ANDREA MONTIEL

Si pudiera cambiar tu nombre,
te llamaría viento.

Así acariciarías siempre
los contornos de mi cuerpo.

Ya en mi adentro, aunque me ahogaras
te retendría para evitar exhalarte
y transformado en veneno
ese respiro de ti
sería el descanso.

Ilustración: Arnaldo Coen

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