Inicio » Comunidad » Tiempo de hacer y no de callar: Petición para salvar la Autoridad Nacional del Ladino

Tiempo de hacer y no de callar: Petición para salvar la Autoridad Nacional del Ladino

FESELA

Nosotros, los sefaradíes ladino-parlantes, descendientes de los judíos expulsados de España que transformaron el ladino en el símbolo de una cultura judía importante.

Nosotros, los activistas y voluntarios que estamos obrando con el alma y el corazón, en los círculos de ladino en Israel y en muchas otras partes del mundo;

Nosotros, los hijos y nietos de miles de ancestros ladino-parlantes que fueron exterminados en los campos de la muerte durante la II Guerra Mundial, y que su último grito antes de morir fue en este idioma;

Nosotros, los investigadores y promotores de esta cultura en universidades y en centros académicos y culturales; los periodistas, poetas, escritores, artistas y actores que con sus creaciones en ladino contribuyen al florecimiento de la cultura judeo-española; y también todos los que no pertenecemos al público sefaradí pero apreciamos la importancia de su cultura llamamos a la Ministra de Cultura del Estado de Israel, Sra. Limor Livnat y a los miembros de la Keneset, a no anular la Ley de la Autoridad del Ladino y su Cultura. No nos oponemos a la creación de una Autoridad para el Patrimonio de las Comunidades en Israel, según se ha propuesto en la nueva ley; pero pensamos, junto a esto, que la anulación de la ley para la Autoridad del Ladino y su Cultura sería un golpe muy duro a toda la actividad en el campo del ladino que, desde la fundación de la A.N.L hace unos 15 años, está floreciendo en forma muy apreciable aun cuando todavía el camino es largo y hay mucho por hacer.

Los ladino-parlantes somos buenos embajadores, del pueblo judío y de Israel, frente a España y otros países de habla española, que consideran al ladino y su cultura como parte integral de la cultura panhispánica que cuenta con más de 300 millones de personas en el mundo. España, y la UNESCO también, reconocieron al ladino como un tesoro cultural mundial que debe ser mantenido y transmitido a las siguientes generaciones.

¿Justamente Israel puede tomar sobre si la responsabilidad de la anulación de la Ley de la A.N.L., ignorando su importancia y el reconocimiento internacional del que goza la cultura judeo- española?

Preocupados por las consecuencias para el futuro del ladino y su cultura de un paso de este tipo, en Israel y en el mundo, protestamos enérgicamente contra esta iniciativa y exigimos que quede vigente la Ley para la Autoridad del Ladino y su Cultura, sin ningún cambio en su estatuto actual.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *