Inicio » sin-categoria » Sobre la Poesía Parte II

Sobre la Poesía Parte II

BECKY RUBINSTEIN

II POESÍA DE AUTORES NO PARA NIÑOS ADOPTADOS POR LOS NIÑOS

Las editoriales mexicanas se han abocado, a la manera de un rescate, a la publicación de textos de autores clásicos modernos, como:

a) Alfonso Reyes , regiomontano, aparece en Versos de a Montón, antología de
Esther Jacob, con su poema Árboles:
“Los álamos y los sauces, los enebros, los encinos, hayas, mangles, cedros, pinos…
Árboles, árboles, árboles, parasoles de beduinos, o policìas formados al borde de los caminos.

b) En la misma antología aparece Josè Juan Tablada con Los gansos:

“Por nada los gansos tocan la alarma en sus trompetas de barro”.

c) Rosario Castellanos, chiapaneca, nacida en el siglo XX. De En un paìs remoto

presentamos :

“Los niños me bautizan MARIPOSA y organizan cacerìas para prenderme y cuando creen haberlo conseguido tiienen entre sus dedos sòlo el POLEN DORADO de mis alas.

Tambièn: SEÑORA de los vientos, garza de la llanura cuando te meces canta tu cintura.

d) En Al tequerreteque. Sabinès para niños, del chiapaneco poeta, encontramos:

“ No me diga nada usted; se empieza a dormir mi pie. Voy a subirlo a mi cuna antes de que venga la tìa Luna. Tararì, tuì, tuì.”

Tambièn: La niña morena y flaca:

La niña toca el piano mientras un gato la mira. En la pared hay un cuadro con una flor amarilla. La niña morena y flaca le pega al piano y lo mira mientras un duende le jala las trenzas y la risa. La niña y el piano siguen en la casa vacìa.”

e) En Poetas tabasqueños, selección de Luz Marìa Chapelas, encontramos a

Carlos Pellicer, insigne poeta, con “Asì decìa este cantar a la luna se la lleva el viento al otro lado del mar

Tambièn: “Es tan jaguar el sol que pasa silencioso”.

Josè Gorostiza nos brinda a su vez, dentro de la misma colección,: “Salen las barcas al amanecer, No se dejan amar, pues suelen no volver o sòlo regresan a descansar”

Tambièn:
“¿Quièn me compra una naranja para mi consolación Una naranja madura en forma de corazòn?”

Y de don Gabilondo Soler, poeta musical orizabeño, un clàsico para los niños, rescatamos Cucurumbè, uno de sus poemas transformados en canciòn Cucurumbè La negrita Cucurumbè, se fue a bañar al mar para ver si las blancas olas su carita podìan blanquear. La negrita Cucurumbè a la plata se acercò envidiando a las conchitas por su pàlido color. Querìa ser blanca como l aluna, como la espuma que tiene el mar

III. MENÙ PARA LOS NIÑOS.

1. NANAS.

Ademàs de las nanas o arrullos tradicionales, inmejorables para nuestros niños, tenemos Nanas de nuevo cuño, como las escritas por Becky Rubinstein, las llamadas Muchas Nanas Mexicanas.
Daremos un ejemplo: “Papaya , sandìa Melòn, chabacano, duèrmete pequeña mientras yo te canto. Naranjas y limas toronjas, limones A dormir mi niños no quiero que llores, Guayabita mìa del mero guayabo duèrmete mi niña, mientras yo te abrazo”.

2. POEMAS CON MANITAS (Difitales)

La Granja es un poema- juego digital- para iniciar a los bebès –con sus manitas o sus

piecitos- y la mìmica de la instructora: mamà, abuela, maestra y un gran etcétera, incluyendo al papà o al abuelo.Y dice: “Cinco pollitos y una gallina duermen juntitos en la cocina Cinco pollitos y una gallina duermen juntitos en una tina.

Para los que se han quedado con ganas de otro, aquì lo tienen: Isabel Suàrez de la Prida es su autora: Y se llama “Patitas”: “Ya jugamos con las manos ya jugamos con los pies que tambièn tienen deditos y contamos hasta diez”.

Y una muestra màs de la maestrìa de Isabel, Isa para sus amigos:
“Este niñito pescò un boquerón este vio un tiburón este dejò escapar una sardina este se echò al mar y con su hermano… se fue a nadar.”

3. RIMAS PARA BEBÈS.

3. De Tere Remolina, integrante de El Grupo CUICA (Cultura Infantil Como Alternativa) recomendamos Los patos:

“Salieron de mañanita todos llevaban su traje los negros eran de raso los blancos eran de encaje. Todos gritaron en coro: -queremos ir a nadar y su mamita les dice: -no, que se van a mojar.”

4. RONDAS.

Hoy dìa tenemos rondas de nuevo cuño bastantes aprovechables por cierto. El Grupo

CUICA, entre otros, se ha esmerado en elaborarlas. La abeja, es un ejemplo:
La abeja zumba y zumba la abeja zumba y zum La abeja zumba y zumba, rezumba y zumba y zum”.(B.R.)

Por supuesto que va acompañada de sonido, mìmica y movimiento, esenciales para desarrollar los sentidos del niño en crecimiento.

