Inicio » Noticias » Ciencia y Tecnología » Una inyección que derrite la grasa es prometedora contra la obesidad

Una inyección que derrite la grasa es prometedora contra la obesidad

Enlace Judío México.- Mientras que una inyección de Botox alisa las arrugas, esta startup médica de Jerusalem está desarrollando una inyección que no solo alisa, sino que literalmente derrite las células grasas. Sin embargo, a diferencia del Botox, el enfoque de quema de grasa de Raziel tiene el potencial de hacer mucho más que simplemente hacerte lucir mejor.

BRIAN BLUM

No es ningún secreto que la obesidad se ha convertido en una epidemia mundial. Se espera que el costo de tratar la obesidad solo en los Estados Unidos aumente de $ 325 mil millones en 2014 a $ 555 mil millones por año en 2025. La World Obesity Federation predice que habrá 2.7 mil millones de adultos obesos y con sobrepeso en ese momento.

En pocas palabras: un tercio de la población mundial tendrá sobrepeso u obesidad en menos de una década.

Estados Unidos ya llegó a ese punto en 2014. Pero incluso en países en desarrollo como Egipto se prevé que saltará a niveles similares de obesidad en el mismo período de tiempo si nada cambia.

Raziel Therapeutics puede ser una empresa pequeña hoy en día, pero tiene grandes ambiciones ya que enfrenta el desafío de la obesidad de frente.

Hoy no hay medicamentos para la obesidad que funcionen bien y hagan que el mundo sea más saludable“, dijo el CEO de la compañía, Alon Bloomenfeld, a ISRAEL21c.

La droga de Raziel hace dos cosas cuando se inyecta. “Primero elimina las células grasas en sí mismas. Luego pospone la proliferación de nuevas células de grasa“, explica Bloomenfeld.

La medicación de Raziel funciona mediante la generación de calor para consumir parte del ácido graso libre que producen las células de grasa en el cuerpo, lo que a su vez reduce el tejido adiposo.

Al igual que Botox, las inyecciones de Raziel se dirigen a áreas específicas del cuerpo; no es una píldora que actúa en general, explica Bloomenfeld. Y aquí hay otra coincidencia: el tratamiento solo dura un período de tiempo limitado. Bloomenfeld estima que el tiempo es de seis a nueve meses, aunque dice que sabrá más después de las pruebas de la Fase IIa de la FDA, programada para comenzar más adelante este año.

Ninguna droga dura para siempre“, señala Bloomenfeld. “El cuerpo encuentra formas de recuperarse“. Por lo tanto, tendrá que recurrir a su médico regularmente para obtener nuevas vacunas. Esa es una similitud más con Botox: Bloomenfeld espera que la inyección finalmente esté disponible en las oficinas de los médicos.

Los resultados del primer ensayo clínico estadounidense de Raziel son alentadores. Mostraron una reducción del 30 al 50 por ciento en la grasa subcutánea en el sitio tratado después de una sola inyección.

Descubrimiento accidental

Bloomenfeld no es un científico; tiene 20 años de experiencia en la gestión de nuevas empresas, 10 en biotecnología y 10 en alta tecnología.

El cerebro médico detrás de Raziel Therapeutics es el Prof. Shmuel Ben-Sasson, a quien se le ocurrió la idea mientras enseñaba en la Escuela de Medicina Hadassah de la Universidad Hebrea en Jerusalem.

Ben-Sasson estaba trabajando en un tratamiento completamente diferente cuando notó por accidente que cuando su medicamento se inyectó en ratones, el tejido adiposo desapareció. Ben-Sasson no es ajeno a la escena de las startups. Sus empresas anteriores incluyen Tiltan Pharma, que desarrolla medicamentos contra el cáncer; Chiasma, que se dirige a pacientes que sufren de acromegalia (un trastorno que resulta del exceso de hormona de crecimiento); y Keryx Biopharmaceuticals, que desarrolla medicamentos para la enfermedad renal.

Los fondos para Raziel, que se lanzó en 2012 y ahora cuenta con un equipo de siete, han llegado tan lejos de Israel Innovation Authority, la firma de capital de riesgo enfocada en la atención médica Pontifax y la Incubadora de Tecnología Van Leer. La compañía tiene su base en el Parque Médico Biotecnológico de la Universidad Hebrea de Hadassah Medical Center en Jerusalem.

El tratamiento de Raziel está diseñado para ser más seguro que la cirugía bariátrica, cuyos efectos adelgazantes Bloomenfeld dice “duran quizás un año, y luego puede volverse peor de lo que era antes” a menos que cambie lo que come y cómo hace ejercicio después de la cirugía. El medicamento, dice, funcionará independientemente de lo que comas o hagas, pero “cambiar tu estilo de vida en paralelo aumentará el efecto del tratamiento“.

Eso se hace eco de lo que dice Johanna Ralston, directora ejecutiva de la World Obesity Federation. Ya se trate de cirugía o de eliminar células grasas con terapia de calor, todo “tiene que ofrecerse junto con otras formas de control de peso”. A cada individuo individual se le deben ofrecer múltiples intervenciones“.

Bloomenfeld cuenta con una de esas intervenciones provenientes de Raziel Therapeutics.

Fuente: Israel21c – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

2 Comments

  1. Mario Sterman dice:

    Como ingeniero quíumico que alguna vez trabajó en PFIZER ,no comparto los conceptos nada científicos que se refieren a la quema de las grasas,menos aún a su disolución ,ya que la medicina propuesta NO actúa como un solvente similar a los derivados del petróleoy si así fuera ,cómo actuaría el organismo para eliminar la grasa disuelta ? .Creo humildemente,que la única forma de reducir las grasas del cuerpo,es a través de la acción metabólica.

  2. Martha dice:

    Yo La Quiero Comprar Enlacejudio quien La Vende.!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend