ABC.ES

Alemania recordó hoy la liberación hace 67 años del campo de concentración nazi de Buchenwald, en el este del país, por las tropas estadounidenses.

Representantes de las autoridades de Turingia y de la comunidad judía de ese estado federado participaron junto al cónsul general estadounidense Mark J. Powell en una ofrenda floral en el antiguo patio de revista del campo.

Cerca de 150 personas se sumaron a este acto en recuerdo de las víctimas del régimen nacionalsocialista, en el que visitaron entre otros lugares el crematorio y el monumento judío.

El campo de concentración, con cerca de 21.000 supervivientes, fue liberado el 11 de abril de 1945, pocas semanas antes del final de la II Guerra Mundial, por los aliados estadounidenses.

Entre 1937 y 1945 fueron recluidos en este lugar en las afueras de Weimar unos 250.000 presos, de los cuales 56.000 perdieron la vida.

La ofrenda floral fue la primera de una serie de actos conmemorativos que tendrán lugar en Turingia en recuerdo de las víctimas del nazismo.

El domingo se espera el encuentro de 50 supervivientes de Buchenwald, procedentes de Alemania y otros países europeos, además de Israel, Australia y Estados Unidos.

En el memorial situado en el antiguo campo de concentración de Mittelbau-Dora se recordará la semana que viene el destino prácticamente desconocido de las etnias gitanas deportadas a este lugar.

Este campo fue creado en 1943 como un anexo al de Buchenwald y en él fueron confinados cerca de 60.000 presos obligados a producir misiles V2 en sus galerías subterráneas.

Uno de cada tres confinados perdió la vida en este campo y el día de su liberación, las tropas estadounidenses sólo hallaron varios centenares de presos.