5. CANCIONES.

De Isabel Suàrez de la Prida, pionera en el arte de crear para los niños y las niñas de Mèxico- y diremos de los paìses de habla hispana- contamos con Dino, dinosaurio:
Dino Dinosaurio se cayò en un charco grande ¡plaf, plaf, plof Dino Dinosaurio estrellas vio y dijo: “Aquì es el cielo, ¡plaf, plaf, plof!

6. POEMAS:

Traemos a colación a Roberto Lòpez Moreno, autor chiapaneco de altos vuelos, autor, entre otras cosas, de Versitlàn –con ilustraciones , magnìficas, por cierto de Leticia Ocharàn- del cual extraemos Juan Pescador, ya para mayorcitos: “Juan Pescador fue a pasear en un pedazo de cielo. Soltò un càñamo al azar en la orilla del espejo pero e quiso asomar y absorto alcanzò a mirar cuando tragaba el anzuelo.”

Martha Madrigal, tambièn chiapaneca, nos regala dos poemas, a saber:

“El gorriòn diminuto flautista de la emoción”.

“El elefante pintado de gris un castillo ambulante con nariz”.

POESìA DE NIÑOS PARA NIÑOS:

Los concursos de poesìa han sido un semillero de seguros lectores , de futuros poetas. De Cuento y Poesìa, fruto del segundo Concurso de niñas y niños, tenemos varios ejemplos de no poca calidad:

a) Poesìa al gato (concursante anònimo)
Soy el gato que maulla en la noche soy el gato que junto a ti siempre està soy el gato que por ti llora soy el gato que jamàs, jamàs te dejarà

b) Fantasìas de Sergio Correa Guerrero (10 años)

“Caminando por el mar de tela donde hay muchos peces vela, Con los peces de colores tiburones del mar señores En ese cielo tan grande hay muchas nubes bonitas y un campo con margaritas el arco iris se expande… Esos grandes elefantes se van como caminantes Ese elefante es feliz, al jugar con la lombriz.”

c) El niño sol de Citlally Hidalgo Banderas.

“Muy tempranito en la mañana el niño sol se levantò amarillo y despeinado a juguetear con las hojas y los pajaritos del árbol, Al mediodìa entre las flores,º vuelan las mariposas y el sol se queda dormido en medio del firmamento,º Por la tarde al despedirse, lanza sus ùltimos rayos y con los ojos cansadis se esconde detràs de un cerro.”

CONCLUSIÒN

La respuesta a tanta pregunta concatenada es simple: la poesìa existe y està tan fresca como flor de mayo. La poesìa existe, no como mero adorno, sino como parte de la esencia humana y el poeta existe para dar fe de la misma.. Ademàs, y sobre todo, para auto expresarse., como bien afirma el multilaureado poeta argentino Juan Gelman, quien dice: “No creo que se escriba poesìa porque no se ha sido feliz. Hay poetas que han sufrido grandes tragedias, como Paul Celan, pero hay otros a los que nunca les pasò nada malo en la vida como (Carlos) Drummond de Andrade. Uno escribe por necesidad,por una necesidad de autoexpresiòn”. (Reforma, 30 nov., 2 007, 9)

En el ensayo periodìstico intitulado “El baile de la evolución, o còmo empezò el arte (The New York, Times, sàbado, diciembre, 8, 2 007) encontramos que: “En un simposio realizado, en octubre, en la Universidad de Michigan, Ellen Dissanayake, acadèmica independiente afiliada a la Universidad de Washington, en Seattle, ofreciò su tesis de gran alcance, en la que mezcla con destreza temas familiares con lo radicalmente nuevo. Segùn su opinión, el impulso artìstico es inherente al ser humano, un rasgo tan antiguo, universal y persistente que, casi con toda seguridad, es innato”. Y luego agrega: “La elaboración de arte consume enormes cantidades de tiempo y recursos (…) extravagancia que no se esperarìa de un desarrollo secundario en la escala evolutiva”, reflexiòn que aclara el por què de la obsesión del poeta, y de los poetas de todas las generaciones, de engarzar palabras en busca de un sentido y no como mero ejercicio huero y falto de direcciòn.

La misma estudiosa, incluso se atreve a afirmar -lo que confirma nuestra hipótesis, del papel materno en la gènesis de la poesìa- “que se pueden encontrar las raìces de muchos de los fonemas bàsicos del arte, las convenciones estilìsticas y los patrones tonales, en la màs primigenia de las complicidades: la interacción ìntima entre madre e hijo.”

A partir de la cuna, y de espacios similares –la casa de la abuela, el jardìn de niños, un taller de creación, o de la lectura …- el niño , futuro adulto, habrà de abrebar en la fuente prìstina del autoconocimiento. Y la poesìa es uno de los caminos màs gozosos y naturales para lograrlo.

Para finalizar citaremos a Erika Jong, poeta norteamericana contemporànea –mi poeta de cabecera- quien compara al ejercicio poètico con un ejercicio vital: el de la respiración.

Zen y el arte de la poesìa

Dejo ir la mente. Dejo ir la pluma se mueven las imàgens dentro y fuera de mi boca calmadas con ritmo como el pleamar y el bajamar en posición de Flor de Loto sobre el mundo., levemente con la pluma de la mano que apenas mancha la pàgina sostengo la respiración en la luminosa caja que alberga el tòrax hasta que el corazòn
se transforma en linterna viviente alimentada por mi respiración y la pluma escribe lo que el corazòn anhela y el mundo entero sale se oscurece pero, por fuerza las estrellas clarean abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend