Inicio » Destacado » Los 8 verbos básicos del sexo. Esther Perel en La Ciudad de las Ideas

Los 8 verbos básicos del sexo. Esther Perel en La Ciudad de las Ideas

Enlace Judío México- En La Ciudad de las Ideas 2017 Beyond X, Esther Perel, experta en relaciones humanas y sexualidad, impartió el taller “Todo lo que siempre quisiste saber sobre el sexo y nunca te atreviste a preguntar”.

En él, esta psicoterapeuta belga, que habla nueve idiomas, dio un verdadero manual de las relaciones eróticamente inteligentes, en el cual incluyó los “8 verbos básicos del sexo”, que podrán conocer a continuación.

EL SEXO EN LA FAMILIA

Perel inició el taller preguntando a los participantes si el sexo en su familia era un tema central o periférico (poco importante). Pocas manos se alzaron cuando mencionó la palabra “tema central” y entonces la psicoterapeuta cuestionó progresivamente a la audiencia: ” Si la sexualidad fue usada, abusada o violada en su familia, aún creen que era poco importante?” “¿Y si hubo infidelidad en la familia, el tema es central o no lo es?” “Si este tema fue apenas hablado, secreto o mencionado con chistes, ¿aún creen que no era central?” Poco a poco fueron aumentando las manos alzadas hasta completar la casi totalidad de la audiencia, mostrando que no existe una sola familia en la cual el sexo no fuera importante.

¿QUÉ Y CÓMO APRENDISTE ACERCA DEL SEXO?

La sexualidad se vive en silencio, con bastante culpa y vergüenza. “Y después nos cantan que es algo bello, que hay que disfrutarlo, que implica intimidad y conexión”, dice Perel. Así que preguntémonos: ¿dónde y cómo aprendemos el lenguaje del cuerpo, este lenguaje que hablamos 18 meses antes de decir una sola palabra?

LOS 8 VERBOS BÁSICOS DE LA SEXUALIDAD. VOCABULARIO BÁSICO EN LAS RELACIONES CON UNO MISMO Y CON OTROS.

Cuando aprendemos un idioma, dice la ponente, lo primero que hacemos es aprender los verbos básicos para poder empezar la comunicación. Los ocho verbos básicos del sexo son:

1- Pedir. En tus relaciones contigo mismo o con otros, ¿sabes cómo pedir? ¿sabes qué pedir? ¿sientes que si algo pides, lo vas a recibir? – ¿o siempre has pensado: “Yo no pido nada” o “Yo no se´qué pedir”?

2- Tomar. Cuando eres niño, sabes qué es tomar, pero luego desaprendes. Para saber tomar, hay que tener auto estima.

3- Recibir. ¿Te sientes cómodo al recibir, al saber que alguien tiene el poder de dar? ¿Tienes la vulnerabilidad, la confianza para recibir?

4- Dar. ¿Dar te provoca placer o culpa? Es generosidad vs contabilidad.

5- Compartir.

6- Imaginar. Es juventud, curiosidad, salir de uno mismo,um imaginario erótico donde soy otro.

7- Jugar.

8- Negar. Si no sabes decir no, no sabrás decir sí.

Te toca preguntar(te): ¿Cómo me siento con cada uno de estos verbos? ¿Cuál me sale fácil? ¿Cuál tengo que desarrollar? ¿Cuál me destruye?

EL SENTIDO DEL SEXO

Sexualidad es experiencia, no rendimiento.

No es lo que hacemos, es el lugar dónde vamos.

No tiene que ver con estadística, es la calidad de la experiencia.

Por primera vez, la sexualidad se concibe como un proyecto de auto definición de mí mismo: qué valor tiene, qué importancia tiene, qué sentido tiene y cómo lo quiero expresar.

EL SEXO HOY

La expectativa exagerada proviene del gran experimento en el cual se ha convertido hoy el sexo, por primera vez en la historia de la humanidad: queremos estar en una relación duradera con una persona con la cual tenemos una relación por placer y por intimidad.

Nunca hemos hecho esto anteriormente, y no se resuelve con tecnología, ni con Victoria’s Secret.

De hecho, dice Perel, no existe Victor’s Secret, así que ya entendemos cuál de los dos sexos tiene la responsabilidad de hacer durar la relación.

SEXO VS EROTISMO

Los animales tiene sexo y nosotros una vida erótica. El erotismo es la sexualidad transformada por la imaginación humana.

Lo que tengo que imaginar no son actos, gestos, sino cómo me quedo interesado en mí mismo o en otros.

El sexo está limitado, el erotismo es infinito y no tiene nada que ver con el acto.

Puedes tener múltiples orgasmos, una excitación intensa y gozo sin tocar a nadie, solo imaginando.

EL MITO DE LA MUJER DOMÉSTICA

Nos han enseñado que los hombres necesitan más variedad, novedad y conquistas y que la mujer son seres domésticos que gustan del hogar y la seguridad.

“Y siempre me he preguntado” dice la psicoterapeuta, “si la mujer no quiere ir a ningún lado, ¿por qué en tantos países del mundo la tienen encerrada? ¿A quién le conviene este mito?”

“Quizás” dice Perel “no es que la mujer no esté interesada en el sexo mismo, sino en el sexo que puede tener“.

“¿Y quizás las mujeres son las que más se aburren con la monogamia?”

Para saber más, ve nuestros videos, el sitio web estherperel.com. y La Ciudad de las Ideas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend