avatar_default

RODICA RADIAN GORDON*/ EXCELSIOR

15  de septiembre 2011- Hace una semana se inauguró la edición 2011 del Foro Internacional de Vivienda Sustentable, organizado por el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit). En este foro se exponen nuevas prácticas y tecnologías, y se presentan casos de éxito a nivel nacional e internacional en la construcción de viviendas sustentables.

Este año, Israel ha estado representado por algunas de las empresas más innovadoras en el área de energía alterna. Entre ellas, aquellas  que fabrican calentadores solares y eléctricos de agua; empresas que ofrecen tratamiento de aguas residuales comerciales; empresas que ofrecen sistemas de iluminación a través de energía solar; y las que ofrecen soluciones para el tratamiento y reciclado de desechos sólidos para generar energías renovables.

Israel tiene una amplia experiencia y vastos conocimientos en el impulso y perfeccionamiento de las tecnologías ambientales en áreas como energía solar, energía geotérmica, energía de residuos y en el aprovechamiento eficiente de la energía en general. Ya en la década de los 50, Israel fue pionera en el uso de energía solar térmica para la calefacción de los sistemas de agua del hogar.

Por razones obvias, la tendencia actual es el ahorro de energía, el reciclaje y el reuso del desperdicio de aguas empezando por los hogares. Un ejemplo de ello es el reciclaje del agua que se utiliza para el aire acondicionado o las lavadoras por medio de tratamiento de luz. Este tipo de aparatos, desarrollados por compañías israelíes, permite el reuso del agua para los baños y el riego de jardines y tiene el potencial de ahorrar hasta 50% en los costos del agua doméstica.
El uso de energías alternas se ha convertido en una de las prioridades del gobierno israelí. Como parte del compromiso en la cumbre de Copenhague, esperamos reducir nuestra dependencia del petróleo y poner en práctica un plan de acción nacional para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 20% hasta 2020. El desarrollo de tecnologías limpias —utilizando energías eólicas, solares y acuáticas— es parte importante de este esfuerzo.

Además, el descubrimiento reciente de 16 trillones de pies cúbicos de gas natural en el Mar Mediterráneo, frente a las costas de Israel, permitirá el uso de una forma más limpia de energía natural y al mismo tiempo nos ayudará a tener una mayor independencia energética, ya que debido a la situación política en Oriente Medio, Israel no cuenta con las redes eléctricas de sus vecinos.

Como parte de la creciente necesidad de generar energía eléctrica, el kibutz Ketura ubicado en la zona de Eilat, inauguró hace unos meses un campo de generación de energía solar. En la primera etapa este campo puede generar energía suficiente para las necesidades de tres kibutzim en el desierto del Neguev, que es la zona más caliente y árida de Israel. Aunque esta industria  es todavía muy joven, la esperanza es que con mayores inversiones y desarrollo llegue a tener la capacidad de generar una cuota importante de mega watts para la red eléctrica.
*Embajadora de Israel en México

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí