Inicio » Destacado » Andrés Roemer vuelve a la UNESCO por la puerta grande. Sus palabras al recibir la Embajada de Buena Voluntad

Andrés Roemer vuelve a la UNESCO por la puerta grande. Sus palabras al recibir la Embajada de Buena Voluntad

Enlace Judío México- Andrés Roemer, miembro de la Comunidad judía de México, acaba de colocarse en la historia de nuestro país como el primer mexicano en ser designado Embajador de Buena Voluntad para el Cambio Social y el Libre Intercambio de Conocimiento”  de la UNESCO.

El viernes 8 de septiembre del año en curso, Roemer recibió el nombramiento en Paris, de manos de Irina Bokova, Directora General de la UNESCO.

Éstas son las palabras del creador y fundador de la “Ciudad de las Ideas”:

“Las palabras que escogemos, la manera en que las expresamos, el lugar en el que actuamos, lo que decimos y lo que no, revela características de quién somos, también revela la cosmovisión de como pensamos y entendemos al mundo.

Déjenme empezar con una palabra que es la más significativa con la que tratamos, que tiene que ver mucho con esta particular y sagrada institución, que es la gratitud. Cuando vas a Inglaterra o a EEUU, ellos te dan como regalo la palabra “thank you”. Pensar, usar la razón.

Cuando vas a Francia te dicen “merci”: tener simpatía, empatía, compasión, entendimiento, consideración, sentir al otro.

En México, Italia o España y te dicen “grazia”: que estés lleno de vida, de energía, de intenciones.

Si eres un creyente de Dios, Él te dio gracia. Si eres un creyente de Darwin, la selección natural te dio gracia.

En Portugal, Brasil o Japón incluso, te dirán “arigato” u “obrigado”: ellos tienen la obligación de agradecerte porque reconoces al otro.

Hoy quiero comenzar de manera breve diciéndoles en todas las cosmovisiones, a la Dra. Irina Bokova y a esta institución que tan noble es: Gratitud, muchas gracias.

Exactamente un día como hoy, pero de 1941, un gran hombre llamado Thomas Mann, que se volvió 8 años después un Premio Nobel de Literatura, escapó de la Alemania Nazi, se estableció en Pasadena y desde ahí creo un programa llamado “Escuchen, alemanes”. Y a través de la BBC en Alemania, transmitió alrededor de 25 programas.

Él dijo algo muy importante para nuestros tiempos: “Sí, tenemos líderes terribles, pero deben de ser cuidados cuando muestren la parte importante de la cuestión: a la ciudadanía. De hecho los líderes son los seguidores. Mucha gente alienta y apoya, pero también desiste. Y la información que tienen ustedes no es libre. Ustedes no saben lo que verdaderamente está pasando”.

Basados en eso, el fundador de la UNESCO, Julian Huxley, dijo algo similar. Si leen su libro sobre los principios y filosofía de la UNESCO, habla mucho de ello en la página 31. Hoy es muy relevante, más que nunca, porque dice: “La educación y la alfabetización son muy importantes. Si quieres de verdad acceso y empoderamiento para todos los ciudadanos, es una condición necesaria, mas no suficiente”

Se pregunta Huxley: “¿Cuántas personas educadas con doctorados han seguido a líderes terribles como Mao o Hitler?”. Por lo que hay un paso más que hacer en la alfabetización y eso tiene que ver con un flujo libre de conocimiento. ¿Y a qué me refiero con esto?

Quiero invitarte a que hagan un pequeño ejercicio. Imagina que, por unos segundos, que cuando entres a este lugar con estas personalidades distinguidas, olvidas todo. Que no recuerdas ni siquiera qué o quién eres, que no tienes idea de nada. Pero recuerdas solo algo: que eres humano.

De que estás muy consciente de ti mismo de otros seres humanos, de ésta y las generaciones siguientes; de las culturas y de todo lo que te rodea en el mundo. Eso es lo único que sabes.

Ése es el estado mental, 24/7, que con gran responsabilidad, los invito a  tener, pero que yo tendré también como Embajador. Porque creo de manera muy determinada que si queremos cambiar a la sociedad para mejor, nunca será a través de muros, drones o armas.

Si queremos acabar con el racismo y su violencia, con la discriminación y el odio.

En 1945, cuando Churchill era Primer Ministro de Gran Bretaña, dijo que deberíamos de comenzar en las mentes de los seres humanos a construir y defender la paz.

Ustedes son los únicos que lograran la paz, no será a través de divisiones. La única manera será a través de una manera crítica. Será retando al statu quo. No crean en lo que siempre han pensado. Tienen que pensar nuevas preguntas y olvidar las viejas respuestas. Debe haber un flujo libre de conocimiento. Ésa será la única manera en la que se podrá cambiar a la sociedad.

Thomas Mann murió en 1957. Julian Huxley murió en 1975. Pero sus ideas no, y hoy nos sentimos más responsables de llevarlas a todos los lugares, porque su punto era muy claro. No es sobre “América primero”, o “China primero”; o esta religión o aquella, o lo que sea. Es sobre la humanidad.

Sobre cada individuo en cada esquina del mundo. De hablar y de no estar callado. De tener el coraje de hacer conocimiento libre de cualquier tipo de prejuicios.

Querida Irina Bokova, comparto contigo valores y lo que mencionaste: la responsabilidad. Y hablando del lenguaje, este viene de la habilidad de responder. Espero no alcanzar tus expectativas, sino de superarlas. Gracias.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend