento de Liberación Árabe), organizado varios años atrás por veteranos del anterior Alto Comité Árabe del muftí [Hajj Amín al Husseini].
Desde el principio, la reputación de Fatah dependía del éxito de su enfoque tradicionalista musulmán de yihad contra Israel, y de los métodos convencionales de infiltración.”
FUENTE: Sachar, H. 1982 [1976]. A history of Israel: From the rise of Zionism to our time. New York: Knopf. (pp.619, 698)
Poco después, Al Fatah se comió a la OLP:
“Para [1970]… la fragmentación de la filas de las guerrillas determinaba la naturaleza alterada de su ofensiva contra Israel. Nominalmente, la mayoría pertenecía a una federación coordinadora paraguas, la Organización para la Liberación de Palestina. Sin embargo, esta organización de preguerra dominada por Egipto había sido seriamente lisiada en la debacle de junio y su líder, Ahmed Shukeiri, había tenido que retirarse. Desde entonces, la OLP no había revivido tanto como visto una reencarnación total de membrecía y misión bajo el liderazgo de Yasser Arafat. Consistiendo, ostensiblemente, de representantes de todas las organizaciones guerrilleras, la OLP en su forma resurrecta estaba casi completamente dominada por Fatah, y Arafat mismo era el presidente de su ejecutivo. En este rol fue invitado a participar en las reuniones de la Liga Árabe y ganó subsidios enormes de los ricos países petroleros como Arabia Saudita, Kuwait, y los emiratos del Golfo Pérsico.”
FUENTE: Sachar, H. 1982 [1976]. A history of Israel: From the rise of Zionism to our time. New York: Knopf. (p.698)
[9] Rubin, B., & Schwanitz, W. G. (2014). Nazis, Islamists, and the Making of the Modern Middle East. New Haven & London: Yale University Press. (p.238)
NOTA: Los autores documentan la junta con reportes contemporáneos de la inteligencia libanesa.
[10] Frente al Espejo – Coexistencia Israel/Palestina [Consultado noviembre 15, 2015]
http://espejoalfrente.blogspot.mx/

Aquí les dejamos la conferencia de Francisco Gil White en Limud:

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend