avatar_default

ITONGADOL

Issac Cohen es el rabino principal de la Asociación Israelita de Venezuela (AIV) y desde su lugar de líder religioso fue uno de los hombres que más acceso tuvo al Gobierno de Caracas.
“No quiero decir que represento oficialmente a la comunidad pero he ido en diferentes oportunidades a Miraflores que es el Palacio del Presidente de la República en oportunidades que quiso hablar con la comunidad”, contó el religioso en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN).
Pese a las diferencias que existen entre la comunidad judía y el gobierno de Hugo Chávez, el rabino Cohen consideró que “hay la posibilidad de tener un canal abierto para manifestar cualquier problema de la comunidad ante el gobierno nacional”.
Asimismo, Cohen aseguró que la comunidad judía de Venezuela “goza de total libertad de culto” y confirmó que “actúa con toda la normalidad y se realizan todos los actos religiosos” tradicionales.
El religioso realizó estas declaraciones durante su reciente visita a Bogotá, donde representantes de la comunidad judía de Venezuela viajaron para participar en un importante homenaje a las víctimas del Holocausto, convocado por la campaña Alcemos nuestra voz: Paz en Tierra Santa, que encabeza William Soto.
Siempre en diálogo con esta agencia, Cohen aseveró que “la vida religiosa en la comunidad no está en nada afectada sino todo lo contrario hay un vuelco mundial a la religión y Venezuela no escapa” a este fenómeno.
“Tenemos gente en la kehila caminando con sombreros y mujeres con pelucas (…) la kehila en general está apegada a sus valores principios y creencias y gozamos de todo el respeto para celebrar cualquier evento judío y social”, enfatizó el líder religioso.
No obstante, el rabino marcó sus diferencias con el Gobierno en cuanto a la visita del presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad al afirmar que “las personas que niegan la existencia del Estado de Israel, que niegan la Shoá no es gente que me caiga en agrado y no le puede caer en agrado al judío en el mundo y menos al judío de Venezuela”.
Cohen resaltó que con los actos como los realizados en Colombia para rendir homenaje a las víctimas del Holocausto judío “se ayuda mucho a cultivar la paz”. “A través de la palabra podemos comunicarnos, hablar y dilucidar cualquier problema y cuando somos hombres de fe nos une un solo Dios que reclama la paz entre los seres humanos”, añadió.
“Creo en la comunicación y siempre podemos dialogar, conversar y expresar nuestras ideas y la verdad que en Venezuela podemos expresas lo que deseamos. Necesitamos unir nuestras fuerzas para dialogar y compartir intereses en común que es el ser humano, la paz y vivir dentro de una cordialidad. Eso es lo que predico y no solo en la comunidad”, resaltó el religioso.
A la hora de explicar las razones por las que la comunidad judía quedó reducida a menos de la mitad en un poco más de diez años, Cohen desestimó que este cambio responda sólo a factores políticos.
“Un número importante de jóvenes se fueron de nuestra kehila a Miami, Israel o Panamá, pero por diferentes motivos, no solo políticos, sino por problemas de inseguridad o para buscar nuevos horizontes en otros países”, explicó.
En cuanto a la vida de la comunidad, Cohen explicó que en Venezuela no hay judíos reformistas ni conservadores. “Aceptamos a todos dentro de sus diferencias pero la orientación es religiosa (ortodoxa)”, indicó.
Respecto del nivel de matrimonios mixtos que existe en Venezuela, el rabino aseguró que “no es muy alto”. “La importancia pasa por tener colegios judíos en la kehila y al tener colegios desde kínder hasta bachillerato, los chicos se conoce en el colegio, se hacen novios, hacen la universidad conjuntamente y terminan en matrimonio”, contó.
Para Cohen, estas condiciones educativas “hacen bajar el porcentaje de matrimonios mixtos”. “Vivir en la Gola cuesta (el exilio, fuera de la tierra de Israel)”, expresó, por último, el rabino Cohen.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí