avatar_default

5.11.2012 – por Mauricio Zieleniec

La escalada de la violencia comenzó hace más de cuarenta días, cuando permanentemente más de un centenar de misiles partieron de Gaza hacia objetivos civiles en Israel. El resto es consecuencia. Una historia que todos ya sabíamos lo que iba a ocurrir posteriormente.

Reflexionando ¿Qué país es atacado con decenas de impactos diarios a sus ciudadanos y no toma medidas, frente a esa situación? Esta es “una crónica ya anunciada y planificada”.

Hace unos días el Primer Ministro de Netanyahu reunió a los embajadores de países extranjeros y les informó que la situación de cerca de un millón de israelíes en el sur del país era insufrible e intolerable y que si los palestinos continuaban disparando cohetes y morteros a poblaciones civiles de Israel, se reaccionaría con la fuerza.

Con la participación de casi todas las fuerzas terroristas en Gaza, encabezadas por Hamas y la Jihad Islámica, el pueblo palestino de dicha franja, sin participación de poder elegir ¿qué hacer?, pasa a ser en parte víctima de los acontecimientos. Nuevamente las fuerzas terroristas hoy en minoría, que ostentan el poder, vuelven a escudarse en su población civil, para realizar actos de terror.

Todo lo contrario ocurre del lado de Cisjordania palestina, que emprende una lucha sin terror (no violencia), con objetivos nacionales, seculares y no integrista.

Más que casualidad es como surgen los hechos; en un enrarecido clima regional, donde en Siria se asesina más de 40.000 ciudadanos en lucha contra la dictadura de Assad, y la oposición logra en años su primera unidad, dejando a Hezbollah del sur del Líbano en un momento de fuerte disminución de su influencia ,salvo por las armas. Hamas que a su vez se retiró de Siria frente a los sucesos, dejando uno de sus mejores sustentos políticos, visto los enfrentamientos armados en la interna de Siria que vislumbran la caída de Assad.

Por otra parte, las encuestas de opinión daban solo un 35% de apoyo a Hamas en Gaza y sumado a ello la imposibilidad de Hamas de dominar otros grupos terroristas de la franja, en su accionar descontrolado, como la Islad Islámica, Al Quad, marcan una desesperada y peligrosa debilidad. En su debilidad prohibió a la organización Al –Fatah en Gaza y la desmembró formalmente. Negó recientemente la entrada a Abbas, presidente palestino de Cisjordania. Boicoteó las elecciones de Cisjordania, pidiendo a sus ciudadanos no votar, cosa que fracasó.

Intenta aprovechar ganar el apoyo de los Hermanos Musulmanes de Egipto para fortalecerse, frente a su nuevo presidente electo Mohamed Mursi, para reordenar sus fracasadas fuerzas y alianzas.

A pesar de todo, Mursi afirmó recientemente que no abriría sus puertas entre Gaza y Egipto si no hay un entendimiento entre Hamas y Abbas de Cisjordania.(siendo Mursi de origen de la Hermandad Musulmana)

Interesante, significa eso, que aunque nadie lo expresa, Egipto también se niega a enviar productos a Gaza, no es solo Israel. Nadie desde el gobierno (Egipto) quiere tratar con grupos terroristas indudablemente. Lo lamentable es que Hamas después de realizar le Golpe de estado en Gaza, los palestinos de esa región, quedaron atrapados por una dictadura terrorista-religiosa y armada.

Paralelamente a ello, el poco dialoguista Netanyahu, un sector conservador y de derecha israelí, acaba de realizar un llamado a elecciones, donde es sabido que en un clima de hostilidades la derecha o extrema derecha, tiende a ganar sin duda dicha consulta.

Se juntaron dos extremos que sus intereses coinciden; por un lado esta situación es conveniente para el LIKUD partido de Netanyahu y su coalición con Líberman de extrema derecha. En la cual los israelíes frente a la inseguridad de los últimos 40 días piden represalias para parar los ataque que sufren a diario, conformando como es natural una psicosis social muy importante, que da pié en las elecciones israelíes a los sectores llamados Halcones.

Pero nos preguntamos ¿Porqué justo con el llamado a elecciones en Israel, Hamas lanza los misiles? Sin duda cuando rige un concepto único y fundamentalista, es que surgen las ideas políticas que “Cunando peor mejor”. ¿Qué significa? Para Hamas integrista-islamista, si Israel tiene a futuro un gobierno de extrema derecha, les permitirá a ellos generar más fácilmente conflictos con Israel. Pero al contrario, con gobiernos israelíes tolerantes, quedarían ellos más desenmascarados en su terrorismo.

Se juntaron ambos intereses, la provocación animosa de Hamas hacia Israel, que resulta imposible de no dar respuesta y los intereses electorales en Israel.

No es la primera vez que Hamas provoca antes de las elecciones.

A todo esto tenemos básicamente el sufrimiento de los civiles palestinos de Gaza en la cuerda floja por su seguridad y a los civiles israelíes que ya lo sufren desde hace 40 días.

En estas condiciones Abbas queda relegado, en su imagen pacifista frente a las beligerancias bélicas de los palestinos de Hamas. No dando pie a el mismo Abbas, de centrar el tema de un Estado Palestino, que Hamas lo rechaza increíblemente, por su extremismo ideológico.

Seguimos aspirando “Dos pueblos dos estados”

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

  1. Muy bien por tu artículo. Sólo una pregunta: ¿Para qué rayos quieres dos pueblos, dos estados? Con ello y sin ello, los retardatarioa continuarán agrediendo a nuestra gente, pero con “legalidad”. Ya lo ves: los “moderados” de Yehuda y Shomron no pueden moverse sin que Hamas los hostigue al grado del asesinato.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí